23 jun. 2017

¿Cómo saber si uno está preparado para dar clases de ajedrez de calidad?




El Diseño curricular es el proceso mediante el cual se estructuran programas de formación profesional, con el fin de dar respuesta adecuada a las necesidades de formación de las diferentes poblaciones, según dictan los textos.
O sea, hay que determinar cuáles son las necesidades de formación, y esto se hace definiendo un perfil de lo que se entiende, en el caso del ajedrez, por un instructor, entrenador o profesor de ajedrez de calidad.
Ya definido, se determina lo que tiene que saber hacer, lo que necesita reunir de conocimientos y experiencia, como debe actuar y como debe saber utilizar los recursos a su disposición para dar un servicio de calidad.
Así se pueden estructurar programas de capacitación, además de poder evaluar que sabe, que habilidades tiene tanto al inicio de su capacitación, como para el final de ella, o para determinar si ya tiene la calidad o que tan lejos está de ella.
El Programa Ponte Al Cien, mide la capacidad física funcional de una persona para luego con esa evaluación recomendar ejercicios y alimentos para mantener la salud, para alcanzarla y para guiar como evitar la obesidad. Contempla seguimientos periódicos y subsecuentes evaluaciones para poner al cien al individuo, y en la suma de los individuos , lograr la superación de toda la población.
Ponte al Cien en Ajedrez es similar, pero evaluando habilidades y capacidades mentales con una referencia base de ajedrez para hacer todo medible. Por supuesto que la idea es evaluar el estado como ajedrecista de una persona  y también puede hacerlo como instructor y entrenador o profesor de ajedrez.
En la Unión Soviética a lo largo de 70 años se diseñaron todo tipo de evaluaciones de ajedrecistas, instructores, organizadores y profesores, primero con el fin de prepararlos y certificarlos para que fueran parte de un cuerpo docente enorme para laborar por toda la URSS, y luego para ir mejorando la calidad de sus servicios.
Toda esa documentación y decenas de exámenes de todo tipo, asi como parámetros y herramientas también se uso y se adaptó en una veintena de países. Con ese acervo, Ponte al Cien en Ajedrez como proyecto desarrolló sus propios sistemas de evaluación. Estos fueron probados con más de 250 personas y con tres años de prueba para verificar su certeza. Intercambiando información con entrenadores de diversos países y expertos referentes con el tema, puedo asegurar que los exámenes de evaluación son bastante confiables.
Aun son muy voluminosos, pero aceptablemente laboriosos, pero se busca hacerlo más ligero sin que pierda certeza y calidad. Pero como a tomado información de todos lados, dicen que un enano sobre los hombros de gigante ve más que los gigantes, el Ponte al Cien con ajedrez es de calidad al menos al parejo de sistemas de exámenes usados en Rusia, Armenia y Ucrania para detección de talentos o certificación de personal que da servicios en ajedrez.
Como la idea es que tengamos mas referencias para poner a prueba su certeza, estoy por publicar una versión pragmática del examen de instructor para que cualquiera pueda autoevaluarse y determine donde está y que puede hacer para mejorar. Como la idea es que el mayor número de personas se haga este auto examen, se cobrará muy poco por el ejemplar y en algunos casos que se justifique será gratuito. Este examen normalmente una Federación o una organización que lo brinde lo cobrará entre 1000 y 1200 pesos mexicanos y en algunos países los instructores lo cobran en 200 y300 dólares. Pero estamos en período de experimentación, por eso la versión que propongo es muy económica. Se han probado versiones más simples para ser usadas como exámenes de oposición en el Instituto Politécnico Nacional recientemente y en el pasado para mas de 30 profesores en la UNAM y unos mas en la UAM y en la SEP para certificar 250 conductores de programas de ajedrez, pero cada año se fue perfeccionando. Si desea autoevaluarse, comuníquese a chesscom@hotmail.com y exprese en que tipo de instructor, profesor o entrenador desea evaluarse. Mi meta es evaluar al menos a 300 personas que brinden servicios de ajedrez, y orientarlos para que se superen y luego realicen un segundo examen que den prueba documental que los métodos recomendados son eficaces para superar al personal y así mejoren los servicios que brinden los instructores y organizadores de ajedrez.