25 oct. 2010

Noticias de ajedrez y ciertas confusiones.


Tras las complicaciones en las votaciones de la FIDE, parece ser que hay la tendencia de que la FIDE tenga dos facetas, lo que parece que esta creando una moda de duplicidades.
En México se vislumbra una serie de “rayas en el agua” respecto a eventos de dispendios en ajedrez, que es muy difícil juzgar como negativa o positiva. Por la iniciativa de algunas personas que se contagiaron de la problemática FIDE y que de alguna manera quieren realizar cambios a un estado de cosas que han llevado a ningún lado al ajedrez nacional, parece que este año tendremos dos torneos Carlos Torre in Memoriam, uno en Apaseo, generado por el inspirado biógrafo del maestro, y otro, en Yucatán, que revive una tradición de eventos de veinte años, pero con cambios que pudieran ser muy positivos al reducir los enormes gastos usados anteriormente para atraer a las divas internacionales del ajedrez y que no estaba claro fueran inversiones productivas, sino meros casos anecdóticos. Indudablemente tanto dinero gastado en esas mega promociones internacionales de ajedrez algo deja, pero no de manera proporcional, al desarrollo general del ajedrez en México.
Pero si dos torneos Carlos Torre pueden aparecer, ahora con el anuncio de que se realizará en México otro torneo con participación mínima de mexicanos, pero con amplia de jugadores extranjeros de élite, con coste millonario por supuesto, con la denominación de campeonato iberoamericano, y que por pocos días casi coincide con el campeonato de América, con la participación de muchos que se esperaba fuesen a Cali, y que seguramente en algunos casos preferirán participar sólo en el evento de la Ciudad de México, dañando inevitablemente la brillantez del evento en Colombia. Parece que la duplicidad fuese una muestra de una fuerte división futura del ajedrez. Es conocido que el líder de la Confederación Iberoamericana fue abierto contrario, como España, a la reelección de Kirzan Iluminizhinov, que por dos décadas será Presidente de la FIDE y que sus “contactos” en México, que apoyarán el torneo, también son contrarios a los reelectos funcionarios de FIDE, por lo que uno sospecha que el evento puede ser claro boicot a la labor de la Confederación de Ajedrez de las Américas del A.I. Jorge Vega Fernández, aunque en años anteriores ambos dirigentes, Ochoa de España y Vega de Cuba, fueron uña y carne en los tiempos en que el español participaba frecuentemente en torneos en Cuba hace casi treinta años y en que yo los trate a ambos ampliamente también. No se si al correr del tiempo haya algún distanciamiento, pero no lo creo. Lo que si me parece confuso e inusitado que este campeonato iberoamericano se realice en estos momentos en México, con gran gastos de recursos, cuando el ajedrez mexicano esta muy a la baja. Pero es posible que en los gastos en que la UNAM esta festejando su centenario tirando la casa por la ventana, un torneo internacional de apenas un millón de pesos en gastos sea como quitarle un pelo a un gato, pues en muchos eventos pareciera que el dinero es abundante, o como dicen, de la obra sobra. El caso es que habrá dos grandes torneos de América, como dos torneos Carlos Torre in Memoriam. Nos tendremos quizás que acostumbrar que haya dos de todo. Solo falta que aparezca otra Asociación de Ajedrez Nacional, como ya hay muchas asociaciones dobles en los estados, reclamando ser las auténticas o legitimas. Todo confuso y dan la idea de que si un evento era malo, dos serán peores, pues dos rayas en el agua, no producen, si son muy grandes, más que turbulencias.
El Mundial en 2007 no dejó nada al ajedrez mexicano, habrá que ver que dejan estas dobles rayas…