13 nov. 2017

RESEÑA DE LIBROS, LOS DE APERTURAS DE VLADIMIR KONSTANTINOVICH BAGIROV.





Nacido en Bakú, Azerbaiyán, el GM Bagirov durante muchos años, hasta el surgimiento de Garry Kasparov, fue el mejor jugador azerí. Discípulo directo de Makogonov, como los grandes maestros Stein y Gufeld, fue formado con el modelo de Akiba Rubinstein, muy académico y de juego sólido y considerado por muchos, algo estático.
Pero cuando en 1980 se trasladó a Riga, Letonia; influyó en jugadores muy agudos como Shirov, Vitolinsh, Lanka y Shabalov; continuando la tradición de los Magos de Riga que puede incluir a Nimzovich, Koblentz y, por supuesto Tal y Gipslis.
De padre armenio y madre ucraniana, Bagirov nace en 1936 en Bakú, una ciudad que en ese tiempo era muy internacional, con gran cantidad de armenios, alemanes, rusos y judíos de diversas partes de la URSS. Al año de nacido, tras las purgas de Stalin de 1937, Vladimir Konstantinovich quedó huérfano de padre y su joven madre lo crió, y según relata el GM Sosonko, tuvo una vida difícil.
Con la guía de Makogonov, experto en el estudio de aperturas y con gran sentido para ligar las ideas de las aperturas con los finales a que conducen, Bagirov adquirió buena fama como especialista en planteos en sus participaciones en los campeonatos de la URSS desde 1960.
Sus libros principales fueron sobre la Defensa Alekhine y la Apertura Inglesa, donde se destaca la selección muy atinada de las variantes y partidas modelos.

Bagirov basaba sus libros en sus propias notas y análisis de su autoría que coleccionaba en cuadernos, lo que en 1980 en Riga no lo acostumbraban tanto. Tenían agendas, por supuesto, pero con unos cuatro cinco formatos. Bagirov añadió diez formatos mas para las agendas letonas. Cuando el GM Gipslis dio sus cursos en México a mediados de 1980, ya tenía las libretas y cuadernos con las adiciones de Bagirov, y las usaba profusamente en Malta , en la Olimpíada, cuando pude conversar ampliamente sobre el tema con él, pero para 1987 cuando volví a encontrarme con Gipslis en Innsbruck, Austria estando ambos en nuestro papel de entrenadores en el Campeonato Mundial sub 16, cuando eran serios, o sea solo participaba el campeón nacional por país, y no eran abiertos como ahora los mundiales sub 16, ya los formatos eran 25. Gipslis respetaba mucho a Bagirov. Pero aún en el norte de la URSS, Bagirov seguía siendo un hombre del Este, como lo referían mucho. Caucásico clásico, de voz y fuertes gestos y muy estricto.
Campeón Mundial Senior 1998, cuando solo había +60, recorrió en los dos años últimos de su vida parte de Europa jugando Opens.
Bagirov tenía una gran colección de sus notas escritas a mano. Se dice que cuando tuvo una adolescencia precaria y había escasez de libros en Baku, copio a mano varios libros, sobre todo el de Finales de Rabinovich.
Su libro de métodos de estudio, no alcanzó a salir a la luz, por la disolución de la URSS, pero publicó hasta su muerte artículos en diversos medios. Ya para finales de 1999, estuvieron a punto de editar su libro, pero ya estaba mal de salud y fallecería en el año 2000 de un ataque cardiaco, inmediatamente tras jugar una partida en un torneo abierto.
Ya en la era de las computadoras, muchas notas se escanearon y circularon entre sus alumnos y varios expertos en Defensa Alekhine han sacado algunas monografías que no se sabe que tanto estaban influenciadas por esas notas. Pero sus libros traducidos a varios idiomas, como el de Inglesa y Defensa Alekhine son considerados clásicos y modelos de cómo deben ser los libros sobre aperturas.
Escribió muy buenos artículos en New in Chess Yearbooks, que deben estudiarse por su alta calidad.