9 sept. 2009

Ajedrez. Aniversarios de Septiembre



80 años del nacimiento del MI ELDIS COBO ARTEAGA
El MI Eldis Cobo Arteaga, nace en la capital oriental de Santiago de Cuba, el 2 de septiembre de1929, y tras de vivir más de cinco décadas en la capital de Cuba, fallece en La Habana en los inicios de la década de los 90s.
Uno de los tres mejores jugadores de Cuba al comienzo de la segunda mitad del siglo XX, fue el primero que destaca a nivel internacional al ganar en 1958 el fuerte Campeonato Abierto de Estados Unidos, venciendo nada menos a dos grandes maestros de la talla de Robert Byrne, quien fuese candidato a campeón del mundo en 1974, y a Larry Evans, uno de los jugadores que mayor número de veces ha ganado el título de Campeón Absoluto de los Estados Unidos, por lo que en ese año de 1958 fue nombrado el Mejor Atleta Cubano, cosa que pasarían cincuenta años para que otro ajedrecista recibiera tal galardón.
Representante de Cuba en varias decenas de eventos internacionales de ajedrez, visitó México en numerosas ocasiones, y en particular tuve el honor de enfrentarme tablero de por medio con él en diversos países, aunque, curiosamente, no en Cuba.
De carácter jovial aunque serio, siempre elegante, además del ajedrez mantuvo su práctica profesional como ingeniero, por lo que tuvo que hacer muchos esfuerzos para mantenerse durante dos décadas en los primeros lugares del ajedrez cubano y destacar en varias Olimpíadas, los Campeonatos Panamericanos y los tradicionales Torneos Internacionales Capablanca y Memoriam.

60 Aniversario del GM ROMAN HERNANDEZ OMNA
Otro gran jugador oriundo de la ciudad de Santiago de Cuba, villa fundada por Diego de Velázquez, nació el 23 de septiembre de 1949, y aunque inició a edad tardía en el ajedrez, a los 15 años, fue progresando rápidamente, iniciando sus mejores éxitos hace 40 años, con el Campeonato de Cuba de 1969, pero a los 30 años ya tiene el título de Gran Maestro Internacional, y en 1982 logra ganar el Campeonato Nacional de Cuba.
Representa a Cuba en por lo menos 8 Olimpíadas, entre 1970 a 1990, y visita en varias ocasiones nuestro país, siendo en 2003 su más reciente visita a México.
Desde hace más de diez años desarrolla destacada labor como entrenador en el famoso centro deportivo Cerro Pelado, en que se preparan atletas de élite.
Residente en Ciudad de La Habana ya por muchos años, se podría decir que vive en el centro mismo de esa ciudad, ya que tuve oportunidad de tomar en 2004 un café en su departamento que queda a un lado de la Catedral de La Habana, en un sitio muy privilegiado de la ciudad por su bello entorno, al grado de que reside en ese edificio también el cronista de la ciudad.
Difícil pasar por alto el sexagésimo aniversario de un buen amigo que, hasta donde sé, conserva excelente salud.
Por lo visto Santiago de Cuba ha sido cuna de muchos grandes ajedrecistas, aunque yo luego les haga bromas de que Santiago es hermosa, pero La Habana es La Habana y termina siempre uno por ahí.
Antes todos mis artículos los firmaba con la frase de Garcia Lorca, de que si me pierdo me busquen en Andalucía o en Cuba, pero uno de los poemas más conocidos de los escritos en Cuba por el poeta granadino es “¡Iré a Santiago!”. Ahora veo bastante complicado el viajecito a Santiago a visitar el parque Céspedes y el parque del Ajedrez, pero no deja uno de pensar en la belleza que se puede ver desde la atalaya del Morro santiaguero.
Pues por ambos amigos, Cobo y Román, con los que compartí muchos duelos ajedrecísticos bastante memorables, puras tablas, en su aniversario septembrino alzo las copas, lo mismo que todos los días de este mes a la memoria de mi padre, Pablo Ocampo Crespo, que un día de septiembre de 1979 nos abandonó, pero siempre vive en mi recuerdo con inmenso amor y gratitud.