3 ago. 2010

El ajedrez, deporte mal comprendido en el mundo del deporte y la activación física.



De nuevo hay continuas discusiones en diversos foros sobre si el ajedrez es deporte o no. Ya bastante malo es que los manuales de entrenador de ajedrez del sector oficial se nutran de porciones significativas de manuales de otros deportes y que las asignaciones presupuestales sigan los lineamientos y normas de deportes en nada parecidos al ajedrez, para que encima no se tomen en cuenta características muy diferenciadoras que hagan del ajedrez un deporte único y peculiar.
Parece que algunos dirigentes deportivos de limitada cultura general piensan que los que compiten en deportes es normal que tengan alcances intelectuales limitados debido a su tendencia de emplear una gran parte de su tiempo, interés y esfuerzo al cultivo del músculo en lugar de ejercitar la mente. Muchos se creen más inteligentes que los atletas a quienes dirigen. Les molesta que los ajedrecistas en lo que ellos van, ya fueron y regresaron y no caen en sus argucias, sino que por lo general los superen.
Muchos de los atletas adolecen de poca realización académica y hasta terminan menospreciando los logros ajenos a la activación física. Quieren ver músculos y no captan que quizás si a un ajedrecista se le vieran físicamente sus desarrollos intelectuales, serían más voluminosos que los bíceps alimentados por alimentos especiales para expandir artificialmente sus orgullos físicos.
El caso es que les parece hasta insultante que haya jugadores que tengan éxitos deportivos internacionales a los 70 o más años, como Smyslov, Korchnoi, Lasker y otros, y creen que eso es evidencia de que no es deporte. Les cuesta trabajo explicar que haya grandes maestros a los 15 años y que potencialmente tengan una carrera internacional de 60 años.
Quieren imponer una regla absurda, que aunque pedagógicamente tendría sus ventajas en el ajedrez, de que nadie mayor de 30 años represente a México en una competencia internacional. En otros deportes parecería natural, aunque hay algunos en que también sería un absurdo, pero en ajedrez significaría que en las últimas 10 olimpíadas, el 85% de los jugadores no llenaban los requisitos, máxime que el capitán de las dos últimas rebasaba las ocho décadas. Record único en el mundo.
La verdad es que varias de las propuestas de la nueva ley del deporte, parecen salidas de la mente de un enemigo del ajedrez. Curiosamente ignoran que el ajedrez se practica en más países y tiene más años de organizado que ningún otro deporte. Además es el único que se práctica ampliamente en Internet y es el de más futuro por ello, a pesar de tener tan largo pasado que escaparía a las memorias de Pierre de Coubertin. Si sigue el internet así, será el ajedrez más popular que el futbol. Y sino, al tiempo.