2 jul. 2007

NUEVA REALIDAD DE LA INFORMACION EN AJEDREZ.


La computación estaba claro que había revolucionado el estudio y la enseñanza del ajedrez, pero cada día nos sorprende a que amplitud.
Antes soñaba con conseguir los textos clásicos del ajedrez ruso, no hace dos años que en un sitio Internet vi como 150 libros que hubiera deseado poder leer, con métodos de preparación escritos por Panchenko, Botvinnik, Dvoretsky, y otros. 150 textos que no se han traducido al inglés y mucho menos al español. Clásicos algunos con 40 años de antigüedad, como el afamado “Preguntas del Ajedrez Moderno” de Lipnitsky, o el libro de la preparación de Botvinnik realizado allá por 1941. O la colección “Academia” con todas las conferencias de la Universidad del Ajedrez de 1980, con ponentes como Karpov, Tal, etc. Los manuales de preparación por Goloshnishev para Primera, Segunda, Tercera y Cuarta Fuerza, así como Candidatos a Maestro, libros de texto oficiales para más de 100 centros de ajedrez en toda la URSS que produjeron 300 GMs. El caso es que se vendían todos esos y más en sus ediciones en ruso. Pero todo costaba más o menos $1000 dólares más otros $2000 de fletes. Y eso que para elegir 150 tuve que desdeñar otros 200, entre los que estaban Dos Tomos sobre Spassky, la colección de partidas ganadas con Blancas de Korchnoi y las de partidas con Negras de Korchnoi, Los Repertorios para jugadores de Ataque y Posicionales de Kalashnikov, o el libro “Derrotas”· de Zagaynov, el renombrado psicólogo de Karpov y Kasparov, que hace unos días salió mucho en la prensa por el suicidio de una joven atleta, campeona juvenil de ciclismo, que se suicidó por excesiva presión de sus padres respecto a los resultados deportivos. Hace una semana fue hallada muerta por su psicólogo Zagaynov y aún en estos días sigue la investigación y las notas en los diarios rusos. Un suicidio que, como es común, parece más bien asesinato por parte de sus propios familiares. Ya en ajedrez pasó lo mismo con una niña ajedrecista inglesa en un Mundial Juvenil. El caso es que esos 150 libros y otros 200, consideraba nunca conocerlos. Pero la magia del PDF y un paquete de 25 CDs de regalo desde Moscú y ahora tengo todos esos en PDF y a un costo ridículo: el compromiso de traducir cuatro al español y pasarlos a Power Point y a Chess Base para unos cursos en España para una sociedad rusa de amistad, derivada de niños españoles republicanos que se criaron en Rusia en la segunda mitad del Siglo XX y quieren hacer llegar a sus familiares un método de ajedrez como el que recibieron en la URSS. Una edición bilingüe era la tarea. ¡Que clase de biblioteca me conseguí! Aunque sea virtual y en PDF…