14 sept. 2010

DVORETSKY Y SUS METODOS

Como ya ha sido mencionado, el MI Dvoretsky es considerado por muchos como el mejor entrenador del mundo. Su programa masivo de trabajo contiene mucha sabiduria sobre como aprender ajedrez. Aquí esta una de sus proposiciones:

Al distribuir su tiempo, un estudiante debera estar guiado por el ratio de que tan a menudo un tema bajo estudio ocurre en las partidas prácticas con la suma de tiempo requerido a dominar este tema.


Crear Conocimiento Activo es la Clave.

Conocimiento que puede ser fácilmente traducido en práctica es lo que llamamos Conocimiento Activo. La transición desde conocimiento absorbido a conocimiento aplicado es una función de entrenamiento. Entrenamiento crea Conocimiento Activo y dirige su aplicación.

A los estudiantes en los programas soviéticos de ajedrez se les da el conocimento que ellos necesitan cuando ellos lo necesitan.

Si examinamos en detalle los métodos de entrenamiento del MI Mark Dvoretsky, quien ha desarrollado un régimen revolucionario para ayudar a los jugadores a fortificar el uso de su conocimiento activo, podemos lograr un avance enorme y entender como estudiar.

PRIMERA PARTE: EL ATAQUE AL REY.

En la Unión Soviética, uno de los métodos más efectivos y más demandantes era conducir valoraciones personales fijando valores númericos a las facetas del juego propio y el juego de otros.

El valorar la fuerza general inicial es lo más fácil, ya se sea maestro o gran maestro, es cinco.

El experto de 2100 que toma aparte sus partidas, evalua cientos de decisiones importantes, gráfica su desempeño (performance) en áreas importantes y hace lo mismo con sus potenciales rivales, esta en el camino de hacerse maestro. Puede perfilar su repertorio de aperturas para lograr posiciones de mediojuego y final en las cuales él se distingue.

La situación actual del medio mexicano no provee de suficientes oportunidades de competir en Ajedrez y así valorar nuestros puntos flacos y fuertes. He aquí donde la Troyka nos puede ayudar. Analizaremos partidas y haremos decisiones que luego serán valoradas. Al mismo tiempo aprenderemos una técnica siempre útil. El ataque al Rey. Primero con el ataque al flanco rey. Por lo pronto, oniciemos con algunos fundamentos teóricos.

TEORIA DEL ATAQUE

Wilhelm Steinitz (Campeón Mundial nacido en Praga, entonces Bohemía y parte del Imperio Austro-Húngaro) fue el fundador de la teoría moderna de Ajedrez. Fue el primero en realizar un análisis crítico del juego de los maestros del pasado, y como un resultado de esto, estableció que sus ataques eran exitosos solo a causa de la pobre defensa esgrimida por los oponentes. En lugar del lema “Ataque a cualquier costo”, Steintiz propuso el concepto de que un ataque solo esta justificado si ciertas ventajas posicionales han sido logradas previamente.

El fue el primero en apuntar la importancia del juego sistemático, basado en una valoración de la posición. ”La valoración de la posición”, escribió Kotov, “Es el ingrediente mas importante en las lecciones del Primer Campeón Mundial”. “El proceso creativo de valoración recuerda al del análisis químico de la materia. Como Mendeleyev, en el campo de la química, Steinitz produjo para el Ajedrez su propia lista de “elementos posicionales” los cuales imponen su propia marca peculiar sobre cada posición. Cuando un jugador esta valorando la posición, el debe primero aislar los elementos, como un químico hace, en orden de establecer las características individuales de la posición. A partir de esta información, establece una conclusión y trata de formular un plan apropiado”.

Steinitz determinó los siguientes elementos posicionales que podían ser cristalizados en ventajas en una partida y en los cuales podemos basar nuestra valoración de la posición:

1. Ventaja de desarrollo en la apertura.
2. Control del centro.
3. Mayor movilidad de las piezas.
4. Posición débil o expuesta del rey contrario.
5. Control por las piezas mayores de las columnas abiertas; dominación de las diagonales por los alfiles.
6. Ventaja de la pareja de alfiles sobre el alfil y caballo o dos caballos.
7. Puntos débiles o complejos de casillas débiles en el campo enemigo (leucopenia , según Hans Kmoch).
8. Mejor estructura de peones.
9. Mayoría de peones en el flanco dama.

La teoría de Steinitz fue el inició de una era, descubrió y fue el parteaguas del Ajedrez moderno. Inicialmente, Steinitz tendió a predicar sus descubrimientos como “reglas incontrovertibles”. Defendió su teoría con la obsesión típica del pionero y no le importó que en su mayor parte estaba siendo contaminado con pedantería dogmática.

El antídoto a Steinitz fué el maestro ruso Mijail Chigorin. Estaba lejos Chigorin de ignorar el conocimiento teórico, pero por otra parte, mantenía que el proceso creativo del jugador de ajedrez, no permitía la representación de una “eterna” y constante formula. Los principios y las reglas no debe ser seguidas dogmáticamente, sino usadas creativamente, en armonía con los requerimientos específicos de cada posición.
Ahora, ¿Como son interpretados los “requerimientos específicos de una posición”?. Necesitamos considerar no solo las características estáticas individuales de la posición sino sus propiedades dinámicas. Si sacrificamos ciertos requerimientos posicionales, nosotros podemos obtener compensaciones en otro tipo de elementos.
Si nosotros vemos con más cuidado, las concesiones hechas al oponente cuando valoramos esos “requerimientos específicos de la posición”, de ninguna manera constituye la refutación de la teoría de Steinitz. Cuando hay un tal choque de ideas diferentes sobre el juego, la dinámica poderosa, las tácticas al filo de la navaja, juegan un importante, si no el mas importante de los papeles y consecuentemente no siempre es fácil establecer cuales concesiones posicionales pesan más.
La aplicación de este tipo de método, que es típico de la escuela soviética de Ajedrez, demanda los siguientes prerrequisitos:

1. Profunda comprensión de las minucias y detalles de una posición;
2. Conocimiento exacto y profunda comprensión de todos los principios posicionales, ya que la evaluación concreta de la posición no es sino una interpretación muy sutil y no una negación de todos los principios;
3. Una habilidad para calcular variantes con exactitud y rapidez, aunado a relacionarlas con los conceptos.
4. Creatividad y gusto del riesgo.

Puede ser valioso, en este punto, recordar la manera en que Emanuel Lasker interpretó la teoría del juego posicional diseñada por Steinitz.

De acuerdo a Steinitz, posiciones iguales se mantienen iguales con juego correcto. Cuando el balance se rompe, el jugador con la ventaja tiene la oportunidad de atacar y jugar por la victoria. Steinitz se elevó a si mismo a las alturas de un verdadero filósofo al afirmar que en tal situación, el jugador esta obligado a atacar, si no desea perder su ventaja.

La insistencia en tal “obligación” es en cierto sentido una demanda ética, la cual es extremadamente difícil de seguir, el jugador que este listo a seguirla, puede convertirse en un artista de ajedrez; el que no esta listo, no lo podra ser nunca. En términos prácticos, esta obligación implica que uno tiene que buscar una combinación que conduzca a la realización de la ventaja. Uno debe creer que la posición contiene tal posibilidad, y si, después de una búsqueda laboriosa, aún no la encuentra; ¡continúe buscando! Es posible, claro, que no se posea ninguna ventaja y que la conclusión provenga de una falsa apreciación de la posición. En este caso tiene que reapreciarse la situación.
Steinitz deseaba ayudarnos en nuestra búsqueda de conocimiento. El no solo afirmo que había que atacar cuando se poseía ventaja, sino dijo donde, el aconsejaba dirigir el ataque contra las debilidades de la posición del oponente. Sobre el punto más débil. Steinitz comparaba la posición de ajedrez con una cadena compuesta por muchos eslabones. El aconseja al atacante, quien trata de romper la cadena, hallar el eslabón más débil y concentrar sus fuerzas contra el. Si la cadena es segura, no tiene sentido buscar tal debilidad. Sin embargo, las cadenas usualmente no son completamente seguras y el maestro demuestra su calidad al hallar el eslabón de menor resistencia, por medio de cuidadoso y concentrado esfuerzo. El lo ataca entonces.