14 sept. 2010

¿CÓMO ESTUDIAR AJEDREZ? (De Steinitz a Shashin) parte 1

La Escuela Soviética y las que se derivaron, la húngara, la yugoeslava y la cubana; han sido muy exitosas en la manera de difundir los conocimentos del Ajedrez para alcanzar el triunfo deportivo.

La enseñanza ajedrecística soviética se fundamentó mucho como consecuencia del famoso torneo internacional de Moscú 1925, durante el cual los científicos rusos hicieron test a varios de los competidores y publicaron un estudio parte aguas ; "La psicología del juego de Ajedrez".

Por los finales de los veintes, el ajedrez fue enseñado a cientos de miles de estudiantes en la expectativa que los proveería con valioso entrenamiento intelectual. Los instructores de ese período, como lo hacen hoy, conducían clases de ajedrez de acuerdo a un programa aprobado. Al final de cada año escolar los entrenadores de campo se reunían en congresos-seminarios con los dirigentes oficiales de nivel nacional para discutir debilidades curriculares.

Por los inicios de los sesentas, un programa muy efectivo había sido desarrollado. Sobre un período de cuatro a cinco años, estudiantes empeñosos podían esperar alcanzar el nivel de 2200 con un input semanal de una sola clase de dos horas, aderezada con unas cuatro horas de trabajo casero y otras dos o tres horas de juego práctico. Este total de ocho a nueve horas a la semana se compara favorablemente a la cantidad de tiempo que los jugadores mexicanos gastan en sus clubes y hogares "empujando madera". En la Unión Soviética, el principiante común alcanzaba el nivel "A" en un sólo año y el nivel de experto en unos cuatro años.

Los jóvenes rusos, quienes pueden o no poseer talentos naturales, son temidos en todo el mundo. Ahora que son libres de viajar a cualquier parte del mundo, observamos a centenares con nombres desconocidos y sín título que obtienen triunfos contra jugadores de Europa Occidental con título de Grandes Maestros Internacionales. Ellos parecen saber mucho y prevalecen repetidamente en finales parejos. Contrario a las apariencias, ellos pueden tener menos conocimiento que sus contrapartes occidentales. Pero el conocimiento que ellos poseen es siempre útil y profundamente insertado. Es un conocimiento ACTIVO el cual fue impartido porque era valioso en ajedrez sobre el tablero.