29 dic. 2016

El Campeón Mundial de Ajedrez Alekhine y sus archivos a ser revelados el 1 de enero de 2017.





Según las leyes francesas, los apuntes de Alekhine podrán ser abiertos al público el 1 de enero de 2017.
Algunos historiadores dudan de su autenticidad, pero otros dicen que serán definitivos para establecer si Alekhine colaboró con los nazis, algo de lo que se le acusó en su tiempo, o no.
Durante la Segunda Guerra Mundial, Alekhine participó en varios  torneos “internacionales” en territorios ocupados por los nazis, lo mismo que  muchos jugadores fuertes de esos países y de países neutrales.  Se podría mencionar al estonio Paul Keres, y al sueco Stoltz.  Claro que la participación de Alekhine, ciudadano francés, y expatriado de Rusia, era muy significativa, pues ostentaba el título de Campeón Mundial de Ajedrez, deporte-ciencia que tiene una gran tradición en Alemania y un fuerte arraigo en su población. Pero Alekhine no fue acusado primordialmente de eso.

Pero en marzo 1941, una serie of artículos aparecían bajo el nombre de Alekhine en el Pariser Zeitung, un periódico en idioma alemán publicado en París por los ejército alemanes de ocupación.
En los artículos se decía que los Judíos tenían un gran talento para lograr éxitos deportivos en ajedrez y explotarlo comercialmente, pero que su juego en el ajedrez no reflejaban ninguna señal del arte del ajedrez; describían los artículos a  las teorías de los  hypermodernos,  de Nimzovich, letón primero y luego danés,  y de Richard  Reti como "De una identidad franca y tan desvergonzadamente barata " , simplemente publicitaria difundida por  "La mayoría de seudo blancos - judíos" ; y describían el triunfo de Alekhnie sobre Euwe en 1937 como "Un triunfo en contra de la conspiración judía". 

Alekhine en entrevistas en diarios españoles en septiembre de 1941 también hizo algunas declaraciones antisemitas y hay que recordar que antes de la segunda guerra mundial, el gran maestro austríaco Rudolf Spielmann publicó un “Yo acuso” en revistas internacionales de ajedrez para denunciar las prácticas discriminatorias de Alekhine que hacían que en torneos en que deseaban que jugase  Alekhine, este pedía honorarios extras si eran invitados jugadores judíos (Nimzovich, Lasker y el mismo Spielmann)  y algunos oponentes difíciles para Alekhine como Capablanca.
Antes de la revolución rusa, Alekhine, como parte de la élite social zarista siendo muy joven se dice que participó en algunas actividades antisemitas de los aristócratas zaristas, pero eso nunca le fue probado.
Inmediatamente después de la liberación de París, Alekhine declaró "Tuve que escribir dos artículos de ajedrez para el Pariser Zeitung  para que los alemánes me consintieran el visado de salida “... añadiendo que  fueron reescritos por los alemánes, publicados para tratar el ajedrez desde un punto de vista racial."
 Escribió al menos dos desmentidos adicionales, en una carta abierta a W.Hatton, organizador del llamado torneo de la Victoria en Londres, 1946) y en su libro póstumo “Legado”. Estas tres negaciones son redactadas de manera diferente según citan algunos autores.
Hay rumores, complicados más por archivos de la KGB sobre vigilancia continua de Alekhine en Estoril, Portugal; de que Alekhine pudó ser asesinado y no falleció por asfixia accidental mientras comía en 1946. 

Sobre los archivos que se revelarán, provienen de las libretas de apuntes de Alekhine, escritas por su propia mano y se espera que se aclaré como eran los textos originales de esos artículos.
Jaques  Le Monnier, estudioso experto sobre el tema, una vez escribió : "Nunca será conocido si Alekhine estaba detrás de estos artículos o si fueron manipulados por el editor del Pariser Zeitung."
El Historiador Edward G. Winter, residente en Ginebra, Suiza, anota  que en los artículos en el Pariser Zeitung escribieron mal los nombres de algunos grandes maestros famosos del ajedrez y que esos errores  podían ser interpretados como pruebas de la falsificación o como los intentos por Alekhine para indicar que estaba siendo forzado a escribir las cosas en las que no creyó; pero éstos también sólo podían haber sido los errores de composición, ya que la letra de Alekhine no era fácil leer. Los artículos contenían las afirmaciones (probablemente) incorrectas de que Lionel Kieseritzky (Kieseritsky en inglés, Kizierycki en polaco) era un Judío polaco, aunque (probablemente) Kieseritzky no era ni polaco nor judío. Winter llega a la conclusión de: "Como las cosas están ahora, es difícil formular gran parte de una defensa para Alekhine y solamente el descubrimiento de los artículos en su propia letra resolverá el tema al cien por cien." Bajo las leyes francesas actuales, las libretas de Alekhine no entrarán en el dominio público hasta 1 de enero,2017.
La vida de Alekhine ha sido llevada al cine y al teatro, y es francamente dramática. Jugando en Alemania al principio de la Gran Guerra, lo detienen en una prisión por ser ruso, luego de liberado, es  zarista al triunfo de la revolución rusa, emigra a Francia, se hace ciudadano y cuando cae Paris ante los nazis, estos por su importancia política como Campeón Mundial de ajedrez lo utilizan. Logra salir de Francia a la caída de los nazis y se refugia en Portugal, donde muere “accidentalmente”, siendo la única persona que mantiene el titulo de Campeón Mundial de Ajedrez hasta su muerte. Después de ser denostado y atacado por el gobierno de la Unión Soviética, luego lo “rehabilitan” y como símbolo del ajedrez ruso le hacen sus memoriales  en Moscú, donde hay bustos y clubes con su nombre.