19 nov. 2012

Psicología y ajedrez, un tema que no recibe la importancia debida.



Aunque muchos entrenadores, como el GM Grivas, dirigente de la Comisión de Entrenadores de la FIDE, expresó más de una vez en sus libros que su visión del entrenamiento en ajedrez cambió radicalmente al tomar un curso en la URSS en donde se enfatizó la importancia de la psicología en ajedrez,  este tema ha sido subestimado, incluso en los syllabus de los breves cursos de sólo 20 horas que se imparten a los aspirantes a instructores de la FIDE.
En los programas de estudios, que comprendían unas 1200 horas, para preparar entrenadores en la URSS, prácticamente el 30% eran de horas en que trataban temas relacionados a la psicología. En mucho influyó la dirección del GM Nikolai Vladimirovich Krogius, Doctor en Psicología, y autor de muchos trabajos sobre Psicología y Ajedrez. El fue, durante una década, importante dirigente de la organización soviética de ajedrez.  Actualmente, a los 82 años,  vive en los Estados Unidos pero su carrera prácticamente se desenvolvió en su parte fundamental en la URSS, como puede verse en sus escritos, donde relataba que desde 1950 inició sus primeras investigaciones sobre la psicología aplicada al ajedrez. En castellano, Krogius ha publicado varios libros, como “Ajedrez Paso a Paso” y otro sobre combinaciones, pero en lo que respecta a su tema de especialización, la Psicología, se publicó una especie de resumen del libro editado en ingles “Psicología en Ajedrez” que a su vez extractaba lo publicado en tres libros en idioma ruso, “El Elemento Humano en Ajedrez”·, “Psicología de la Creatividad en Ajedrez” y “La Memoria y la Atención del Jugador de Ajedrez”, todos publicados antes de 1970. Pero en la década siguiente escribió otros libros , entre los cuales destacaba “Preparación Psicológica del Ajedrecista” escrito en 1979 y publicado hace 30 años con un tiraje de 40 000 ejemplares por la editorial soviética de la Universidad de Moscú. En este, el que considero su libro más notable, comienza con la descripción de la preparación psicológica de Emanuel Lasker, el campeón mundial al que se le adjudicaba utilizar un mucho la psicología para lograr sus grandes triunfos. Luego hace un análisis de Capablanca, que prácticamente afirmaba que no utilizaba para nada la psicología y que en una partida lo  único que le interesaba era la posición de las piezas, no la manera de pensar del oponente. Pero desde el punto de preparación psicológica, Capablanca fue foco del interés de varios psicólogos antecesores de Krogius como Dyakov, Petrovsky, Rudik,Nechaev, y el más eminente de todos: Lev Semionovich Vigotsky. Aunque de hecho, Krogius cita solamente a uno de los principales alumnos de Vigotsky, Leontiev.
Además de Krogius, sobre Psicología en Ajedrez hay una buena cantidad de autores. Los más conocidos son los que han sido a la vez ajedrecistas destacados  y psicólogos como  a mediados del siglo XX Blumenfeld y Reuben Fine quienes también escudriñaron en la aparente segura figura de Capablanca. Pero sólo más tarde otro psicólogo,  Ananiev apunto las contradicciones de la personalidad de Capablanca. Y aunque Krogius admiraba a Ananiev fue más llevado por analizar a su compatriota Alexander Alexandrovich Alekhine (Una vez en Toluca, Krogius apuntaba que se pronunciaba Aliejin y no Aliojin como muchos aseguraban en México y en una grabación en México en 1933 el propio Alexander Alexandrovich pronunciaba como Aleejín, aunque la grabación no es muy clara).
En este día, aniversario de Capablanca, mencionarlo, prácticamente en cualquier tema relacionado al ajedrez, es obligatorio.
En el boletín del Club Central de la URSS, No. 6 de 1969, en ocasión del 37mo. Campeonato de la URSS se publica el artículo “Capablanca sobre la Psicología”, donde se afirma que si bien cuando era Campeón Mundial no consideraba la psicología importante, ya para los años 30 del siglo XX, afirmaba que era importante comprender al oponente y tratar de entender como pensaba para prevenir sus planes.
Entre los jugadores de finales del siglo XX y principios del siglo XXI hay muchos que son psicólogos por su preparación académica además de su nivel internacional como jugadores, como el GM Kevin Spraggett de Canadá y algunos maestros de Israel de origen soviético.
El GM Bonsch, sin ser psicólogo formalmente, ha publicado trabajos interesantes relacionados con la psicología y el ajedrez, como lo ha hecho también en Alemania el GM Yusupov.
Bonsch recientemente se ha enfocado en los temas de selección de talentos, así como mejoras de rendimiento a diversas edades, temas que también trabajo Krogius, que con cierta frecuencia, escribió sobre la relación entre edad y rendimiento en ajedrez. Krogius si bien admitía la opinión de B.G. Ananiev de que la iniciación estaba relacionada con la culminación de la carrera, daba como cifra general los 35 años como edad del más alto rendimiento e incluso cita estudios de Strumilin, publicados allá por 1925, en su libro “Problemas en la Economía del Trabajo”, sobre la edad de mayor rendimiento, coincidentes con la apreciación de Krogius.
Sobre la edad, varían las opiniones, pues muchos maestros llegan a la excelencia muy jóvenes, pero otros realizan saltos de calidad a edades relativamente avanzadas.
Pensadores, como Tony Buzán, Jacobo Bronowsly y Steven Pinker, este último destacado psicólogo de la Universidad de Harvard, difieren mucho de Krogius y dicen que el ser humano mejora en inteligencia mucho más allá de esa edad, pero en cambio decrece en motivación y en interés por el resultado deportivo después de los 55 años, por lo que casos como Korchnoi, Smyslov, Lasker y muchos otros que siguieron destacando después de los 60 años de edad no son raros por su desempeño, sino por su capacidad de mantenerse motivados tras haber logrado todo tipo de lauros en ajedrez. No se olvide uno de la retirada prematura de Kasparov, cuando ya no se sentía motivado por ganar torneos de ajedrez y cambio el competir contra Anand y Kramnik por competir contra Putin y recientemente con la “nomenclatura de la FIDE”.
La FIDE, en su afán comercializador, donde parece no desperdiciar oportunidad alguna para hacerse de fondos, realiza también una serie de campeonatos mundiales de todo tipos de edad y recientemente “bajo” la edad requerida para su campeonato mundial senior de los 60 años a los 50 años e incluso ya se habla de la categoría “ultra senior” para jugadores mayores de 70 años. El chiste es que hay que buscar mas pretextos para dar títulos y cobrar por ellos. Es como los papas del siglo XVI que nombran cardenales de 12 años para cobrar por esos nombramientos.
No pasará mucho tiempo para que además de los 3 ratings que ahora hay, de clásico, de blitz, de activo, sin contar por los de correspondencia, tendremos campeones mundiales de sub 8, sub 10, sub 14, sub 16, sub 18, sub 20, de 20 a 30, de 30 a 40, de 40 a 50, de 50 a 60, de 60 a 70, de 70 a 80, de 80 a 90, y el de centenarios y algunos póstumos. En cada una división etaria podrían poner dos o más generos. El chiste es cobrar.