9 jul. 2009

¿Cuál es la meta?


Para hacer una propuesta sólida de insertar el ajedrez en las escuelas, desde que daba clases en la UNAM y cumplí dos décadas como entrenador ahí, para estudiantes de Educación Superior, me di a la tarea de elaborar materiales educacionales de la más alta calidad para todos los niveles de enseñanza, básica, media básica, media superior y superior. La idea es que tenía que crear un curriculum completo de ajedrez en las escuelas. Por supuesto que busque en los modelos exitosos de la URSS, Yugoeslavia, Hungria y posteriormente China y Cuba; para crear material adaptado que sirviera en especial al medio iberoamericano con su diferente sistema político al de los modelos exitosos. Desgraciadamente en los Estados Unidos estaban muy atrasados y lograron levantarse en algo gracias a la inmigración soviética e incluso la iberoamericana.
Finalmente logré crear diversos materiales:
El Manual del Instructor (sobre 300 páginas)
Cuaderno de Trabajo con una sección de Ejercicios (180 páginas) y una de Actividades (70 paginas).
Cartilla básica de Ajedrez (para guía de monitores para trabajo en barríos y colonias, 16 páginas).
Videos o Rotafolios electrónicos de apoyo (12 videos de 15 minutos para cursos completos, 6 de historia breve de ajedrez de 10 minutos cada uno, 2 de inducción del ajedrez de 10 minutos cada uno, uno de apoyo a monitores, rotafolio electrónico de 250 láminas o 20 minutos).
Cuadernos de Estudio para el alumno (Tres cuadernos, nivel 0 a 1200, 1200 a 1300, 1300 a 1400 de rating).
Eso sin contar con una colección de 256 temas o lecciones para jugadores entre 1400 y 2300 de rating y una serie de traducciones y adaptaciones de los programas soviéticos para jugadores de cuarta fuerza a Candidatos a Maestro.
Todos esos materiales (los mencionados excepto los del párrafo anterior) pueden proveer a los profesores de educación básica y media básica, con las mecánicas para conducir a un grupo de estudiantes principiantes desde los rudimentos de las reglas de ajedrez hasta la habilidad de jugar una partida completa de torneo a un nivel competitivo suficiente para representar nacionalmente a su entidad en eventos infantiles o juveniles del deporte federado. Combinado ese material, ellos tendrán un enfoque del siglo XXI para ensenar el juego estratégico más antiguo que existe.
Según comentarios de quienes los utilizan en escuelas en diversos países iberoamericanos, “es un curriculum excepcionalmente amable, de manera que los profesores realmente pueden ayudar a sus pupilos a mejorar su experiencia educacional en muchas maneras ricas y muy recompensadoras”.
En una época en que la información esta siendo creada a niveles muy superiores a las de cualquiera otra época, no es suficiente asimilar esa información, esta debe ser procesada de manera muy inteligente para satisfacer las demandas de vivir en un mundo complejo. El niño a quien se le enseñe ajedrez en estos días será más capaz de comprender esta información y tomar mejores decisiones por el resto de sus vidas. La clave está en enseñarles ajedrez de una manera atractiva, interesante, divertida y educativa.
Además del material mencionado para apoyar al profesor, también he creado, basado en mucho en lo realizado en la URSS y en las nuevas Rusia y Ucrania, un sistema completo para capacitar instructores, con contenidos y métodos que la FIDE ha aceptado y que se ha impartido ya a aspirantes a instructores FIDE de Nuestra América y los Estados Unidos.
Mi interés es que las autoridades educativas de cualquier nivel, sepan que existe un modo y un material para lograr insertar el ajedrez en las escuelas.
He mandado la descripción de todos esos sistemas, con muchas recomendaciones de pedagogos y autoridades y líderes de opinión reconocidos, a funcionarios, empresarios educativos y líderes de opinión de 8 países iberoamericanos y de 12 entidades federativas de México, así como a 6 fundaciones internacionales que apoyan trabajos educativos, así como a tres agrupaciones internacionales de instituciones de Educación Superior, similares a la que labore durante cuatro años que abarcaba el 90% de la matrícula de Educación Superior en México.
Sin embargo, falta mucho camino por recorrer y muchas personas, autoridades, a convencer. También hay que batallar con intereses creados, sobre todo en lugares en que de alguna forma se intentó realizar una tarea de difusión y, por diversas causas, han tenido problemas para realizarla con éxito y tienen miedo en ver como crítica cualquier proposición diferente, sobre todo si es una mucho menos costosa que la que se puso a prueba. Pero nadie tiene la solución ideal, está es una propuesta muy económica, parece incluso rudimentaria, pero no es así. Es tan económica porque optimiza todo. Un solicitante que quería comprar un paquete creyó que los precios que mandaba eran en dólares y cuando le aclaré que eran en pesos (sobre 13 por dólar) pensó que había un error, se le hizo muy barato. Lo curioso es que razonó, “Si es tan barato, no puede ser bueno” y finalmente no adquirió nada. Un error, que afortunadamente otros organizadores de 15 ciudades no cometieron.
Cualquiera que este interesado en promover ajedrez en las escuelas, tenga la seguridad que en mi tiene un correligionario. Se necesita mucho material didáctico de apoyo, no pierda tiempo en elaborar algo ya elaborado. Verifique lo que yo propongo y tal vez ahorre mucho dinero, o con lo que yo puedo aportar, a lo mejor mejora lo que ya tenga usted en mente.
Para más información, escriba a chesscom@hotmail.com