31 may. 2015

El intrincado mundo del Ajedrez y tratando de traducir una entrevista del GM Salov.




No hace mucho recibí las pruebas , digamos de “galeras” de un libro que escribí sobre el GM Carlos Torre Repetto y que tuve que remontarme a artículos que hice en 1976 y a uno muy amplio escrito por mi abuelo, el Doctor y Medico Cirujano, Gral. Francisco Raúl Vargas en 1935.
Estoy revisando y cuidando no se pase algo por allí. Era un libro que prometí a mi gran amigo Carlos Manzur Simón hace 20 años que escribiría, y parece que la vida me ha permitido cumplir la promesa.
Pero al mismo tiempo me comprometí con el GM Valery Salov, que ayudaría en la traducción de una larga entrevista que hace algunos días le hizo Surov en chess news. ru. Pero esto no ha sido nada fácil, pues al tratar temas muy variados, he tenido que buscar artículos escritos sobre Salov hace casi 20 años. Entre ellos un artículo en New in Chess de 1998.
Y es que ver notas de aquí y allá, nos hacen ver que la historia se repite continuamente. Observa uno que cosas que hoy se publican, se publicaron de alguna manera hace 20, 30, 40 años y más allá.
Pareciera que seguimos un guión que toma mil disfraces y hay que ir muy atrás.
No hace mucho también me pidieron que escribiera un artículo sobre el 800 aniversario de la Carta Magna que tuvo que firmar el rey Juan Sin Tierra; que algunos en Estados Unidos idealizan, pero otros creen que no tuvo tanta importancia. El caso es que si una entrevista de 2015 me hizo retroceder veinte años, puedo imaginarme que lo de la Carta Magna me puede llevar al origen de la primera democracia real en Islandia hace 1000 años, o más allá si nos vamos a la época micénica.
De repente revisando una partida de un match de campeonato mundial de finales de los 80s, veo reproducir una posición similar a una partida jugada en 1750.
Revisando mi libro sobre Torre, tuve que incluir partidas de Masón y de Pillsbury de muchos años antes de que Torre Repetto naciese, para poder explicar sus esquemas de aperturas.
No por algo decía Einstein, aunque a él se le achacan muchas frases y habrá que dudar de todas, que el hombre inevitablemente tendrá que inventar una maquina del tiempo, o mejor dicho, que el ser humano debe viajar por el tiempo.
El caso es que como un Dr. Who, viajo entre documentos para entender el hoy, y al tiempo que veo propaganda electoral por doquier, siento remontarme a la época del Gral. Almazan y su candidatura. Luego veo que en el facebook hablan de  niños prodigio del ajedrez como hace 70 años hablaban de Pomar y hace más de 100 de Capablanca. Las frases son las mismas, pero también fueran las mismas sobre muchos niños como lo fueron Frank Repetto o la “Young promise” u otros, que luego no se supo de ellos, pues quedaron como cientos de niños presionados al máximo que abandonaron al ajedrez al terminar la infancia.
Como dice la canción de “Where the flowers gone”, ¿no podemos aprender del pasado? Sigamos reeligiendo religiosamente relegadamente relajadamente renegadamente…