23 dic. 2016

Éxito en Ajedrez: ¿Fórmulas Carlsen o Fórmulas Made In Russia, o Ambas? Introducción a Serie de Artículos.





Como consecuencia de que el match por el Campeonato Mundial de Ajedrez de 2016 estuvo protagonizado por dos jugadores muy jóvenes, ex niños prodigios, muchos padres de ajedrecistas solicitan aquí y allá recetas mágicas de como hacer que sus hijos alcancen la excelencia en ajedrez, y sobre todo que sea rápido.
Inútil a veces es decirles que no hay atajos, que si quieren que sus hijos jueguen ajedrez comiencen por jugar ellos, que los niños harán lo que vean en casa, no lo que les digan. Les digo a los padres que enseñen con el ejemplo y que si quieren tener un campeón en casa, que sean los padres los que entrenen y no fastidien a sus hermosos niños. Hay tiempo para jugar y hay tiempo para hacer algo tan serio, por muy beneficioso que sea, como practicar ajedrez.
Buscan fórmulas mágicas aquí y allá y  no es raro que sean victimas de estafa. Andan a la búsqueda de instructores y a veces caen en garras de alguno malo. Les digo que a veces son fáciles de detectar los vendedores de falacias. No son profesores con estudios académicos por lo general, aunque para todo hay excepciones. Uno de los más sabios de México, que no curso ni el cuarto de primaria, sabía de todo, hasta jugaba ajedrez, y solo cuando era mayor de sesenta años, todas las universidades le daban doctorados honor in causa, para aquel que siempre dijo que lo mejor de la escuela era no ir a ella, o que sentía pena cuando pasaba por una escuela o una cárcel, pues en ambos lugares se anulaban los espíritus. El caso es que un vendedor de falacias no tiene a veces más título que presidente de una asociación, o arbitro o alguno de esos que se dan por una firma de dirigente, no donde se hacen exámenes. No tienen listas de alumnos, ni expedientes, ni nada.
El caso es que los padres buscan y buscan. A veces topan personas fantásticas, verdaderos apóstoles de la enseñanza del ajedrez. Pero, cuidado. Hay muchos farsantes, diseminados como la verdolaga. Le muestran a los padres unas “pastillitas”, métodos fáciles, como si fueran medicina naturista,  para conseguir una habilidad y conocimientos  adecuados para triunfar y llegar a gran maestro antes de que les salga la barba. Los padres desean a como de lugar que sus hijos lleguen a la cima del ajedrez y hay quienes quieren asegurarse y caen en la trampa de entregrar a sus hijos a personas sin experiencia suficiente y sin escrúpulos, que los entrenaran de manera impropia, con celadas memorizadas y “truquitos” de efímero éxito. Llegaran a destacar en categorías infantiles, pero las malas bases harán que ya cuando compitan en torneos más serios, no puedan progresar. Hipotecaron su futuro. Les dieron algo así como anabólicos para los músculos, se ven bien al principio, pero a  la larga el daño es terrible.
Pero los padres ven que los mundialistas llegaron a grandes maestros a los 12 y 13 años, y saben que es posible.
Como ahora todo le echan la culpa a los rusos, me preguntan sobre las formulas rusas y que hay de diferencia con las de Carlsen.
Hay niños que juegan a nivel de gran maestro, es cierto, y muchos son producto de la escuela formativa y métodos rusos. The Russian Did IT claman todos.
Ahí están Karjakin, Jeffrey Xiong, Naroditsky, Giri, y decenas grandes maestros a edad casi infantil. ¿Cómo lo hacen los Rusos?
Los entrenadores más experimentados de Rusia dan formulas, pero que requieren de aspectos básicos:
Mucho personal capacitado para enseñar ajedrez.
Mucho personal capacitado para organizar ajedrez
Muchas personas honestas dedicadas a dar servicios profesionales de ajedrez.
O sea, son factores básicos lo que más escasea en la América Nuestra. Pero veamos como los Rusos lo hacen:
Sus consejos (principalmente del GM Vasiukov ) son:
A). Comiencen a los 4 años de edad.
Argumento a favor: La edad ideal empezar a jugar al ajedrez es  a los cuatro años. Los primeros dos años serán utilizados en comprender las capacidad de su hijo. En este período es suficiente con tener dos sesiones de práctica de una hora a la semana. Si por la edad de seis su niño destaca entre sus compañeros, entonces hay que añadir  ejercicios y sesiones individuales, particulares a los de grupo. Si no hay un éxito especial, vale la pena que su hijo siga practicando ajedrez ya que mejora la  d concentración y habilidades matemáticas.
Argumento crítico: En Rusia apenas pueden atender al 30% de los niños de 4 a 6 años que desean sus padres se acerquen al ajedrez, y solo en las grandes ciudades. En otros países casi no hay personal preparado para enseñar ajedrez a niños de 4 años a 6 de edad. En México no conozco a cinco instructores con esas cualidades. Creo que hay una probabilidad en 100 de que se pueda hacer esto en México. Incluso diría que en Estados Unidos y en Cuba hay como un 15% de probabilidades.
B). El Ajedrez debe plantearse de manera siempre interesante.
Argumento: Un niño nunca debe ser forzado a que practique ajedrez. Si no están interesados, no tiene caso-. El aprender cómo jugar al ajedrez debe ser una mezcla de teoría y práctica. La teoría es esencial. Los niños deben adquirir los conocimientos básicos, más luego se necesita que su visión táctica sea desarrollada con el propósito de que pueden ver las diversas combinaciones. Preparativos para la “presentación en sociedad” del niño tendrán un papel importante y deben hacerse cuidadosamente con el propósito de que desde sus primeros torneosel jugador de ajedrez consiga buenos resultados. Y las prácticas pueden hacerse de manera muy entretenida, con concursos etc.
En esto, depende mucho la cultura e idiosincrasia. Las herencias culturales de Europa son muy diferentes de las de América.
Pero incluso un GM ruso recomienda jugar con el Programa Carlsen, que mostró ya su éxito. Es interesante para los niños porque es como si estuviesen jugando con Magnus mismo, con su capacidad en cierta edad. Esto es un gran estímulo para un niño - derrotar a Magnus cuando tenía, por ejemplo, cinco años de edad.
Contra argumento: Hay que buscar que los niños piensen por si mismos y con cosas y su mente, con objetos, no digitalizarles al principio su enseñanza. Hacer la mezcla de uso de computadoras y tablets es muy difícil, y más difícil que exista personal preparado para hacerlo. Las formulas rusas requieren muy a menudo tener una cantidad enorme de personal capacitado, como en Rusia. En nuestros países mesoamericanos es lo que más escasea.
C. Practique mucho, pero distribuya las tareas correctamente.
Argumento: Para que un jugador del ajedrez se vuelva una deportista de máximo desempeño, es necesario practicar todos los días por lo menos entre dos a tres horas y estudiar una variedad de temas y ejercitar diversas habilidades por separado. Aquellos que se fijan objetivos inmensos para sí mismos, a menudo no limitan sus sesiones de práctica a una cantidad de horas por día. Entrenadores rusos ponen como ejemplo a las hermanas Polgar. Una vez el GM Laszlo Szabo  dijo que entrenó a las hermanas pero que sus padres le exigieron que trabajara más con ellas, al menos seis horas al día. Todas las tres hermanas consiguieron resultados sobresalientes.
Añaden los rusos: Incluso si uno carece del talento, con una práctica diligente el escolar conseguirá el éxito. Pero al mismo tiempo es importante comprender qué tareas deben ser dadas y a qué niño. Algunos pueden hacer en una hora lo que otros no podrán ser capaces de hacer en tres.
Contra argumento: Motivación es lo fundamental. En una sociedad donde el ajedrez es reconocido, hay todo tipo de estímulos. En Nuestra América parece que los dirigentes deportivos, las autoridades y la sociedad en general, más bien reprime a las personas con pensamiento crítico y que no son de la borregada. Los niños no se esfuerzan porque no ven cerca las recompensas, parece que todo lo que vale la pena se reprime. Es importante trabajar mucho en la motivación, pero tampoco hacerles creer en pececitos de colores y que si aquí destacan, sean objetivos en que triunfan en el país del último lugar del mundo y que no quieran que los mantenga el gobierno por que sacaron un título chafa de ajedrez y están en el lugar 1000 del rating de la FIDE.
D) Juegue contra los más fuertes.
Argumento: No debe participar más de un año en torneos infantiles, el progreso es imposible sin participar en torneos de nivel. No creerse aquello de los Mundiales Infantiles de 500 participantes y gastarse un par de miles de dólares para “foguearse” seis partidas con jugadores de 2000 de rating máximo, cuando en su país puede jugar con jugadores de esa fuerza gastando 10 dólares. . Y cada vez uno debe tratar de jugar con jugadores cada vez más fuertes. Un niño debe participar en torneos ya que pueda terminar una partida, pero como señale antes, hay que preparar bien su presentación a la sociedad, su debut en torneos. Debe hacer antes muchas troykas y partidas semi serias en casa, aunque sea contra una computadora. Participar en torneos debe empezar. aproximadamente dos años después de que empiezan a aprender el ajedrez, si empiezan a la edad de cuatro años.
Contra argumento: Los viene viene, los instructores chafas se creen propietarios del niño y quieren “ordeñar” a los padres varios años, los quieren tener a los niños con talento de campeones sub 10, sub 12, sub 14, etc. Jugando luego en tercera todo lo que se pueda para ganar premios. Con ayuda de asociaciones y federaciones quieren “sacarle el kilo” a los padres haciéndolos que gasten en turismo ajedrecístico, torneos y torneotes, en donde por años jugarán con jugadores malos. Desde los 12 años no deben jugar ´más que con jugadores de más de 2000 de rating, de otra forma llegaran a maestros cuando pasen de los 20 años, y ya entonces será tarde. Si no representan a su país a nivel de adultos antes de cumplir 18 años, olvídenlo, no son jugadores de alto nivel, sino de ajedrez recreativo y social. Y eso no es nada malo. El ajedrez es hermoso a cualquier edad, no solo para los que aspiran a ser un Carlsen.
E) No se olvide del ejercicio físico.
Argumento: Pongalo al Cien, evalue a su hijo en Ponte al Cien, mida su capacidad funcional física y trate de que mejore. Incluso para los de “capacidad diferente” esto vale. Ahí están los Paralimpicos, etc. Siempre hay algo que se puede hacer.
Los entrenadores rusos dicen que:Pasando muchas horas en el tablero, los jugadores del ajedrez experimentan tensión no sólo mental sino también física. No todos comprenden esto, pero jugar al ajedrez es mucho más difícil que correr alrededor de un campo de fútbol americano. En partidas largas los jugadores que tienen mejores posibilidades de ganar son aquellos que tienen más capacidad de recuperación. Por eso los jugadores del ajedrez deben hacer ejercicio físico siempre.
No hay contra argumento. En toda Nuestra América uno puede seguir eso de Ponte al Cien.
Ahora viene lo más grave.
F) Coma correctamente.
Argumento: Los niños más pequeños no tienen que seguir otras sugerencias, sino lo que los pediatras les digan a sus padre. Pero  a los escolares mayores ya adultos hay que recomendarles que además del ejercicio físico, deben ingerir comida que estimule su actividad mental. Nueces, chocolate, espinaca, betabel. Receta estándar antes de una partida.
Contra argumento: Sobre que comer o no comer se ha escrito tanto como de como mejorar en ajedrez. 100 entrenadores, 100 propuestas, 100 médicos, 100 diagnósticos y recetas diferentes.
Extracto de “Selecciones de Ajedrez de Bucanero, No. 1 de 2017 (Continuará).