28 jul. 2009

Para algunos, siempre es 26.




Para algunos, siempre es 26.
El 26 de julio, fecha que es celebrada por gran parte de la población cubana, tuvo un significado especial a cincuenta años del triunfo de una revolución que se inició, a la vista popular, un 26 de julio de 1953.
En la prensa rusa se publicó lo siguiente para informar a los jóvenes rusos de una generación que vive una Rusia que tiene diez años de no tener un gobierno socialista:
“Esta fecha – se ha convertido en la bandera de la organización que ha encabezado el movimiento del pueblo cubano de victoria en victoria, de realización en realización:
- El derrocamiento de la dictadura sangrienta de Batista;
- La liberación del yugo económico de los monopolios de los EEUU y el dictado político de los cabecillas de Washington;
- La liquidación de la miseria y el analfabetismo, la revolución cultural y el desarrollo independiente económico;
- Las transformaciones sociales y la construcción del socialismo;
- La superación de " el período especial” después del naufragio del campamento socialista en Europa y la URSS en las condiciones del bloqueo económico y el aislamiento casi completo político;
- La conquista sin precedentes para un país pequeño de una autoridad internacional.
En las últimas décadas Cuba por derecho es:
Uno de los líderes del Movimiento de los No Alineados;
- El ejemplo y el punto de referencia para todos los movimientos de liberación nacional en el mundo y el baluarte en la lucha contra el imperialismo;
- El puesto avanzado y el corazón del sistema mundial socialista y el movimiento internacional revolucionario.
La isla De libertad – segunda denominación de la República Cuba, donde cerca de la bandera estatal orgullosamente ondea la bandera del Movimiento el 26 de julio.

Estamos de fiesta con ustedes, queridos amigos cubanos!
Les Deseamos éxitos, realizaciones nuevas, nuevas victorias!!!
Lena Lozhkina.”
En muchos países iberoamericanos existen muchos “Moncadistas”, lo mismo que una diáspora de jugadores nacidos en Cuba que son testimonio a la vez de lo logrado y lo no logrado por un movimiento que inició hace 56 años su presentación en público pero que pudiera verse con raíces desde las ideas del Padre Félix Varela y Fray Servando Teresa de Mier en su visión americana.
Por lo pronto, tanto en México, como en Cuba, Venezuela y Rusia hubo torneos de ajedrez en festejo del 26 de julio, aunque muchos participantes ni tengan idea de que pasó en Bayamo y en Santiago de Cuba y de cómo el nombre de Guillermón Moncada se ha difundido por todo el mundo.