23 jun. 2017

José Joaquín Araiza Vázquez, multi campeón nacional de Ajedrez de México.





Recientemente, en una conferencia que dí en el Centro Cultural José Martí, en la Ciudad de México, me hicieron la siguiente pregunta: “Usted ya escribió un libro sobre el GM Carlos Torre Repetto y otro sobre el GM Marcel Sisniega Campbell, ¿De qué otro jugador mexicano piensa que hay que escribir para preservar su memoria? Conteste resueltamente: El jugador mexicano más importante de la historia y que debiera ser recordado sería el Coronel José Joaquín Aráiza, quien ya tiene su honor en el cuadro de honor del deporte mexicano en la Confederación Deportiva Mexicana, Araíza fue el líder del ajedrez mexicano entre 1926 y 1962, cuando ganó prácticamente todos los títulos de los torneos de ajedrez realizados en México. Desgraciadamente las nuevas generaciones no saben casi nada de él, como de otros campeones nacionales como Roberto Treviño, Raúl Reza Delón y José de Jesús Mondragón. Incluso de jugadores notables que no lograron ganar un campeonato nacional, ya que Araiza dominó en esa época, como los Maestros Joaquín Camarena, parte del equipo campeón centroamericano y del caribe de 1971, y ganador varias veces de importantes torneos, como el Campeonato del DF, y los Maestros Ferríz Carrasquedo, Alejandro Baez Graybelt y Orlando Duhalt, campeones del DF, merecerían ser recordados de alguna forma.
Araíza fue, junto a Torre, el jugador más reconocido en México y fuera de México en la primera mitad del siglo XX. Habrá que escribir mucho de Araíza y de sus andanzas como en el gran Torneo de San Remo de 1930 donde se enfrentó a los mejores del mundo, así como el de Niza y celebres eventos en Estados Unidos y Cuba.
Aquí hay una curiosa foto de Araiza al lado de la célebre Carmen Miranda, protagonista de famosos filmes hollywoodenses, símbolo de la mujer tropical según los estereotipos de la época.