14 sept. 2009

Alexander Alexandrovich Shashin.


Maestro del Deporte de la URSS, entrenador de ajedrez en San Petersburgo, ha tenido el atrevimiento de plantear una teoría que trata de refutar a la de Steinitz tras más de 130 años de reinado. Una teoría sobre la cual los numerosos seguidores y críticos no aportaron nada esencialmente nuevo durante ese largo período.
El mundo parecía dominado por esa teoría, pero hubo algunos jugadores que parecían no respetarla, entre ellos un campeón del mundo, Mikhail Tal, y uno de los grandes maestros que se mantuvo en los primeros lugares del mundo durante más de cuatro décadas, Victor Korchnoi. Nadie como ellos violaron tantas veces los principios de Steinitz y ganaron tantos torneos.
Muchos seguidores de Steinitz se las arreglaron para frenar a Tal y dejar en entredicho el atrevimiento de quien no respetaba las reglas de Steinitz. Para evitar los ataques de Tal, buscaban variantes aburridas, con cambios tempraneros de damas; pero no hallaron la forma de acabar con Korchnoi, quien demostraba que las piezas incomibles, eran comestibles finalmente.
Un gran jugador a la defensa, pareció ser el heraldo de un estilo de juego que sería común en las computadoras.
Las computadoras no siguen para su juego los principios de Steinitz, sino que hacen sus cálculos y no estimaciones.
Es conocido, que la práctica es el criterio de la verdad. Debido a las computadoras “lo específico" metódicamente comenzó a matar a "lo general". El ajedrez de computadora ha "mutilado" indecentemente algunas aperturas clásicas. "Fritz” inexorable ha encontrado, casi aburrido, una serie de lagunas en muchas partidas históricas. Ya las ideas posicionales ya no pueden vivir su existencia independiente, todo se somete al análisis de la computadora.
Las nuevas generaciones de grandes maestros han sido influenciadas por su entrenamiento y fogueo con las computadoras y reflejan en su estilo esa manera rara de jugar de las computadoras que colocan sus piezas de una manera que no sigue un patrón recomendado por Steinitz, sino una manera de cuidarse y al mismo tiempo colocarse para un armado especial de ofensiva.
Agrupan las piezas en un sistema de densidades y avances como de falanges macedónicas combinadas con “tortugas” romanas, que parecen comprensibles solo a los historiadores de batallas antiguas.
¿Si esto no es la crisis de la teoría posicional, entonces qué es? Los creadores de los programas de ajedrez que obviamente no están preocupados por temas tan elevados se enfocan más en la búsqueda primitiva de variantes y del funcionamiento rápido de computadoras modernas. Como dice el crítico Bashenov, “Los triunfos de caos celebran su victoria”
Pero llegó alguien que pretende poner orden a la situación y pretende tener la teoría que sustituya a la de Steinitz que es reafirmada por las computadoras. Alexander Aleksandrovich Shashin logró el título de maestro de ajedrez de la URSS en 1967. Él es un jugador de ajedrez clásico, un discípulo de Vladimir Zak, el mismo entrenador básico de Korchnoi y Spassky. Coach profesional de ajedrez en el famoso Palacio de Pioneros de Leningrado, hoy San Petersburgo desde 1979. Con formación científica y académica en Fisica, durante años trabajo en los mas prestigiados laboratorios de la URSS, pero al desaparecer la Unión Soviética decidió dedicarse a enseñar ajedrez, pero aprovechando su formación y conocimientos sobre Física Cuántica, que ya decía Max Planck que era la Filosofia moderna, además de su comprensión de los principios de la termodinámica. Teórico incansable, dedicado al ajedrez con gran vocación, se ha enfocado en invesigaciones de ajedrez en los años recientes y ha llegado a interesantes conclusiones con las que consolida una teoría que pretende revolucionar el ajedrez al refutar o más bien superar, los principios de Steinitz que son ya incompatibles para explicar el juego de las computadoras y de los jugadores formados bajo su influencia. Con Capablanca como ídolo, esta fuertemente influenciado por el amor a la belleza pura, como la de las partidas del gran cubano, lo que ha determinado el destino de Shashin. . y dedicado en años recientes su vida a las investigaciones de ajedrez. Su ídolo es Capablanka. Claramente el amor por la belleza "seca" de los juegos del gran cubano ha determinado el destino de Alexander Aleksandrovich.
Aunque alguna vez fue entrevistado para un sitio web de habla inglesa muy popular, Shashin es prácticamente desconocido para el 95% de los entrenadores del mundo, para detrimento de ellos…