23 abr. 2015

Los libros interminables de Ajedrez.




Estoy haciendo una revisión a la versión final de mi libro sobre el GM Carlos Torre Repetto y no termina uno de querer agregar una cosa por allí, o un dato recientemente conocido, a pesar de ya haberse entregado la versión final a los que van a hacer la parte final y cosmética del libro, la de formación y presentación, parte fundamental para “enganchar” al lector.
Mientras tanto también estoy terminando el original de la versión actual del libro que ya había publicado sobre el GM Marcel Sisniega, que más que cuadruplicó el tamaño de la pequeña edición que hice en 1994. Ya es un grueso volumen de 450 páginas, excediendo en más de 150 páginas lo que se específico en el contrato. Habrá que discutir con editores, etc,
El del GM Carlos Torre requirió revisar una muy extensa bibliografía y un enorme archivo de copias fotostáticas, páginas escaneadas, y copias de manuscritos en alemán, ruso e incluso ucraniano. Expedientes de hospitales, dependencias de migración, artículos periodísticos de toda índole, mucho material que relata versiones improbables e incluso calumniosas sobre “excentricidades” de ajedrecistas notables como Reuben Fine, Pablo Morphy, Edward Lasker, Robert James Fischer, Kasparov, Tal y el mismo Torre, por supuesto.
El caso es que después, con la información que tengo, pero sin datos duros comprobatorios, a lo mejor me hago una novela por entregas sobre las especulaciones sobre la vida del insigne maestro.
El problema es que no sea algo pastoso. Todavía recuerdo cuando me leí el libro en ruso sobre “La gran guerra patria 1941-1945” de 12 tomos, 10496 páginas, nada menos que en PDF un archivo de 543 megas, editado en 2011 por Editorial Militar en Kuchkovo Pola. Un Vademecum.
También estoy por sacar una edición corregida y aumentada de mi libro de 2012, Desarrollo Humano y Ajedrez, que fue acogido con mucho éxito en una edición por suscripción y que ha sido muy aumentado gracias a las experiencias con “Ponte al Cien” y a las investigaciones realizadas con la colaboración de la facultad y los alumnos de la Facultad de Ciencias de la UNAM y el ESCA del IPN, así como de facultad de las Universidades de diversos países, principalmente Austria, Cuba y Venezuela.
Pero como con el libro de Torre, primero, batallar para que lo quisieran contratar, segundo, batalla para que lo paguen, ahora más lucha para que ya se publique y la más difícil batalla, luchar para que lo lean….