25 oct. 2010

Torneos Desiertos en una ciudad de 20 millones.


A pesar de que pocos torneos se realizan en la Ciudad de México los pocos que se efectúan cuentan con poca asistencia, pues son raros los que rebasan los 200 participantes, cuando hace unos seis años, antes de los eventotes como las simultaneas masivas y el Mundial de 2007, era común que cualquier torneo menor rebasará esa cifra. ¿Entonces los millones gastados no contribuyeron a ampliar el número de aficionados al ajedrez? Esta claro que no, pero también hay otras causas por las que se haya disminuido la participación como el deterioro general de la economía personal de la gran mayoría de los mexicanos, la dificultad de transporte dentro de la ciudad y la creciente inseguridad, lo que hace a los ajedrecistas seleccionar sus participaciones. También el que una buena parte de los torneos, unos diez de los veinte en que un ajedrecista capitalino pudiera participar al año, son costosos, pues entre inscripciones y membrecías, más gastos varios, competir en esos torneos cuesta entre 150 y 200 dólares; lo que hace, con la concentración de premios en el primer lugar, poco costeable jugar excepto para dos o tres jugadores.