8 may. 2015

Fischer descrito por Mikhail Tal y Vassily Smyslov poco antes del Mundial de 1972.




A varios grandes maestros les pidieron dieran su punto de vista sobre el juego de Fischer y que enfatizaran en las debilidades que pudiera aprovechar Spassky.
Tal fue uno de los seleccionados para dar su opinión. Muchos de los que estudiaron y compararon las opiniones de los consultados concuerdan en que las observaciones de Tal y Petrosian eran las más acertadas y que, a la vista de lo que paso en el match de Reykjavik, debieron ser tomadas más en cuenta por Spassky,
Tal hizo lo que pidieron, pero él ya había visto los trabajos preliminares de Gipslis que había realizado un estudio muy completo de Fischer, pero no tanto sobre las debilidades del gran maestro norteamericano, sino sobre sus aspectos positivos y tratando de descubrir su método para jugar por ser un modelo exitoso y su algoritmo pudiera ser mostrado como opción a los pupilos que tuvieran algunas semejanzas en estilo y forma de ser. La investigación de Gipslis era con fines pedagógicos y lo que solicitaban de Tal era con fines exclusivos de ayudar a Spassky a derrotar y acabar con el llamado “Mito Fischer”.

Tal inicia su respuesta a los federativos de ajedrez de la URSS con el inicio de “Estimados Miembros de la Administración”.
Luego empieza su descripción  con la siguiente advertencia:
“Primero que todo, tengo que confesar que soy escéptico a toda la idea de hacer consultas por correspondencia. Sería mucho más útil si nuestros jugadores de punta (todos ellos sin duda desean ver ganar a Spassky), se reunieran con el campeón mundial e intercambiaran opiniones en un conversatorio.
En agosto del año pasado me reuní con N. Krogius en Rostov y ofrecí ayudar a Spassky de la manera en que él y sus asistentes pensasen fuese la más aceptable.
No creo que existan ningunas razones para mandar señales de S.O.S. El reto que tiene enfrente Spassky es grande, pero no tengo duda que él puede superarlo. Observando sus victorias en los matches de candidatos, los que, si bien es cierto no eran impresionantes en score, eran impresionantes en sustancia.
En todo caso no creo en “dejarlo solo”. Así que a falta de algo mejor, simplemente me gustaría compartir mis impresiones de Robert Fischer, basadas en mis observaciones personales”

Esa consulta que Tal menciona fue a consecuencia de la opinión expuesta por S. Pavlov, Secretario del Comité de Deportes de la URSS, plasmado por un memorándum secreto, el No. 4182c, del 30 de Agosto de 1971 dirigido al Comité Central del Partido Comunista de la URSS en que se decía que:
“Spassky, quien tiene 34 años, es una persona altamente dotada en ajedrez, que es capaz de controlar sus recursos en un momento crucial para alcanzar su meta. El aún no agotado su potencial para mejorar…
Luego de describir algunas debilidades en el carácter de Spassky y apuntar que no era especialmente “industrioso” y que era poco crítico de su comportamiento , que hacía declaraciones inmaduras y que a menudo rompía su régimen deportivo, el memorándum informaba que se había hecho un acopio de las partidas de Fischer y se había pedido a los grandes maestros de mayor nivel de la URSS a que diesen su informada opinión de cómo Spassky pudiera enfrentar a Fischer.
Todo se planeo y siguió un plan. No hubo gastos que no se hicieran y toda la cúpula del ajedrez organizado de la URSS cooperó en la tarea.
el Comité Central del Departamento de Propaganda de la URSS que estableció: “Todas las condiciones necesarias han sido creadas para el éxito de Spassky en su venidero match con el gran maestro americano Fischer”
Después de analizar el fracaso, el GM Karpov y sus entrenadores, hicieron un diseño de lo que debiera ser un efectivo equipo de trabajo para respaldo de un campeón, diseñando un modelo que él mismo uso y que Kasparov llegó a emular, lo mismo que muchos jugadores en los años siguientes a la llegada de Karpov al trono mundial.

Tal hizo sus observaciones, pero reconoció que, de todas las opiniones que se vertieron en esa consulta, la de Smyslov era la mejor estructurada, pues Smyslov divide la tarea en las siguientes consideraciones:
I. Puntos Fuertes del juego de Fischer
I )Razonamiento en ajedrez  lógico y armonioso
2 ) Capacidad y energía para trabajar duro sobre el tablero, combinadas con extraordinaria tenacidad.
3 ) Estudio profundo de sistemas de aperturas.
4) Buena técnica en el final y en la explotación de la ventaja.
5. Uso eficiente del tiempo de reflexión. No recuerdo que Fischer alguna vez tuviera problemas de tiempo.

II. Puntos débiles del juego de Fischer.
1) Su búsqueda por claridad posicional alguna vez lleva a Fischer a evitar líneas agudas de juego que no puedan ser seguidas con cálculo preciso. Prefiere pájaro en mano que dos volando. Su sentido común práctico reprime su imaginación creativa.
2) Las aperturas de Fischer están bien practicadas, pero su rango es limitado.

Smyslov hace una observación que comentaban varios entrenadores, que la cultura general de un jugador es muy importante para no achicar sus metas, no limitarse. En ese tema escribe Dvoretsky sobre la importancia de que un joven que se decida a ser ajedrecista profesional no debe abandonar sus estudios académicos y terminar su preparación de grado, o sea licenciatura, por lo menos.
Lo malo del trabajo que envió Smyslov era muy breve y superficial, hizo algunas recomendaciones, sobre todo en aperturas. Ninguna de esas recomendaciones tuvieron que ver con las aperturas seleccionadas por Fischer, pues su elección sorprendió a todos.
El trabajo de Tal y el de Gipslis seguían las directrices que seguía Koblemtz para analizar y dar seguimiento al juego de sus discípulos. Lo principal para Koblentz era conocerse a si mismo, y en cada congreso de entrenadores de la URSS recalcaba la importancia de que los jugadores se conocieran a si mismos.