29 oct. 2007

Recordando a los muertos


En estos días en que recordamos a los muertos y tenemos presentes a quienes nos antecedieron, me pareció oportuno traer a la memoria algunos hechos pasados, preferentemente de un pasado lo suficiente lejano para que fuera protagonizado principalmente por personajes fallecidos, aunque también fuese suficiente cercano como para ser comprendido y no sea simplemente historia, sino que tenga mucho de la escena presente. Elegí el lapso de 60 años pues la mayoría de los protagonistas habrán muerto ya, pero algunos viven y los conocemos de cerca, entonces no nos parecerán tiempos tan lejanos. Vaya como un homenaje a los ajedrecistas muertos y un saludo a los que presenciaron muchos de los hechos referidos, como el mismo Gran Maestro Larry Evans que era un joven de 16 años, o el Ing. Ferríz que también era un joven de 24 años. Hace 60 años aún estaban activos jugadores que unían al siglo XIX con el siglo XX como el GM Edward Lasker, nacido en 1894. A muchos, además de los mencionados, como el GM Isaac Kashdan, el GM Evans, el GM Yanofski, ex alcalde de Winnipeg, el MI Donald Byrne, el MI Cuellar, los Maestros Araíza, Soto Larrea, Dr. Ariel Mengarini, Planas, Alemán, Juan Carlos Gonzalez., Soley, Gilberto Garcia, y Florido, con él que incluso jugué en 1968, lo mismo que con Bernstein, Edgar McCormick, Carl Pilnick, que son protagonistas de estas notas, los pude tratar alguna vez. Ellos me enlazaron de alguna forma con un rico pasado, y seguramente yo he sido enlace de muchos jóvenes con ese pasado.
Por ejemplo: hace 33 años, en 1974, en Niza, empaté con Erno Gereben que a su vez había empatado 32 años antes con Alekhine, en 1942, que casi 30 años antes en 1914 jugó con Lasker , que en 1884 jugó con Mason que en 1852 jugó con Morphy. Entonces cuando juego con un niño de 12 años en 2007, lo conecto de esa manera, a través de sólo cinco jugadores con una historia de 150 años antes. Incluso con menos jugadores, pues he jugado con Sydney Bernstein, en 1979, que jugó muchas veces con Edward Lasker, que jugó con Teichmann que jugó con Anderssen, que jugó con Staunton, que jugó con Labourdonnais que jugó con Sain Amant, y así viajamos, con 7 jugadores 200 años atrás. Con 9 jugadores podría llegar a Philidor.