20 sept. 2010

El error en ajedrez, ¿Problema médico?


Las neuronas, como toda célula, es vulnerable a enfermedades. Algunas de las funciones cognitivas del cerebro (mal llamadas funciones superiores, aunque no hay inferiores) como memoria, atención, comprensión, etc., a veces son alteradas por problemas que, desgraciadamente, son observables sólo en autopsias, pero muy pocas veces hay posibilidad de diagnosticarlas en vida, pues requieren de exámenes al cerebro que para realizarlos es necesario intervenir agresivamente tal órgano.
Mientras sólo se observan ligeras deficiencias en esas funciones (anosagnosia) y se supone puede haber algún problema relacionado con Alzheimer.
Hay una especie de proteínas que entran en las neuronas y no son asimilables, que crean una especie de esferas que les llaman de Lewy, (cuerpos de Lewy), , por el nombre de su descubridor, que se han encontrado presentes en personas con algunas funciones cognitivas alteradas, claro que detectadas en autopsias, como mencionamos antes. Estos cuerpos de Lewy están presentes frecuentemente en casos de Demencia y se les conoce como (LBD por sus siglas en inglés). Se supone que por causas aun no definidas, la actividad constante cerebral, como al jugar ajedrez, ayuda a que estas esferas no se formen. En pacientes con Demencia y presencia de Cuerpos de Lewy, estos están presentes en un 40% de casos de personas mayores de 70 años, que no jugaban ajedrez, y sólo en un 15% de casos de personas mayores de 70 años que jugaban ajedrez. Como esto se investigo en autopsias no se puede hacer un estudio si los cuerpos de Lewy en las neuronas se disminuyen con la práctica del ajedrez. La única evidencia es que personas con actividad intelectual constante, como jugar ajedrez, presentan a su muerte menos cuerpos de Lewy en su cerebro, menos de la mitad, que personas que no practican ejercicios mentales.
Hay veces que en ajedrecistas de avanzada edad se observaron ciertos errores constantes al jugar ajedrez y al morir, tras de hacerle la autopsia, se observó la presencia de cuerpos de Lewy en sus neuronas, pero aun así en menor número que las personas promedio de esa misma edad. Se puede atribuir que esos errores eran consecuencia de los cuerpos de Lewy.
Los cuerpos de Lewy son un indicador del Alzheimer y de diferentes tipos de demencia senil, así como fuertemente ligado al mal de Parkinson, así como enfermedades mentales crono degenerativas. Incluso en algunos artículos se afirma que si viviéramos los años suficientes, a todos se nos formarían tarde o temprano cuerpos de Lewy, terminando por tener alguna variedad y en algún grado demencia al final de nuestras vidas. Que tan tarde y cuanto dependería del nivel de actividad intelectual constante que mantengamos durante esa larga vida.
El Dr. Alois Alzheimer en realidad no contó más que con una tecnología muy rudimentaria comparada con la que ahora está a disposición para hacer un diagnostico precisa de estas afecciones que entran dentro de la clasificación general de demencia a causa de la edad y ahora sabemos muchas cosas, como de las posibles causas genéticas que incluso tienen punto de contacto con el síndrome de Down, como Evenhuis demostró en 1990.
Muchos síntomas expresados en conducta que pueden identificarse como de demencia, pueden ser provocados temporalmente por drogas, sobre todo las que en una época fueron utilizadas para tranquilizar personas. En este caso no puedo pensar sino en la conducta observada por el GM Carlos Torre Repetto en 1926, que es clásica de enfermos con Alzheimer, pero que en Torre fue temporal, por lo que pudo ser artificialmente causada por una droga que pudieron darle a la fuerza por cuerpos de seguridad en Estados Unidos cuando el incidente del Torneo de Chicago, sin que tuviera que haber presencia de cuerpos de Lewy.
Por definición la caracterización de la Demencia requiere una declinación de la memoria y al menos alguna otra función cognitiva, como habilidades visuoespaciales, lenguaje y cálculo, funciones ejecutivas y frontales, praxis, gnosis, etc. No se puede diagnosticar por la presencia de depresión o delirio.
Como es imposible el examen del cerebro para buscar cuerpos de Lewy, casos como el de Carlos Torre quedaría en duda, además de que los “síntomas” le ocurrieron a los 23 años, pero eran “sospechosamente” parecidos a los efectos de enfermedades mentales crono degenerativas.
Después de 46 años de su “comportamiento extraño” en Chicago, era claro que Torre tenía excelente memoria y sus funciones cognitivas, sin problemas.
¿Cuándo podemos decir que un tipo de error de ajedrez que se repite una y otra vez es posible síntoma de un problema inicial de anosagnosia o de un problema de las funciones cognitivas, sobre todo la del calculo?
Si es mayor de 60 años, es cosa de ver si hay comportamientos extraños observables en Alzheimer o Parkinson, sobre todo las fallas de memoria. Tratamientos deben ser prescritos por especialistas. Cosas como el Ginkgo Bilova y antioxidantes como tocopherol ( vitamina E) y Deprenyl, ayuda a efectos periferales, y no es concluyente sirvan, aunque algo pudieran retrasar el declinamiento funcional y muerte de pacientes de Alzheimer (según afirmaron en 1997, los especialistas Sano y Schaufer).
El tema de los cuerpos de Lewy, o esferas de Lewy es apasionante, pero es tema de especialistas en diagnósticos de demencia, pero al menos es útil tener alguna idea de este encapsulamiento y como afecta a las neuronas.
Hay una serie de recetas para prolongar la vida competitiva de un ajedrecista, pero todo va alrededor de Ejercicio, Dieta, actitud, práctica deliberada y algunas cositas más de las que continuaré escribiendo.
Pero la relación entre actividad física y funciones cognitivas es realmente sorprendente, lo mismo la sociabilización. Hacer mucho ejercicio, participar en actividades sociales ayuda mucho a mantener sana la mente más tiempo.