20 dic. 2016

Las Formulas para el éxito en Ajedrez, Made in Russia.




Después de que a un grupo de los mejores psicólogos de la Unión Soviética se les encomendó perfilaran y asimilaran los modelos exitosos del ajedrez, se inició una maquinaria que buscó trabajar en tres grandes áreas:
1.    Desarrollo de la práctica organizada del ajedrez en las masas (principalmente escolares  y jóvenes).
2.    Desarrollo del ajedrez profesional competitivo y educativo (jugadores, entrenadores e instructores.
3.    Diversos: Acervo bibliográfico, producción editorial, previsión de métodos del desarrollo, organización de las competencias, Relaciones Públicas, el trabajo con promotores, Comercialización del ajedrez, etc.
Ya que los jugadores seleccionados como modelos exitosos, (Emanuel Lasker, campeón mundial por dos décadas, José Raúl Capablanca, campeón mundial en ese momento, 1925, año del Magno Torneo Internacional de Moscú,  Carlos Torre Repetto, el más joven competidor del evento y considerado el mejor jugador de América, después de Capablanca, Rudolf Spielmann, el escritor y jugador más connotado de la Europa Occidental, Efim Bogoljubov, campeón de la URSS en el momento, Friedrich Samisch, Campeón de Alemania, Frank J. Marshall varias veces campeón de los Estados Unidos y que solo estaba atrás de Capablanca y Torre en América, y F.D. Yates, Campeón del Imperio Británico) mencionaban la importancia de establecer un método de estudios adecuado y el mismo Lasker afirmaba que cualquier jugador con inteligencia promedio que tuviera buena salud podría llegar a ser maestro si siguiera un plan de estudio adecuado de no más de 500 horas de estudio, 500 de práctica, podría llegar a ser un jugador con nivel de maestro; lo primero que se hizo fue diseñar ese plan de estudios y luego diseñar el programa de capacitación para que los que ya eran Maestros pudiesen trasmitir, dirigir y monitorear dicho plan, (desarrollo del ajedrez profesional educativo), para comenzar a utilizar la formula y se produjesen miles de aficionados al ajedrez primero (promoción masiva) y luego cientos de maestros (desarrollo de ajedrez profesional competitivo.
Además de los materiales impresos para enseñar los contenidos del programa de estudios, para la parte práctica era necesario organizar torneos que contribuyeran a dar una experiencia necesaria, además de que cumplieran también objetivos de promoción masiva. Fomentar la numerosa participación y al mismo tiempo con torneos que proporcionasen la dificultad necesaria para que “fogueasen” y fuesen templando a los jugadores para que pudieran ascender por los caminos a la cima del ajedrez.
Una cosa muy importante era medir el nivel de cada persona y luego ir siguiendo sus avances. Había que establecer métodos de medición de calidad. No es difícil establecer si un jugador es mejor que otro, pero es otra cosa establecer los diferentes niveles de todos los jugadores. Ahora se puede hacer, en parte, pues no es una medida sólida y confiable, por medio del rating, que no es otra cosa que una comparativa de un momento y un sitio, y que solo puede dar la medición de una faceta. Se necesitan más parámetros.
Para empezar el ajedrez en la Unión Soviética se estableció que el nivel de Maestro debía ser similar al que la Federación Alemana tenía, en que eran considerados Maestros los ganadores de los ”Altos Torneos”, en que, después de eliminatorias por ciudades, tenían acceso los 30 mejores jugadores de Alemania, que era un país con una de las mas largas tradiciones organizativas del mundo, y que era la medida que sugería Lasker cuando hablaba de su programa de estudio de 500 horas de estudio y 500 horas de práctica.
Unos veinte jugadores soviéticos podían ser considerados como Maestros por demostrar que tenían el nivel similar, con resultados en sus encuentros con ellos y otros jugadores extranjeros de similar nivel, y serían la medida de los soviéticos que aspirasen a ese título.
Así comenzó a otorgarse el título de Maestro del Deporte en Ajedrez de la URSS y fueron confrontados con los nuevos jugadores que tomaron el curso al estilo Lasker. Se cuidó mantener las mediciones cuidadosamente, pues si algún jugador recibía inmerecidamente el título, podría ocasionar que el sistema todo perdiese confiabilidad y los programas de estudio no serían los adecuados. Además se requirieron ajustes conforme los maestros avanzaban y se abría una brecha grande entre los mejores jugadores con título de Maestro y otros que tenían ese titulo pero tenían resultados muy inferiores. Hubo que crear los títulos de Gran Maestro de la URSS y Maestro Emérito.
Lo mismo pasó con los que daban clases y entrenaban. Se establecieron mediciones y se dieron títulos de Entrenadores de la URSS, de Entrenadores de cada República que formaba la URSS, Títulos de Instructor y Titulos de Monitor. Se buscaron se ajustasen a la preparación académica y finalmente varias Universidades de la URSS, principalmente en Moscú y Leningrado, se establecieron licenciaturas y posgrados universitarios para entrenadores e instructores de ajedrez.
Pero la base fue el plan de estudios basado en las propuestas de Lasker de las 500 y 500, así como las de Capablanca, Carlos Torre y Spielman, para decidir métodos, algoritmos y establecer los patrones básicos , los llamados Pryomes, y los temas tácticos y estratégicos, así como las maneras de aplicar los conocimientos a las prácticas, y el establecer las prácticas deliberadas (CONTINUARA). 
Extracto del Boletin de Ajedrez BUCANERO DE AJEDREZ FIN DE AÑO 2016. DEDICADO AL CENTENARIO DEL GM PAUL KERES: Si desea recibirlo y no está suscrito a las clases via email, comparta en facebook https://www.facebook.com/lamemoriaquenosteje/