31 ago. 2010

Los Repertorios de Aperturas de Ajedrez, fenómeno comercial.


A pesar de que en la gran mayoría de mis artículos recomiendo estudiar principalmente el medio juego, el caso es que el servicio que más me solicitan es el de elaborar repertorios de aperturas. En todos mis cursos personalizados y en los cursos generales de paquete o de instructores, incluyo mucho material de aperturas y prácticamente el diseño gradual de un repertorio personal, o en el caso de los paquetes ya prefabricados, una serie de opciones para que el usuario pueda elaborarlo personalmente. Sin embargo, y a pesar de ser de mayor costo, me encuentro que el número de los que solicitan se les diseñe su repertorio de aperturas esta creciendo a grandes pasos.
Ya más de 40 jugadores me han solicitado el servicio, siendo 32 provenientes de los Estados Unidos, donde dan tanta importancia a la preparación de aperturas. Su rating promedio es 1950 de rating y su edad entre 28 y 35 años. Lo curioso es que sólo tengo un alumno de curso personalizado en los Estados Unidos, aunque ha sido muy exitoso y me ha hecho buena propaganda allá, al grado que es su ciudad donde más usuarios tengo, pero no de cursos personalizados sino de repertorios y material de estudio, sobre todo estudios de aperturas traducidos del ruso. El problema es que al ser de una misma ciudad es común que reciba partidas para analizar enviadas por ambos jugadores ya que los dos eran usuarios de mi servicio y me piden orientaciones para refutar los planteos del oponente. Siendo los planteos los sugeridos por mi, la situación es muy complicada. Es como si jugará conmigo mismo. A pesar de que mantengo confidencialidad sobre quienes asesoro se ha dado el caso que los mismos jugadores lo dicen y se van identificando unos con otros y aparece la pregunta de porque a unos les recomiendo una línea y a otro otra, y explico que depende de las características personales, pero hay al menos dos casos en que los repertorios son muy parecidos, puesto que los jugadores son muy parecidos. En un torneo en Pasadena, California; dos usuarios exitosos se ve que comentaron que eran usuarios de mi servicio y otros competidores no quisieron estar en inferioridad de circunstancias y me solicitaron mis servicios. En esa semana hubo 6 solicitudes. A todos los trato de convencer de entrar a cursos, no sólo que requieran que les diseñe repertorios, pero no he podido convencer prácticamente a nadie. Un paquete de diseño de repertorio es mucho más costoso que un curso personalizado durante un año, pero aún así, prefieren pagar el servicio de repertorio. Claro que como en Estados Unidos hay muchos servicios de clases de ajedrez via email a precios varias veces superiores a los míos, mis ofertas les parecen gangas y eso puede explicar porque es mucho mayor el número de usuarios del servicio de repertorios que los provenientes de otros países, pero lo atribuyo también a la gran cantidad de propaganda que se hace en el medio del ajedrez de los Estados Unidos de los libros de aperturas. Un libro en ruso de aperturas, por ejemplo, cuesta un promedio de 10 dólares, y se consigue en dejavu a menos de un dólar, pero la traducción en inglés cuesta 35 dólares y se venden tirajes de 3000 o 4000 libros en un trimestre. Por los cuestionarios de mis usuarios en los Estados Unidos, puedo decir que cada uno posee como promedio 22 libros de monografías de aperturas y otros 14 relacionados con aperturas, además de unos 60 informadores y 12 New in Chess yearbook, lo que significa más o menos que se han gastado entre 2500 y 3000 dólares en libros de aperturas. Un lector ruso que le diera por conseguir todo ese material en Dejavu lo obtendría por 70 dólares más o menos y con otros 100 el doble en material en ruso.
Como algunos tienen apenas un par de meses solamente usando mis repertorios y sólo unos 10 tienen más de un año haciéndolo, me es difícil estimar que tanto han influido en su superación en torneos. Pero todos aseguran estar muy satisfechos y dos me han comprado un segundo paquete para ampliar su repertorio. En pocas palabras es un servicio muy solicitado y pareciera que es extraño que este haciendo propaganda para desanimar la adquisición de un paquete que tan buenas ganancias deja. Pero a pesar de que al primer contacto de solicitud de repertorio les envió siempre mi promoción de cursos, va creciendo más la cantidad de usuarios de repertorios que de cursos, por lo que no creo que afecte la demanda este comentario, en cambio si me gustaría señalar que la promoción comercial es la que más influye en los compradores y que este afán de comprar material de aperturas, que es el más caro en ajedrez, lo siento sin sentido y me parece un deber de conciencia indicar que así como es común cometer errores al jugar ajedrez, mucho más errores se cometen y más graves, al comprar material de ajedrez. Sobre todo los padres de niños ajedrecistas necesitan un consultor sobre que comprar para la enseñanza del ajedrez de sus hijos. Así ahorrarían mucho dinero. Tal vez me ponga a escribir un libro guía del comprador de material de ajedrez.
Ayer que conversaba con el M.I. y FIDE Trainer Dennis Verduga, le comentaba que ya que él viaja mucho al interior del país a dar clases y conferencias presenciales, podría ser una especie de agente para promover mis productos de paquetes en DVDs al interior, ya que el correo es muy tardado en México y a menudo se desespera la gente esperando sus envíos, que tardan entre 10 y 20 días, mucho más que envíos a Europa, mientras que cuando voy a una ciudad con el material, se venden muy fácilmente. No hay una cultura de compra por correo en México, en cambio la venta de persona a persona es muy buena. Comentábamos que los ajedrecistas principiantes son malos eligiendo el material que compran y que se vende mucho el material que realmente no es útil, si es sobre aperturas.
También se puede decir de la temática que se solicita sobre conferencias. Una vez me solicitaron diera un curso sobre una apertura. Lo acepté, aunque no muy convencido, pues no me parece un buen tema para un curso, por mis deseos de viajar a esa ciudad y pensando que podría yo tener libertad de cátedra y finalmente transmitir lo que yo pensaba era más útil para el grupo de alumnos que se me encomendó. Pero no fue así, no me dejaron separarme del tema elegido. Creo que fue el peor curso que he dado. Desde entonces negocio el tema a dar y a veces los que quieren contratarme no aceptan y pues no hay curso. No se trata de vender por vender, sino lo que es más útil, pues el beneficio de mis alumnos es mi beneficio.
Y ya que me solicitan repertorios de aperturas, he acopiado el mejor material, como todo lo del Chess Publishing, siete revistas de países europeos mes a mes, lo mismo que el imprescindible “64”, el Chess Life, el Chess Monthly, el New in Chess, New in chess yearbook, el Mat de Polonia, y reviso los mejores quince sitios rusos que tratan de aperturas, me pongo al día en Chess Base Magazine, en Informants, en publicaciones on line de Holanda y Alemania sobre aperturas, etc. Pero sigo creyendo que hay una sobre producción de material de aperturas, y revisando tantas publicaciones veo que la información se repite una y otra vez. De una partida Anand – Topalov, logre conseguir 32 versiones diferentes comentadas por grandes maestros de primera línea.
En cambio cursos de finales he vendido dos en cuatro años. Y me quedó mucho muy bien.