8 feb. 2012

Aprendiendo a estudiar solo.



Me asombra como en todo el jaleo y el debate en estos días sobre la decadencia de la educación en México,  no hacemos caso de las más fundamentales de sus causas. Nuestros estudiantes han cambiado radicalmente. Los estudiantes de hoy ya no son la gente para el que nuestro sistema educativo fue diseñado para enseñar y tampoco es el tipo de mundo laboral.
Los estudiantes de hoy no terminan de cambiarse incrementalmente diferenciándose cada vez más de aquellos del pasado, no simplemente han cambiado su argot, ropa, o los adornos de su cuerpo, o en los estilos, como había pasado en las generaciones anteriores.
Su mundo y su cuna están transformados por la era digital. Los planificadores deportivos no nacieron en una era similar y muy a menudo no entienden lo que pasa en ese mundo virtual digital.
Los estudiantes de educación media superior y superior de hoy representan las primeras generaciones crecidas con esta nueva tecnología. Ellos han pasado sus vidas enteras rodeadas por celulares, computadoras, juegos de vídeo, tocadores o reproductores de música digitales, y todos los otros juguetes e instrumentos de la edad digital. El estudiante medio de hoy ha pasado menos de 5,000 horas de su vida en la lectura, pero más de 10,000 horas jugando juegos de vídeo (para no mencionar 20,000 horas mirando la TV). Los juegos de computadora, el correo electrónico, el Internet, los teléfonos celulares y la mensajería inmediata, chat , son partes integrantes de sus vidas. 

Como consecuencia de este ambiente ubicuo y el volumen escarpado de su interacción con ello, los estudiantes de hoy piensan y tratan la información de forma fundamentalmente diferente que la de generaciones anteriores .
Estas diferencias van mucho más lejos y más profundas de lo que la mayor parte de educadores sospechan o comprenden. “Las clases de experiencias diferentes conducen a estructuras cerebrales diferentes,” dice el doctor Bruce D. Perry del Colegio de Medicina. Baylor. Es muy probable que los cerebros de nuestros estudiantes hayan cambiado físicamente - y sean diferentes del nuestro a consecuencia de la manera en como ellos crecieron. Pero si esto es literalmente verdadero, podemos decir con certeza que sus modelos o patrones de pensamiento han cambiado. ¿Cómo y que tanto han cambiado? ¡Averígüelo Vargas!

A los nacidos rodeados ya por lo digital se les denomina “Nativos Digitales” y ya requieren y merecen ser tratados de manera diferente que los que somos “Inmigrantes digitales”, que arribamos a la era digital, no nacimos en ella. Somos “Aliens”, no nativos. Somos pues “Inmigrantes Digitales”
Nuestro idioma nativo no es la computación y debemos comprender que los nativos digitales tienen que hablar la lengua nativa, la de su nacimiento.
Nosotros hablamos con acento. Como Inmigrantes que somos.

La importancia de la diferencia es esta: Cuando los Inmigrantes Digitales aprenden - como todos los inmigrantes, unos mejor que otros, para adaptarse a su ambiente, ellos siempre retienen, en algún grado, su "acento", es decir su pie en el pasado.
“El acento inmigrante digital” puede ser visto en tales cosas como la bocacalle al Internet durante el segundo de información más bien que el primero, o en la lectura del manual para un programa más bien que en asumir que el programa en sí mismo nos enseñará a usarlo. La gente más vieja de hoy fue "socializada" de manera diferente que sus niños, y está ahora en el proceso de aprender una nueva lengua. Y una lengua aprendida tarde en la vida, los científicos nos lo dicen, entra en una parte diferente del cerebro. 


Hay cientos de ejemplos del acento “Inmigrante Digital”. Incluyen la impresión de su correo electrónico (o hacer que su secretaria lo imprima para usted - un acento "aún más grueso es necesitar una copia impresa de un documento escrito en la computadora a fin de corregirlo (en lugar de corregirlo en la pantalla); y trayendo a la gente físicamente a su oficina para ver un sitio Web interesante (en lugar de enviarles sólo el URL). Estoy seguro que usted puede pensar en uno o dos ejemplos de su propia cosecha sin mucho esfuerzo. Un ejemplo chusco favorito es el  que llama por teléfono y dice "¿consiguió usted mi correo electrónico?” Aquellos de nosotros que somos “Inmigrantes Digitales”, nos reimos a veces de nuestro "acento".
El problema para los “Nativos Digitales” es que aún las armas, los empleos y el poder en el medio educativo lo tienen, en el mejor de los casos, los “Inmigrantes Digitales”, pero en muchos los ajenos del todo al mundo digital.
Es curioso pero los administradores de los sitios educativos que se están desarrollando actualmente o son demasiado ajenos al medio digital y con conocimientos para ser llamados “Educadores Nativos” o son “Inmigrantes Digitales” y además “Inmigrantes Educativos”, pero no los hay “Educadores Nativos” que sean “Nativos Digitales”, por eso estos últimos sufren el estudiar de manera inadecuada para ellos.

Como Inmigrante Digital y Educador Nativo trató de acercarme al mundo de los Nativos Digitales, pero me ha ido mejor ayudando a Inmigrantes Digitales recientes, o sea con menos años de experiencia y que muchas veces son Inmigrantes Educativos.
El chiste es enseñar a estudiar de manera independiente a los que ahora quieren estudiar por computadora. Aprender a ser estudiante independiente requiere mucha dependencia inicial de un entrenador, o coach, como muchos ya se están dando cuenta. Es una tarea muy importante, pero muy difícil, el enseñar a alguien a ser un estudiante independiente. Pero el objetivo de todo entrenador es hacer a su alumno independiente.  Por ello en esta era digital es muy importante comprender a los Inmigrante Digitales y a los Nativos Digitales, pues aprenden o requieren aprender de manera muy diferente a la del pasado muy reciente.