18 oct. 2012

La Leyenda de las 300 posiciones y la versión propuesta.




Hay una leyenda del ajedrez soviético: Las llamadas 300 posiciones básicas, que según los entrenadores de la URSS garantizaban que el que las manejaba a la perfección ya era un maestro.
Según aparece en la contraportada del libro GM –RAM del entonces MI y ahora ya GM Rashid Ziyatdinov, y que es considerado uno de los libros que todo entrenador debe tener, según opinión de decenas de FIDE Trainers encuestados, “En el folklore del ajedrez ruso se dice que hay 300 posiciones que comprenden el conocimiento más importante que un jugador aspirante debe adquirir. Sobre dos tercios de ellas son del Final y la tercera parte restante del medio juego. Sin embargo, nadie conoce todas estas posiciones ya que las opiniones de los jugadores y entrenadores líderes varían al respecto de cuales integran las 300 posiciones mágicas”, luego agrega sobre el libro GM-RAM, “En este libro están 253 posiciones únicas; dejando las 47 restantes al lector que puede completar la colección con aquellas que sean más significativas para él. En adición, hay aquí 59 partidas que a cada maestro en desarrollo se les aconseja conocer”
Así es la presentación del libro.
Como todo entrenador, desde hace unos 45 años he recopilado miles de posiciones para estudiar y enseñar, tratando a la vez de determinar cuales podrían ser esas 300 posiciones, como de averiguar de donde partió la idea. La leyenda, según me la relató un destacada psicólogo soviético, Alexander Nikolavsky Leontiev en 1977 y partió de una afirmación del psicólogo más legendario de la URSS y realmente fanático del ajedrez, Lev Simeonovich Vigotski, que tuvo largas charlas con el excampeón mundial Emanuel Lasker en 1925 y que las 300 posiciones eran seleccionadas por Lasker. Esto lo confirma en cierta manera Lasker en su libro “Victor se convierte en maestro de Ajedrez” publicado en los años 30s en la Unión Soviética (cuando Lasker adquirió la nacionalidad soviética tras su huida de la persecución nazi a principios de esa década).
Leontiev decía haber trabajado con Lasker en ese libro, pero que lo de las 300 posiciones era algo que Lasker había hecho con Vigotski.
Leontiev, siete años menor que Vigotski, en ese 1925 era un asistente menor, aunque ya para 1930 era un colaborador cercano, pero negaba tener más información sobre las 300 posiciones, pero si sobre la metodología para usarlas. Leontiev destacó en trabajos sobre la memoria y en ese tema entrevistó a decenas de maestros y grandes maestros de ajedrez entre 1939 y 1962.
De las 253 posiciones que cita Ziatdinov es muy difícil no aceptar que la mayoría de ellas, unas 230, innegablemente estarían en las 300 mágicas. ¿Pero porque solo 300?
Según algunos psicólogos ese número de 300 se utiliza en muchos temas y casi cualquier disciplina en la URSS tenía sus 300 conceptos, sus 300 lineamientos y sus 300 algoritmos. Eso de los múltiplos de 3 lo ponen hasta los Mayas en su religión. Así todas las pirámides mayas tienen 3 elementos, sus peldaños son múltiplos de 3, sus dioses de la noche eran 9, etc.
Hay 3 reyes magos, 3 panchos, 3 chiflados, siempre tres. En un power point te dicen que no debe haber más de tres conceptos, tres “bullets”, tres frases, tres enunciados, por diapositiva.
El ajedrez tiene 3 fases. Y aunque uno diría que debiera haber 100 posiciones por fase, Ziatdinov pone 136  posiciones de finales, y 120 de medio juego.
A mi una vez me pareció buena idea juntar 770 posiciones y publicarlas. Eran 150 de finales, 450 de medio juego y 170 de aperturas. Pero debo reconocer que respete las 256 de Ziatdinov, tome unas 300 de Dvoretsky y las demás de diversos textos soviéticos sobre aperturas, principalmente de Shereshevsky y Alburt; pero muchas posiciones me parecían reiterativas.
Finalmente tengo unas 350 básicas y 900 relacionadas, como quien dice colaterales y de apoyo.
Pero como lo importante es conocer 300 posiciones para manejarlas totalmente, como si fuera memoria RAM (por eso el nombre de GM RAM de Ziatdinov) que se las apropie uno y que constituyan la base de la “intuición”, hay que seleccionarlas y hacer un sistema para aprenderlas totalmente, para hacerlas propias.
Ahora sistematice todo y he hecho 350 monografías, una por posición básica. Cada monografía con un análisis completo de la posición, un video y una recopilación de material relacionado, cuaderno de trabajo, etc.  Son 150 de finales, 150 de medio juego y 50 de aperturas, pero como dije, con 900 relacionadas, cientos de partidas, etc. Son como 350 clases completas.
¿Les interesa? Creo que es material muy importante para entrenadores y jugadores de máximo desempeño. Es diferente que el paquete escolar, es un paquete para jugadores altamente competitivos, pero claro que sería útil para todo jugador o instructor, pero está diseñado para quien busque competir principalmente. Informes en chesscom@hotmail.com