24 oct. 2017

AJEDREZ Y COMPUTADORAS, SU EFECTO SOBRE LOS CAMPEONES MUNDIALES ANAND; CARLSEN Y SUS RETADORES.





Cuando veo a muchos jugadores que revisan sus partidas y exploran sus deficiencias para luego corregirlas, me da gusto saber que dan un paso muy importante para su progreso. Pero cuando luego me piden les de un consejo sobre que “motores” utilizar para analizar las jugadas, realmente me siento abrumado.
En una reciente entrevista que al GM Anand le realizó el MF Siles, el excampeón mundial señalaba que la manera de prepararse en ajedrez había cambiado mucho con las computadoras. Un gran maestro como Anand, del privilegiado grupo de la élite y de lo que el mismo denomina en esa entrevista “Circo Volador”, seguramente le es necesario analizar con “motores” las partidas y verificar sus ideas del repertorio de aperturas. Es cuestión de ahorrarse tiempo en el trabajo de análisis; y lo que es más importante: es ya un jugador totalmente bien formado.
Su relación con los “motores” de computadoras tiene que ser bien distinto que la relación que tienen otros grandes maestros que no pertenecen al cerrado círculo comercial de los torneos conocidos como de “elite”.
Cuando consideramos al jugador promedio que comienza a analizar sus propias partidas, que por cierto son una diminuta minoría de los que participan en torneos regularmente, me parece muy importante aconsejarles que no usen los “motores” de sus computadoras.  Se que para todo quiere uno usar computadoras, pero en ajedrez es mejor usarlas solo como base de datos y para comunicarse, escribir, etc., pero no para utilizarlas para ahorrarnos una labor mental, pues perderíamos así una de las mejores maneras de entrenarse y de aprender a través de la experiencia.
Examinemos cuales son los principales razones por las que perdemos partidas ya que la perdida de ellas y la manera en que lo hacemos es el principal indicador del nivel de nuestro juego.
Perdemos el 99% de las partidas, sino es que el 100%, por cometer errores y los errores los cometemos, según el excelente entrenador y autor, el MI Boris Zlotnik, por:
Falta de concentración.
Falta de conocimiento.
Error de cálculo.
Error de sentido.
Falta de creatividad.
Error de lógica.
¿En cuál de esos tipos de causas de error nos puede ayudar la computadora, especialmente sus “motores”?
Podemos hacer ejercicios de concentración. De hecho hay algunos programas curiosos, pero hay muchos otros, muy comprobados, que no requieren computadoras, y son la gran mayoría.
Una computadora nos puede ayudar a aumentar nuestro conocimiento. He ahí la gran ventaja de una computadora. Almacenamos libros y manuales de ejercicios que podemos acceder rápidamente. Antes, para buscar un libro o artículo sobre un tema, teníamos que sumergirnos literalmente en una pila de libros. De niño lo tuve que hacer tan a menudo en la biblioteca de mi abuelo, con libros de ajedrez editados entre 1870 y 1935, que ya me hablaba de tú con los ratones. Ahora doy unos golpes de tecla y movimientos de mouse y recorro con cierta rapidez decenas de miles de libros de ajedrez en español, inglés y ruso, además de muchos miles de archivos en pgn y formatos de chessbase. Pero acceder a la información no es lo mismo que adquirir conocimientos. Hay que usar esa información realizando ciertas labores en que la computadora ayuda mucho, pero no lo es todo.
Los errores de cálculo solo se corrigen con la práctica deliberada. Y la computadora puede hacer mucho, pero la labor en un 95% se hace sin ella. Es un aparato de acumulación de datos, diagramas, etc. Pero solo se aprende a calcular calculando, el algoritmo para hacerlo se aprende en una hora, pero hacerlo bien, toma miles de horas de ejercicios arduos. Cada vez que usamos un “motor”, ahondamos en muy mal hábito. Es mucho más fácil adquirir malos hábitos que los buenos. Si usamos el motor para analizar una jugada, tendríamos que analizar 100 sin motor para que en lugar del hábito de dejar de hacer las tareas difíciles, adquiramos el hábito de enfrentarlas.
¿Qué podríamos decir del error de sentido, o la falta de creatividad, o el error de lógica? Salvo como instrumento de comunicación o almacenamiento de datos no se en que más pueda ayudarnos la computadora, y los “motores” en cambio si se me ocurren decenas de razones para no usarlos.

Jugadores como Anand, formado por grandes entrenadores como el GM Ubilava y respaldados por varios seconds, seguramente ya tiene buenos hábitos bien inculcados y reforzados, incluso adquiridos antes de que tuviese su primera computadora.
Carlsen, lo mismo, inclusive es aun adepto de estudiar libros impresos y no verlos en pantalla. En muchas fotografías aparece con un libro al lado. Aunque como afirmé antes, en el caso de los jugadores del “Circo Volador” tienen que ahorrar todo el tiempo posible, y auxiliarse de computadoras y analistas para checar las variantes de su repertorio, pero tanto Anand como Carlsen tienen el hábito de analizar mucho por si mismos; tienen un pensamiento crítico ultra desarrollado y hábitos y hábitos de esfuerzo y concentración.
Y como escribió Zlotnik, citando a Kasparov, “en el ajedrez la capacidad de concentración tiene un papel importantísimo”.
Un buen entrenador, uno del estilo de capataz, de aquellos que disciplinan y exigen, pero que estimulan al esfuerzo, es básico para un jugador por que lo que se necesita es habituarlo a trabajar, y una computadora puede muy peligrosamente habituarlo a no trabajar.