24 feb. 2012

Poder del análisis de las partidas propias.



La mayoría de nosotros no usamos nuestra experiencia muy bien. Con nuestra obsesión cultural  de “vivir el momento”, descuidamos el engranar en la reflexión creativa nuestras historias personales, y en lo que toca al ajedrez, no analizamos suficientemente las partidas que hemos jugado. . La experiencia de los entrenadores soviéticos de ajedrez  sistemáticamente demuestra que nuestras partidas jugadas son el recurso más grande, más accesible, y a la vez menos utilizado para los jugadores que quieren lograr cambios positivos en su nivel de juego.

En contraste con otros estudios más técnicos, el analizar  el funcionamiento de nuestros razonamientos pasados  ofrece un enfoque equilibrado, práctico y accesible si se sigue un modelo  procesable de tres fases: Recuerdo, Reclamación, y Reparto de roles.

El análisis de las partidas propias proporciona la perspicacia, el estímulo y la motivación para el desarrollo profesional y personal esencial. Los jugadores que siguen un modelo adecuado de análisis de partidas propias avanzarán más en su carrera de ajedrez,  tanto en corazón y sentido, podrán vencer obstáculos que otros métodos de estudio no lográn. Disfrutarán de la tranquilidad de ánimo que viene con el conocimiento de que todo lo que se necesita es cultiva la perspicacia, coraje y persistencia y podrán encontrar los ingredientes que sus casos concretos requieren para avanzar.