15 jun. 2009

Bucanero de Ajedrez Número 1 ya navega.


De nuevo un Boletín Bucanero zarpa en el mar de la Internet. Esta vez es como inicio de una serie que denominé “Bucanero de Ajedrez” y mi deseo es que el primer boletín de una nueva, y que espero, larga serie, sea dedicado a hacer un modesto homenaje al Maestro Ferríz, al MF y Dr. Alfonso Raúl Ferríz Carrasquedo, quien durante siete décadas fue protagonista importante en la escena del ajedrez mexicano.
Seguramente muchos homenajes se le harán, pero este, no por ser humilde y pequeño, será con menor cariño. Al Maestro Ferríz le encantaban las revistas y boletines de ajedrez, de hecho promovió varios y participó en la creación de revistas de ajedrez desde hace 40 años. Pero estaba decepcionado de que había poco apoyo por parte de los lectores. Decía que para mantener una revista de ajedrez bastaban 100 suscriptores constantes y que en una ciudad de varios millones no logran que 100 personas se gastasen 20 dólares en suscribirse a 12 números de una revista le hacía pensar que no existía en la Ciudad de México una cultura de ajedrez.
Revistas nacen y desaparecen, sin lograr la consolidación, en México. Incluso entre los boletines electrónicos pocos llegan al número 10. Bucanero alcanzó la treintena de números pero con un concepto diferente y si hubiera sido en base a suscripciones, que nunca llegaron a más de treinta, seguramente sólo hubiera habido una pequeña serie de diez, cuando mucho.
El hecho es que me pareció la manera más a mi alcance dedicarle este primer número al Maestro Ferríz, mientras puedo terminar un trabajo regular de investigación y hacer una edición especial dedicada a su trabajo creativo en ajedrez y a una pequeña colección de sus partidas. El chiste es que en la Internet quede una memoria sólida de lo que en el ajedrez mexicano representó. Y al quedar en Internet uno tiene la seguridad que durante mucho tiempo y con muchas personas habrá un testimonio de lo que fue el Maestro Ferríz para el medio ajedrecístico mexicano.
Anteriores experiencias de publicar datos sobre la historia del ajedrez mexicano me han enseñado que mis artículos van pasando de sitio web a blogs, de blogs a blogs y de blogs de nuevo a sitios internet y así, en diversos idiomas y en diversos grupos de aficionados, van quedando rastros de la memoria histórica del ajedrez en México. Un artículo lo he visto traducido en cuatro idiomas y puesto en más de quince sitios, las más de las veces ni me avisan, y veo citas de mis artículos en todo tipo de publicaciones, lo que me hace constatar que no escribo para el aire, que ya hay lectores consistentes.
Así me animo a seguirlo haciendo, sabiendo que lo hago con la intención de hacer un bien. Con eso estoy satisfecho y si tengo energías, seguiré escribiendo.
Bucanero de Ajedrez por ahora se reparte gratuitamente en las posibilidades de mi directorio de ajedrez recopilado en base a quienes me escriben para preguntas, avisos y otros correos. Es un servicio para todos los alumnos de las clases via email y para los usuarios de mis servicios. Posteriormente veré si hacer listas de suscripciones, por ahora basta solicitarlo.