1 sept. 2009

Bajtang Ilich Karseladze, entrenador de excepción.


En la foto: Karseladze con Nana Alexandria

Ya hace más de 40 años perdió Georgia a su mejor entrenador. El entrenador emérito de la URSS,fundador de la famosa escuela de ajedrez de Tibilisi, la mejor de jugadoras del mundo en el siglo XX, con las campeonas Gaprindashvili y Chiburdanidze, creador de un método muy especial de enseñanza del ajedrez que mezcla un profundo sentido posicional con una alerta de posibilidades tácticas que produjo jugadores de alto nivel de calidad y juego interesante como la GM Nana Alexandria, el GM Roman Dzhindzhishashvili, el GM B. Gurgenidze, el GM T. Georgadze, Y. Chikovani y A. Bokuchava, entre otros.
Pero la influencia de Karseladze sigue a través de su método que se sigue llevando a cabo con su prestigiosa serie de cuadernos que, por fin, ha sido traducida al ruso por el Maestro Mikadze, en edición que trató de coincidir con el 40 aniversario de la muerte de Karseladze, pero por motivos de la invasión se retraso, pero aparece un año después y de ahí será un paso para que se pueda conocer en otros idiomas.
¿Cómo describir en pocas palabras el “Método Karseladze”? Aunque tiene similitudes con el método de Dorfman, da más énfasis a la cuestión dinámica del ajedrez, contempla el juego posicional como una alternativa al juego táctico, como una estimación cuando los árboles de variantes se vuelven caóticos por una gran cantidad de jugadas candidatas y usa un sistema de relaciones de piezas y comparaciones como el método de Levenfish pieza por pieza. También utiliza un sistema similar de aproximación de amenazas como el que describe Averbach en su libro “Conocimiento Esencial del Medio Juego”, la clave parece estar en una serie de ejercicios perfectamente programados para adquirir la habilidad táctica y los hábitos en ciclos de 300 ejercicios, que a mi ver parece muy fácil hacerlo ahora con computadoras, pero que en la época de Karseladze, fallecido en 1968, se realizaba únicamente con tarjetas de patrones de combinaciones.
Karseladze tomó cursos con Luria y Leontiev, del Instituto de Psicología Kornilov, donde trabajaron en aspectos sobre la Memoria y el Razonamiento Positivo, como muchos entrenadores de ajedrez lo hicieron poco antes de la Segunda Guerra mundial, donde se dedicaron a estudiar los métodos de enseñanza de Lev Simionovich Vigotski, el principal psicólogo soviético y para muchos, del mundo.
Karseladze desarrollaba entre sus alumnos la convicción de que era de su elección el alcanzar los más altos pináculos del ajedrez, que todo era actitud y ferviente deseo. Esa forma de pensar siempre positivamente, de limpiar la mente constantemente de pensamientos negativos y sustituirlo por positivos, influyo mucho en los seguidores de la Escuela Georgiana. Dos grandes entrenadores no georgianos recibieron su influencia también. Uno fue el GM Eduard Gufeld, que a pesar de ser de origen ucraniano y de la Escuela de Kiev, al trabajar con la GM Maya Chiburdanidze, ella le transmitió las enseñanzas de Karseladze que le habían enseñado en Tibilisi diversos alumnos del maestro, ya que ella apenas participó en algunas sesiones con él siendo niña, pero a través de ella y de otros entrenadores georgianos, Gufeld se hizo un seguidor de la manera de pensar de Karseladze y se nota ello en sus numerosos artículos. Otro entrenador fue el GM Aivar Gipslis de Letonia, que fue el entrenador que siguió trabajando con la GM Nona Gaprindashvili a la muerte de Karseladze y que también se “contagió” de los métodos del Georgiano. Gipslis cuando trabajo en México me comentó ampliamente sobre la gran influencia que tuvo en él las ideas de Karseladze y como también Alexandr Koblentz, el maestro de Gipslis y del GM Tal, también se había contagiado, como Koblentz lo comenta en sus “Reminiscencias”. Gipslis hablaba de la importancia de visitar Tibilisi y “empaparse” del legado de Karseladze. ¡ Gran razón tenía! Es curioso pero en 1969, hace 40 años, los tres campeones mundiales, el varonil, el femenil, el de correspondencia, o sea Petrosian, Nona Gaprindashvili y Gregorian, eran nacidos en Tibilisi.
La GM y periodista destacada Nana Alexandria, siempre bella, ha escrito mucho sobre su entrenador y espero pronto publique en ruso algo de lo que ahora sólo se puede hallar en georgiano, lo que limita mucho su difusión. Pues, desgraciadamente, Karseladze es un nombre desconocido prácticamente fuera de su tierra natal, Georgia.