1 jun. 2009

Sobre Fischer y su acervo.


Es una pena como le hicieron perdidizo a Fischer parte de su acervo, como él lo manifestó reiteradamente en la prensa. Lo curioso es una historia de que él supuso que eso pasaría y mucho del material fue digitalizado y ahora abundan copias en PDF de los manuscritos y escritos mecanografiados, así como de libros con anotaciones personales. El estudio que hizo el MI Robert G. Wade sobre la historia creativa de Spassky en matches y que estaba en cuadernos engargolados, uno en blanco y otro en negro, dependiendo de que color tuviera Spassky en las partidas, esta circulando por sitios web rusos, lo que quita mucho de la exclusividad y causará menos interés.
Prácticamente el material que ahora en lote se subasta se halla en su mayor parte, sobre todo lo editado en Rusia antes de 1990, en la red al alcance de todos. Lo que si me gustaría saber es el fin de otra memorabilia de Fischer como cartas de Kissinger y de Nixon que mencionaba Fischer en sus reclamos.
Muchos libros están surgiendo sobre Fischer pero será muy difícil que superen trabajos como el Kasparov en “Mis Grandes Predecesores” o el del GM Soltis “Redescubriendo a Fischer”, o el interesante y simplemente notable de Agur. Se ha escrito ya muy buen material sobre Fischer y es difícil agregar algo nuevo. Lo curioso es que algunos villamelones, con casi nulo conocimiento de Fischer y sin siquiera haberlo visto ni de lejos, se estén atreviendo a escribir libros sobre un tema que desconocen. En una entrevista en Radio de un audaz autor en un breve lapso de 2 minutos hizo al menos una docena de afirmaciones totalmente absurdas y dio datos inexactos de hechos muy conocidos sobre Fischer, incluso ni siquiera pudo establecer cuando fue que Fischer pasó más de seis meses en México.
Lo bueno de que Fischer se haya puesto de moda de nuevo es que muchos jóvenes estudiarán sus partidas y descubrirán que son muy instructivas.
Varios filmes muy malos están siendo difundidos sobre Fischer, pero en la red todavía no aparece el filme más interesante: “Fischer en el Tren el Andaluz” que parece que muy pocos tenemos copias de esta serie de entrevistas al ritmo del tren más interesante de España y donde se aprecia un Fischer muy culto y con un castellano notablemente bien articulado.
Muy interesante es el material fotográfico y en video que la GM Susan Polgar ha estado sacando del closet sobre la época que Fischer pasó en Budapest.
Sobre la venta de un lote de libros y revistas que pertenecieron a Fischer, me gustaría saber que tan legal es vender algo que el propietario original, Fischer, tantas veces manifestó como “robado” o cuando menos de “propiedad discutible”
Otra injusticia que se le ha hecho es el de mencionar superficialmente que Fischer negara la existencia del holocausto, cuando muchos amigos y personas cercanas al Gran Maestro, afirman que no hubo tal negación, además de que la versión de un fuerte antisemitismo existía en Fischer no parece tan claro si mantuvo fuerte amistad con familias judías, como por ejemplo la familia Polgar. Lo que si parece tener bases sólidas es que creció en su corazón un fuerte rencor por el gobierno de Estados Unidos, pero eso lo explicaría mejor Gore Vidal, excandidato a la Presidencia de los Estados Unidos, en varios escritos que muestran argumentos similares a los que Fischer esgrimía.
En fin, a un mexicano que sabe como se estuvo exhibiendo en circos la momia de Fray Servando Teresa de Mier, procer de nuestro movimiento emancipador del Imperio Español, no puede extrañar que personas ajenas a Fischer estén vendiendo parte de los libros personales del Campeón Mundial del match de 1972 en Reykjavik y que muchos reconocemos como el gran promotor del ajedrez.