25 feb. 2013

De Aficionado a Maestro de Ajedrez, 200 de rating mas de golpe, Lasker entrenador.




Uno de los libros menos conocidos de Lasker es del “Como Victor se hizo maestro de ajedrez” escrito en Moscú en 1937 y que fue editado, traducido el manuscrito por Maizelis,  en un tiraje de 75 000 ejemplares, cantidad significativa en 1973,  solamente en idioma ruso. Ya en su Manual de Ajedrez, el excampeón mundial Lasker había mencionado que él creía que una persona de inteligencia promedio se podía convertir en maestro de ajedrez con 200 horas de bien planeado estudio.
Cuando tras de que se impone el régimen nazi en Alemania en 1933, Lasker se ve obligado a emigrar y casi sin dinero, a una edad de más de 64 años tiene que emigrar, llegando a vivir a Rusia en 1935, donde escribe ese libro casi desconocido y poco mencionado. Uno de los mejores libros sobre Lasker es el escrito por Soltis “Why Lasker matters”, pero no hace mención de “Como Victor se hizo maestro de ajedrez”, lo que despertó mi curiosidad por leerlo.
De sus 146 páginas, 111 son de Lasker y las restantes son escritas por I.L. Maizelis sobre Lasker y el mismo libro. Maizelis relata que Lasker lo terminó el manuscrito en 1937 y que el primero que lo tuvo en sus manos para editarlo fue Alexander Fedorovich Ilyin Genevsky en 1938, que tardó en corregir algunos errores o partes confusas del manuscrito. Había que ajustar algunos datos de partidas citadas, pues Lasker se concentraba en plantear su esquema de enseñanza  y a los 67 años de edad algunas fechas de los  torneos se le confundían. Los personajes que empleó en su libro se supone que tienen reacciones emocionales ante algunas experiencias en torneos y, como eran personajes ficticios, había que ponerlos en algunos planos reales. El caso es que Alexander Fedorovich tuvo que trabajar mucho con el libro.
Tras el estallido de la segunda guerra mundial y la invasión germana a Rusia, Alexander Fedorovich perdió la vida en el largo sitio de Leningrado, que hace unos días se celebraron los 70 años de su liberación tras mil días de sitio.
El caso es que el manuscrito, con algo de los apuntes de Ilyin Genevsky, llega a manos de I. L. Maizelis que se enfrenta con la tarea de interpretar las ideas de Lasker sin tener como consultarlo. Incluso el nombre del personaje principal tiene que ser cambiado pues no era común en Rusia, pues se hubiera oído “ Como Hans llegó a ser maestro de ajedrez”, que fue cambiado a Victor en 1941 cuando Alexander Fedorovich se hallaba sitiado por los alemanes en Leningrado.

El libro describe un método de entrenar ajedrez, combinado con un relato novelesco de la vida de un joven jugador que se va formando en maestro. Muy complicado de entender, pero es interesantísimo para cualquiera que sea entrenador o pedagogo de ajedrez, sobre todo si se une con el libro compañero, “Manual de Ajedrez” donde Lasker no pudo explayar algunas ideas por restricciones que tuvo al hacer el contrato del libro “Manual de Ajedrez”, mientras que en el manuscrito tuvo toda la libertad.
El prologo lo firma el GM David Bronstein que lo elogia y afirma que el libro lo influyó mucho y que había estado en conocimiento de el manuscrito por más de una década y que le había sido muy útil el conocerlo. Más o menos así se expresa, ya que Bronstein también hace sus parábolas a la hora de dar su opinión. Un libro que habrá que traducir por entregas, en los Bucaneros, conforme me entere cual es su situación respecto a derechos de autor, pero en todo caso escribiré comentarios sobre él, al borde la tenue línea de lo legal al respecto.