22 jun. 2009

La Enfermedad de Ajedrez


Morbus Schacchorum).

Entre las enfermedades infecciones hay una cuyos síntomas son bien conocidos por las esposas de los jugadores de ajedrez denominada la enfermedad de ajedrez o en latín morbus schacchorum. Tal vez pueda ser interesante para los lectores conocer algunos aspectos de esta enfermedad, anotaciones que pudieran ser útiles para algunas de sus victimas.
Etiología.
El agente que causa esta enfermedad aún no ha sido descubierto. Pero esto no debe desanimarnos: También actualmente ignoramos los gérmenes que causan la flojera, la ebriedad, el enamoramiento etc. Fuera del organismo humano aún no ha sido cultivado. Un profesor de una universidad en Estados Unidos piensa que él podría tener éxito en hacerlo si él pudiese disponer de un fragmento de tejido del cerebro de un jugador de ajedrez vivo (aficionados, tomen nota). Pero sería prematuro concluir de lo anterior que la ciencia no está en posición de afirmar la existencia de este germen. De hecho no hace mucho que se descubrió que cuando los glóbulos rojos de un ajedrecista son colocados muy cerca de un tablero de ajedrez, inmediatamente comienzan a pelear uno contra otro. Esto significa que el germen existe en la sangre.
La Infección, sus fuentes y sus caminos.
Esta comprobado que el germen de la enfermedad de ajedrez existe en la sangre, en las glándulas, en el hígado. Es notable que una vez que una persona ha sido victima de esta enfermedad, él mantiene este germen por el resto de su vida en su sangre, etc. El es portador del germen del ajedrez hasta su muerte. Por supuesto esto no debe tomarse como que significa que él sufrirá el mal todo su vida, pero significa que la enfermedad revivirá periódicamente. Se ha constatado en círculos científicos que el matrimonio tiene un efecto calmante en las victimas de la enfermedad de ajedrez. Durante unos pocos años siguientes al matrimonio el morbus schacchorum permanece latente, pero este período no dura mucho. Rápidamente el paciente siente una vez más los síntomas de la enfermedad y muy a menudo más duramente que antes. También es de apuntarse que el germen no ha sido descubierto en animales. Se supone que se necesita el intelecto para mantenerlo vivo. Tal vez (al menos en la opinión del profesor de una universidad de Estados Unidos, ya mencionado), es debido a este hecho que Ministros, notarios públicos y recolectores de impuestos, raramente caen victimas de la enfermedad de ajedrez y en cambio, en afirmación de un profesor de un liceo en Israel, los judíos, una raza brillante, según la misma opinión del profesor de Israel, en todo lo que concierne al intelecto, tan a menudo les pega.
La infección es directa o indirecta; directa cuando toma lugar a partir de un receptor (por ejemplo de un enfermo de ajedrez a alumno), indirecta cuando sobreviene de un libro, un sitio web, una revista, o una lectura como esta.
Factores Suplementarios.
En los países nórdicos, el invierno parece ser la estación en el cual el morbus eschacchorum, igual que la gripe, alcanza su apogeo, probablemente debido a que el clima es más cálido en el interior de una casa o club de ajedrez que al aire libre. No obstante, en México se desata durante la semana santa, ya que en esa fecha tradicionalmente se desarrolla uno de los torneos más importantes del año. Se ha descubierto que esta enfermedad ataca particularmente a personas de ciertas profesiones, como por ejemplo profesores, doctores, personas que viven en pensiones de retiro, prisioneros, etc. Es peculiar que en México, en las décadas anteriores a la actual, casi todas las victimas eran del sexo masculino; pero poco a poco se ha estado incrementando el número de afectadas del sexo femenino. Algunos misóginos decían que esto era debido al hecho de que el intelecto es necesario para mantener el germen con vida. Pero otros aseguran que es debido al hecho de que los hombres poseen un cierto instinto de lucha en sus sistema.
Síntomas.
Evolución: al comienzo de la enfermedad, el paciente sufre de fiebre de ajedrez. Continuamente quiere sentarse frente a un tablero de ajedrez y jugar partidas. Es característico de este período del desarrollo de la enfermedad, la manera en que empuja los peones y las piezas adelante sin mucho pensar. Rápidamente, sin embargo, tras perder varias partidas, que él comienza a notar más claramente que jugadas hacer. Ya para entonces conoce unas cuantas jugadas de las aperturas principales, esta consciente del significado de “toma al paso”. Podemos decir que esta en el “Fastigium stadium”. Durante este período usualmente pretende afiliarse a un club, o asiste a centros de ajedrez. Empieza a participar en torneos de clubes o escuelas. Visita y navega en sitios web y pone las palabras “ajedrez” y “chess” en un buscador como Altavista y Goggle y se regocija de que aparecen unos cuantos millones de referencias y se prepara a ver unas cuantas decenas. A partir de ese momento la enfermedad se desarrollará en una de tres direcciones:
A) Si la victima juega bien, ella estudiará el ajedrez más profundamente y puede, a su debido tiempo, llegar a maestro;
B) Si el paciente juega moderadamente, él continuará jugando más o menos regularmente, pero no dejará de explicar a sus oponentes que él jamás se preocupa en estudiar teoría y que desdeña el conocimiento ajedrecístico.
C) Si el juega mal, él preferirá los problemas de ajedrez, estudiar para arbitro, o pretenderá ser político y dirigente de club, asociación o federación, o en el mejor de los casos, buscará que su hijo juegue ajedrez. En este último caso, a veces aparece una complicación en la enfermedad, cuando el paciente canaliza sus frustaciones en el ajedrez hacia sus hijos y les reprocha cuando pierden partidas que él mismo no tiene ni idea de cómo salvar.
Estado de la lengua: como en muchas otras enfermedades, el estado de la lengua es importante. Al principio de la enfermedad el paciente se inclinará a desarrollarse como crítico durante las partidas de jugadores más fuertes. El insistirá en hacer que los presentes pongan atención a fuertes jugadas que ellos no notaron y él si. Este período dura usualmente hasta que un jugador fuerte, lo que cada club tiene, definitivamente cierra la boca de tal crítico.
Diagnóstico.
Reposa sobre el reconocimiento sistemático de los síntomas. Cuando se está presente en un club de ajedrez, uno rápidamente reconocerá a las victimas y al período de evolución de su enfermedad. En la práctica se ha hallado mucha dificultad a tener un cambio a la reacción descubierta por el profesor de Estados Unidos (ver atrás).
Tratamiento.
El tratamiento de esta enfermedad es profiláctico y curativo.
Profiláctico: esta demostrado que es imposible mantener a una persona inteligente libre de la morbus schacchorum una vez que el conoce el movimiento de las diferentes piezas de ajedrez. Curativo: la enfermedad jamás cede. Es sólo posible mitigar sus efectos por medio de aplicaciones de derivativos tales como alcohol, mujeres, juegos de azar, etc. Pero tarde o temprano la enfermedad de ajedrez retornará ya que una vez uno se vuelve ajedrecista, siempre será ajedrecista.
(De las notas del eminente profesor y estudioso del Morbus Schacchorum del laboratorio extramural de la Universidad de Lovaina, Dr. F. Peeters, quien se ha empeñado en negar la autoría, pero cuyas notas manuscritas fueron guardadas en el archivo de mi abuelo, al posponer indefinidamente la presentación de este estudio en un Congreso de Medicina en la Ciudad de México convocado en las mismas fechas de un temblor, según dicen, pero no me consta. ROV.)