29 feb. 2012

Descubra su Capablanca interior.


¿Puede el cerebro dar un salto de calidad? Estudios publicados en los últimos cincuenta años así lo demuestran y prácticamente no hay un investigador serio de la educación que no lo crea así y que no siga buscando el “Santo Grial” de la excelencia.

En 2007 el libro “Upgrade your Brain”, descubra el Einstein que tiene dentro, de John Middleton fue un éxito de librería y más de un gran maestro internacional me mencionó que ese libro lo “marco”. También fue muy importante en 1989 la “Teoría del Conocimiento” de Chisholm, que reafirma la validez del punto de vista epistémico. 

Va directo al debate actual filosófico proveyendo de observaciones profundas de las teorías del conocimiento desde las intergalácticas hasta las externalisticas.
Pero comparando algunas afirmaciones de Middleton y Chisholm con las de Alexandr Fedorovich Illin Genevsky, escritas en 1935, con las mencionadas, al menos 50 años después, queda claro la visión de un gran pensador y un investigador nato de la naturaleza humana. La gran potencialidad del cerebro humano maravillaba a los investigadores soviéticos de los primeros años del régimen soviético. En los años 30s del siglo XX, pedagogos, sociólogos y psicólogos se unían para desentrañar las claves para lograr el hombre nuevo, aquel que se superase continuamente. Lev Semionovich Vigotski, Makarenko, Luria, Leontiev, Illin Genevsky e incluso Romanovsky, los hermanos Rabinovitch, Rokhlin, Model y Krylenko; estaban creando los métodos para la creación de super hombres intelectuales a partir de los desnutridos niños soviéticos, victimas de las guerras intestinas y las terribles hambrunas de los dos primeros años de la segunda década del siglo XX.
El ser humano puede superar cualquier dificultad y el pueblo ruso lo había demostrado desde 1917 a 1923. ¿Cuántos millones perecieron? Quizás no tantos como de 1923 a 1933 o de 1939 a 1945, cuando sabemos que 20 millones de soviéticos perecieron en la Gran Guerra Patria contra el Nazismo Alemán.
Ilin Genevsky relata que cuando combatió en la Primera Guerra fue herido gravamente y con metal alojado en su cerebro, mucho tuvo que aprender de nuevo, desde hablar a jugar ajedrez. Pero se supero milagrosamente gracias a los tratamientos de los investigadores que después serían los mentores de los mencionados Vigotski y Luria. Uno de ellos, Panov, curiosamente sería el padre de un gran teórico soviético y del médico que firmaría el acta de defunción de Ilin Genevsky en 1941,  claro que esto no lo menciona en sus notas, pero si la referencia la da Modell sobre lo sucedido en Novaya Ladoga tras la muerte de Ilin Genevsly y la investigación sobre el robo de sus pertenencias y la muerte de su esposa 6 días después.
Antes de la guerra, Alexander Fiodorovich Ilin  de 20 años, por invitación de su amigo Kapinsky, se une al exilio en Geneve (Ginebra, Suiza) a Vladimir Ilich Ulianov. Con nombres cambiados, Ilin agrega lo de Genevsky, por Geneve, es como decir Ilin el ginebrino,  y Nicolás Lenin colaboran juntos en varios trabajos y estudios, además de jugar ajedrez en los clubes de Ginebra. Hay algunas fotos y cuadros en algunos cafés a la orilla del Lehmann, uno muy cercano a donde fuese asesinada Sissy emperatriz de Austria, la cuñada del emperador de México Maximiliano I de Hapsburgo, fusilado en Queretaro unos 50 años antes.
Regresa a Rusia en unas vacaciones y al estallido de la guerra se une al ejército del Zar, a pesar de ser ya uno de los fundadores del diario comunista clandestino, “Pravda”,  afiliados a los bolcheviques, pero instruidos a integrarse al ejército para ir formando células para la futura rebelión, pero en las grandes batallas de la Primera Guerra Mundial demuestra una gran valentía y se vuelve un héroe de la guerra, igual que su hermano mayor Fiodor.

Termina siendo gaseado, en ese momento la novedad guerrera de Alemania, durante la batalla de Varsovia, el 30 de mayo de 1915, se recupera, pelea en el Carpatos y es herido el 9 de julio en la cabeza cerca de Piasky, durante el famoso contraataque ruso, en Galizia, además de que una pierna y un brazo estuvieron a punto de perderse.  Paralisis de las dos piernas, brazos cortados y amnesia de tipo Korsakoff, además de Astasia y reducción de la actividad del sistema nervioso,  era el diagnóstico médico. Sus 21 años era lo único a favor, y la resistencia heredada del abuelo, el general Vasiliev, héroe de varias batallas también. Los grandes médicos Panov, Bekhterev, y el famoso Doctor en medicina V.V.Sreznevsky, que había salvado a un archiduque y a tres generales, rehabilitaron a Ilin Genevsky. Un año duro el tratamiento, y en ese tiempo Srenevsky lo visitó frecuentemente y según Alexander Fiodorovich aprendería mucho de él sobre sicoanálisis y auto superación. A Sreznesvky le interesaba Ginebra y lo que Alexander sabia de Carl Gustav Jung, que habitaba a orillas del Lehmann, no muy lejos de la casa de Kapinsky, aquel revolucionario que lo presentó a Lenin.  Horas y horas de trabajo para recobrar y superar su cerebro. Si bien en 1914 fue campeón de Ginebra y luego pierde la memoria en 1915, maravilla que para 1925 juegue como un Gran Maestro y pueda derrotar nada menos que al campeón mundial José Raúl Capablanca.
Eso se considera no nada más asombroso, sino maravilloso. Vladimir Viacheslovich Sreznevsky trabajo mucho también sobre la superación personal, pero su formación de médico militar del ejército zarista y sumamente fundamentalista en la religión ortodoxa, lo hacían muy líneal, en opinión de Alexander Fiodorovich, que cuenta, que para su tristeza, en 1918 desapareció la bibliotea de Sreznevsky con todos sus apuntes sobre desarrollo cerebral.
La familia Sreznevsky estaba formada por intelectuales de diversas disciplinas. De ascendencia ucraniana y búlgara, un bisabuelo Izmail, se hizo famoso por sus estudios históricos, mientras que en matemáticas su padre Viacheslav y su hermano Viacheslav Viacheslovich, eran considerados una eminencia, lo mismo que en historia su nieto Izmail Vladimirovich Sreznevsky. Por cierto que Alexander Fiodorovich recomendó a Stalin a un hijo de Sreznevsky para trabajar en deportes y llegó a ser un dirigente del olimpismo ruso.
Con ese año con Sreznevsky, después de tratar con Lenin y vivir las experiencias de Galizia, a los 23 años, Alexander Fiodorovich tenía una escuela increíble. Se dice que un 25% de lo que sabemos lo aprendemos con los maestros, un 25% de lo que leemos, otro 25% con los amigos y el 25% restante con el tiempo.
Alexandr Fiodorovich hace un estudio comparativo de dos grandes cerebros con los que tuvo contacto: Fiodor Fiodorovich Ilin, su hermano, que utilizaría el nombre de Raskolnikov para su lucha revolucionaria, y Vladimir Ilich Ulianov, que utilizaría el nombre de Nicolás Lenin para su lucha revolucionaria. De Lenin sabemos mucho, pues como prolífico escritor dejo decenas de textos y varios cientos más han sido escritos sobre de él. De su desarrollo como pensador a partir de ser un estudiante promedio de la Universidad de Kazan hasta ser líder de decenas de millones de personas y derrotar al segundo Imperio del Mundo, muchos conocemos la historia. Es evidente que Lenin se superó constantemente desde 1912. En 1914 Alexandr Fiodorovich ganó el campeonato de Geneve, mientras que Lenin fue sólo uno más de los que quedaron fuera de concurso, a pesar de que en esos tiempos Lenin ganaba buenos francos jugando ajedrez de apuesta.
Los hermanos Fiodor y Alexander Fiodorovich Illin, hicieron de su casa natal en San Petersburgo, en la calle Mironovaya, en el barrio de Bolshaya Okhta, un lugar de reunión de escolares intelectuales. Aunque eran hijos ·”ilegitimos” del Archidiacono de la Catedral Sergiev, Fiodor Alexandrovich Illin, por parte de madre su abuelo era el Mayor General  Vasiliev,(lo que para México y muchos países es General Brigadier), su madre era Antonina Vasielvna Ilina. No se caso con el padre de sus hijos porque el clérigo aunque era viudo, su religión no le permitía casarse otra vez, pero si darles posición social y, gracias al abuelo Vasiliev, los Ilin tenían una posición desahogada. Es curioso, pero el padre, aunque clérigo, es acusado a los 62 años de haber abusado de una joven sirvienta y a pesar de que abogados prominentes de la época, como Nikolai Platonovich Karachebsky, estiman que no perdería el caso, Fiodor Alexandrovich se suicido en 1907 cortandose con una navaja la arteria carótida. La madre se dedicó a la venta de vinos y tenía en San Petersburgo su tienda en el barrio Vyborgskaya, en el malecón Finsky no. 3.  El abuelo de Illin Genevsky, Alexander Fiodorovich Ilin, tocayo de su nieto, y su tío Nikolai  Alexandrovich, también se suicidaron, todos a causa de una mujer, de una manera u otra. Mientras que la esposa de Ilin Genevsky también se suicidó a la muerte de su marido.
Aunque aparentemente religiosos, Alexander Fiodorovich, bautizado en la Iglesia Ortodoxa Rusa, confiesa que era ateo ya a los 10 años de edad, o sea en 1904. Su hermano Fiodor nació en 1892, dos años antes, que Alexander.
Fiodor Fiodorovich a partir de la revolución de febrero y la bolchevique de octubre, va tomando prominencia dentro de los revolucionarios más violentos. Conocido como Rashkolnikov, sumamente duro, pero un genio de la planeación militar, moviliza rápidamente decenas de miles de hombres y se convierte en una leyenda viva. Dicen que Stalin lo envidiaba y terminó siendo su enemigo. El mismo Ilin Genevsky escribe que el personaje duro de general revolucionario “Strelnikov”, el primer marido de Lara en la novela Doctor Zhivago del premio nobel Boris Pasternak no es otro que Rashkolnikov. Uno puede recordarlo de la película de Omar Sharif y Julie Christie. Se supone que el novio revolucionario joven de Christie se convierte en un terrible general revolucionario; pues ese es el personaje que inspira Rashkolnikov.
Es impresionante lo que profundiza Ilin Genevsky sobre la superación humana, no por nada su gran reputación. Lo mucho que escribe termina convirtiéndolo en un dirigente de las publicaciones soviéticas, y dedicado a esa labor lo sorprendería la guerra, como en 1914, pero esta vez no sobreviviría.