22 jun. 2017

LOS CAMPEONES MUNDIALES DE AJEDREZ Y SUS EQUIPOS DE COLABORADORES.





Revisando los libros autoreados  por Karpov, más de cincuenta, uno puede ver que es muy posible que firmase muchos títulos, pero no que los escribiera el gran maestro, incluso, cuando era un activo jugador, no pienso que tuviera mucho tiempo para revisar lo que “proponían” sus colaboradores.
El Maestro Internacional Francisco J. Pérez me explicaba como trabajaba con un grupo de jugadores para “colaborar” en los libros que “autoreo” Alekhine en España, sobre todo los de Ajedrez Hipermoderno y Gran Ajedrez.
En la URSS era normal que un gran maestro o afamado entrenador “dirigiera” un grupo de trabajo para escribir un libro, que con el connotado nombre del que lo firmaba, atraería a los lectores. No era comercialización, sino más bien, se hacía por darle autoridad a lo que se exponía en el libro.
En esta época de Internet, algunos grandes maestros amigos que no gustan de escribir me piden que colabore con algunos guiones a sus videos, que se venden fácil gracias a su renombre como jugadores, pero al no ser conocedores de la metodología de entrenamiento, requieren “guías” y yo me presto a ayudarles y hacerles sugerencias, para que, como de broma les digo, “No andes dañando a los aficionados de todo el mundo”.
No se hace por dinero nada más, pues algunos cobran como $100 dólares la hora y a mí me dan cuando mucho el 10%, pero luego recomiendan a sus alumnos que compren mi material de apoyo a los videos, e incluso cuando venden los paquetes con DVDs y folletos, prácticamente recibo el 35%, además de que mucho material me dan para premios, etc.
Prefiero trabajar con los que venden clases en video en inglés y ruso (el 70% de las ventas se dan en Europa Oriental y Rusia, a pesar de que todo lo piratean y hackean por allá, pero son casi 2 millones de potenciales compradores, más del doble que del resto del mundo y tres veces más de los de habla inglesa) , pero es muy raro que se vendan más de 200 paquetes de cursos en video. Lo que a veces deja es que alguna federación de un país que no tenga mucho desarrollo contrata a un GM para que asesore “a distancia” y aparentemente el jugador famoso lleva a cabo los trabajos, pero somos su equipo de colaboradores, con su supervisión por supuesto, los que hacemos el trabajo.
Así ha sido siempre, todos trabajan con “dobles”, pues es muy difícil que un gran jugador aparte de lo que trabaja para jugar, pueda dedicar tiempo a entrenar a otros, cuando muchos de esos jugadores se gastan un dineral para que los ayuden a entrenar a ellos mismos y así cobrar los premios de 10 a 20 mil dólares que les dan en los torneos de elite.
Hay excampeones mundiales que han llegado a tener una veintena de colaboradores.
Incluso en el pasado hay muchas historias al respecto. Es como uno de los libros más famosos, el del Torneo de Candidatos de Zurich 1953, cuyo autor fue el GM David Bronstein. Muchas veces el famoso jugador dijo que debía haber firmado como coautor su entrenador Weinstein, pero este realmente no necesitaba dinero, era alto funcionario de la KGB, sino más bien ayudaba con sus influencias a Bronstein, que tuvo algunos problemas políticos por ser hijo de disidente.
El caso es que en literatura, en ciencia y en ajedrez, un nombre famoso firma, pero muchas veces el equipo de trabajo es fundamental y casi hace todo el trabajo, pero la gente paga por el nombre, como los dirigentes ingenuos, que contratan a un campeón mundial, y otros escriben las clases y diseñan entrenamientos, pero por usar el nombre se paga más. Es como un reloj Rolex, un original es caro, pero otro similar da la hora con la misma precisión costando cien veces más, pero la mercadotecnia hace que los cándidos paguen más por la marca. En fin, si observa los libros en oferta, verá que hay campeones que sacan uno cada mes, además de videos, escriben en varias revistas al mes y andan jugando torneo tras torneo. Así que será muy difícil saber quien es el verdadero autor del libro. ¿O usted cree que los presidentes de la República escriben sus discursos? ¿Y esa gracia?!!