26 jun. 2009

No hay que burlarse del Futbol, el ajedrez mucho peor.


Para los ajedrecistas que se burlan de los resultados del futbol contra sus contrapartes miembros de CONCACAF, para los que se entristecen que a nivel centroamericano y del Caribe el futbol mexicano este a media tabla, a pesar de competir con países de una décima del tamaño poblacional de México y de una vigésima de su producción; debieran ver lo del ajedrez.
En 1971 fuimos campeones centroamericanos y del Caribe por equipos, luego de 1972 a 1976, segundos lugares después de Cuba, aunque individualmente se superó a Cuba en 1975. Pero ahora en 2009, los representantes mexicanos quedaron casi últimos, después de cubanos, venezolanos, colombianos, costarricenses, salvadoreños, etc. Esos son los resultados del Torneo Zonal. Ignoro como se seleccionó a los representantes. Incluso me dio mucho gusto al inicio del evento ver que el talento juvenil más destacado de México estaba presente. Un muchacho que tiene mucho más talento natural que lo que se observaba a otras tres promesas del ajedrez mexicano en su época y que ahora son Grandes Maestros. Una verdadera promesa, que en las pruebas que se le hicieron con el sistema de detección de talentos rebaso las marcas de muchos grandes jugadores y dio resultados casi idénticos a los que dieron grandes promesas como el GM Chejov, el GM Lernier Domínguez y el GM Navara. Pero de alguna manera no tiene la capacidad de trabajo que los citados, o no toma con la seriedad debida, correspondiente a su talento, el trabajo duro para perfeccionar su ajedrez. El caso es que tuvo un resultado decepcionante, con lo que incluso bajará su rating, lo que en un jugador juvenil es preocupante, pues lo normal es que en cada evento tenga un desempeño superior al de su rating, caso contrario es señal de que las cosas van muy mal.
El caso es que los dos representantes de México, a nivel Centroamérica y del Caribe, en 2009, a más de 30 años de que México se colocaba sólo después de Cuba en el área, ocuparon malos lugares y nos demuestran de que estamos en ajedrez peor que en futbol.
Revisando la historia de los zonales desde 1969 a la fecha, los torneos centroamericanos, etc; tras cuarenta años de eventos cotejados, este es el peor resultado y muestran que en el área “CONCACAF”, el ajedrez mexicano está muy por debajo de lo que estaba hace cuarenta años. Claro que nada más a nivel representaciones nacionales. Pues de 2007 a 2009 se gastó más dinero en ajedrez en México que nunca, millones de dólares, mucho más que en Venezuela, Cuba, Colombia, Costa Rica y El Salvador juntos. Sobre el papel tenemos más jugadores de ajedrez que los cinco países centroamericanos juntos. Sólo un estado reporta 700 jugadores de ajedrez afiliados, aunque en sus torneos nunca juegan más de 150, incluso en un magno torneo abierto en 2008 participaron más jugadores foráneos que locales, sin contar niños, que parecían ser usados para llenar el lugar.
El caso es que cada evento internacional oficial, sin hablar de los “Mundiales Abiertos” en donde se envían niños que luego quedan detrás de 30 países con bajo desarrollo del ajedrez como Namibia, Zimbawe, Guyana, Grenada, Martinica o Kenya, las representaciones nacionales de ajedrez ocupan lugares muy por debajo de la media general de otros deportes. Si por lo general en otros deportes se ocupa, como promedio, el lugar 28 mundial, en ajedrez andamos por el 43, aunque en las Olimpíadas de Ajedrez últimamente andemos por el 60. Hay deportes en que se logran primeros y segundos mundiales, pero es muy raro. La CONADE pone como norma estar entre los 16 lugares del mundo para ser tomados en cuenta con presupuesto para las Olmpíadas, pero en ajedrez se hace de la vista gorda y como sus “técnicos” no tienen ni idea, pues más o menos aceptan que se participe en eventos donde se logran lugares muy malos. Y así seguimos en el Turismo deportivo.