21 jul. 2009

El mejor escritor de ajedrez.


Una pregunta frecuente que se me hace es sobre el mejor libro o sobre el mejor autor de ajedrez. Libros pudiera nombrar muchos, pero hay un libro que me acompaña desde hace años y que es el único que prácticamente desde que me lo prestaron tuve, tras unos pocos días, expresar que no regresaría. Hice una copia casi perfecta y junto con cierta parafernalia de ajedrez, plantearle una negociación al dueño, que se distinguía por una gran generosidad y que también expresaba gratitud por apoyos para realizar uno de sus libros. Como había el trato de que no lo nombraría, no lo hago. Pero si quiero decir que guardo mucho afecto y respeto por él.
Bueno, el caso es que el libro me parece una joya y el autor del 90% de lo que aparece en él es mi escritor favorito de ajedrez. Y esto ya es decir algo, ya que he examinado miles de libros y devorado algunas decenas de ellos. Casi no hay autor de ajedrez de cierta importancia que no conozca y muchos de ellos, decenas también, incluso los he tratado. Con mi autor favorito mantuve amplia correspondencia y hace casi treinta años que falleció, pero aun conservo todas sus cartas.
Su nombre era Cecil John Seddon Purdy; Maestro Internacional de Ajedrez sobre el tablero, Gran Maestro por Correspondencia y Campeón Mundial de Ajedrez por Correspondencia de 1953 a 1958. Nacido el 27 de marzo de 1906 en Port Said, Egipto y fallecido el 6 de noviembre de 1979 en Sydney, Australia, fue campeón de Australia en varias ocasiones y fue el editor de unas de las mejores revistas de ajedrez del mundo, entre 1929 y 1967; donde aparecieron sus artículos, considerados entre los más notables de la prensa especializada en ajedrez. El libro a que me he referido es “C.J.S. Purdy, His Life, His Games and His Writings” compilado y organizado por J.Hammond y R. Jamieson; pero con una colección de artículos, al menos uno selecto de cada año de sus revistas desde 1929 a 1967, como había mencionado, o sea más de 30 selectos y muy notables artículos. Este libro editado en 1982 en Australia es muy difícil de conseguir, tan es así que yo no pude conseguirlo comprado y me lo tuve que “adjudicar”. De hecho nunca he visto otro ejemplar, aparte del que tengo, a pesar de haberlo buscado en las mejores librerías del mundo, ya sea por correo o en visitas a Europa y los Estados Unidos en más de veinte años. He conseguido varios libros escritos por Purdy, pero este tan especial con la colección de sus artículos no.
En el mundo del ajedrez de habla inglesa, Cecil J.S. Purdy es reconocido como uno de los más grandes escritores de ajedrez, sobre todo entre los lectores de mayor edad, ya que a partir de 1979 pocos artículos han sido reeditados. Pero muchos de sus escritos han sido tomados en cuenta, como lo atestiguan quienes lo citan, en muchos importantes libros, sobre todo originarios de la URSS y de Rusia. Muchos grandes entrenadores rusos, armenios, georgianos y ucranianos lo mencionan como fuente de muchos de sus métodos, desde los años 30,s. Makogonov, el gran entrenador de Baku, fundador de la escuela donde salieran Kasparov y Radjabov, menciona a menudo haber estudiado las tesis de Purdy en los años 40s del siglo XX; lo mismo que Piotr Romanovsky, el organizador y líder intelectual de mucho de lo publicado en la URSS entre 1945 y 1965. Tanto con mención, como sin mención, muchas ideas de Purdy fueron tomadas prestadas por la Escuela Soviética de Ajedrez. Kotov y Botvinnik, seguidos de Dvoretsky conocieron y apreciaron muchos de los escritos de Purdy. El GM Alexei Stepanovich Suetin, en una entrevista realizada en Taxco en 1985, me comentaba que el autor occidental que más había influenciado en él, aparte de Emanuel Lasker, era el MI Cecil J. S. Purdy. Las citas en los trabajos de Suetin sobre Purdy son escasas, pero en cambio las ideas, un poco o casi nada modificadas por Suetin, se permean por sus libros y muchos de los ejemplos escogidos por Purdy para ilustrar algunos conceptos, fueron retomados por el gran autor soviético.
Entre los jubileos que se dan en 2009, como los nacimientos de Kan, Kart, Petrosian, tendría que recordar también algunos fallecimientos, como el de Purdy, por lo que he preparado una serie de trabajos especiales que se publicarán en los Bucaneros de Ajedrez.
En este blog seguiré haciendo comentarios respecto a Purdy y su gran contribución al ajedrez.