12 feb. 2013

La práctica hace al Maestro, ¿falsedad en Ajedrez?



Aunque todos aceptan que la intervención de un entrenador en la carrera de un ajedrecista tiene un significado decisivo para su futuro, a menudo no se percibe en que facetas del desarrollo o el aprendizaje el entrenador juega papeles determinantes.
Quisiera hablar de un dicho que en parte es mito: “La práctica hace al maestro”.
Los pedagogos y especialistas en educación han realizado muchas investigaciones y los resultados nos muestran que la práctica es no siempre la ruta más eficiente al aprendizaje. Si usted recuerda sus clases de matemáticas de la escuela secundaria, se acordará que a menudo tenía asignaciones de tareas en las cuales dos ejemplos fueron seguidos de veinte o más problemas de práctica. Sweller y Cooper (1985) encontraron que el aprendizaje podría ser mucho más eficiente ( o sea más rápido y mejor) cuando los principiantes examinaron ejemplos en lugar de resolver algunos problemas de práctica.
“Sustituya Un poco la práctica por Ejemplos Trabajados” es la nueva directriz aceptada actualmente.
Un ejemplo trabajado es una demostración paso  por paso de cómo solucionar un problema o completar una tarea. Estudiando un ejemplo trabajado, el principiante puede construir un modelo mental de cómo solucionar aquel tipo de problema en una manera que requiere menos esfuerzo mental que solucionar directamente el problema. Sweller y Cooper compararon el tiempo de formación, entrenando errores, tiempo de prueba, y errores de prueba de dos grupos de principiantes. Ambos grupos completaron una lección corta en la solución de problemas de álgebra. A un grupo se le asignó entonces la versión de práctica de ocho problemas de álgebra.
Un segundo grupo usó una versión de lección diferente en la cual un ejemplo trabajado fue seguido de un ejercicio de práctica y esto era realizado cuatro veces.
Por lo tanto, ambos grupos fueron expuestos al mismo número de problemas; uno en la forma de práctica y otro en la forma de ejemplos variados y práctica. Para los investigadores ninguna sorpresa les causó  que  el grupo que  realizó la tarea estudiando los ejemplos trabajados terminaron sus lecciones mucho más rápido. Sin embargo, cuando uno puede ver los datos del resultado de las pruebas, también ellos  tenían menos errores durante el aprendizaje y en la prueba.
El llamado Efecto de Ejemplos Trabajados es quizás una de las pautas mejor investigada pero aún todavía subutilizada, de las cargas cognoscitivas disponibles a los practicantes de hoy en día.
La selección de los Ejemplos Trabajados y por supuesto su elaboración y presentación  de manera que sea más comprensible las secuencia paso a paso, es una labor que el entrenador hace. Es famoso el gran entrenador Mark Dvoretsky por el uso que hace de los ejemplos trabajados.
Esta parte del trabajo ajedrecístico es muy difícil que un estudiante lo haga solo, aun si pudiera contar con la bibliografía y la experiencia para seleccionar dicha bibliografía. Le tomaría meses hacer una selección por si mismo y esa labor se la ahorra el entrenador, pues por lo general la ha acumulado durante los años de su práctica profesional. El ahorro en años para un jugador es definitivo en los alcances finales de su carrera como jugador.