4 mar. 2014

Diversos métodos para entrenarse en ajedrez y una metrología para evaluarlos.




Hay muchos caminos que pueden llevar a la meta dorada buscada por el ajedrecista ambicioso, no sólo uno y el camino de cada uno se hará al andar. Ya decía un ilustre académico mexicano, el Dr. Pablo Gonzalez Casanova
“Toda búsqueda de un sola lógica, de una sola matemática, de un solo método, llevó a sus autores al fracaso, no sólo en el terreno científico y filosófico, sino en el político"
Las escuelas de ajedrez mas prestigiosas del mundo como la rusa, la ucraniana y la armenia tienen guías generales que dan amplio margen de maniobra a cada entrenador, pero a la hora de decidir presupuestos gubernamentales se ha buscado un instrumento para medir la efectividad e incluso el potencial de cada método, o mas bien dicho, submétodo dentro de la tendencia básica de cada escuela nacional.  Se acepta que no hay grandes secretos, sino miles de pequeños secretos.
Refiriéndose a un trabajo hecho por Mijail Tal sobre el cálculo de combinaciones, el destacado teórico Yacob B. Estrin dijo:
"Quienes al leer estas líneas esperen encontrar en ellos recetas prefabricadas sobre como calcular con exactitud una larga combinación (sobre el tablero) quedarán defraudados, y no porque el GM  Mikhail Tal rehúse revelar sus secretos, sino sencillamente porque tales recetan no existen." Claro que hay fórmulas, sistemas, planes de entrenamiento sumamente experimentados y elaborados, como lo atestigua una bibliografía pública enorme y una gran cantidad de pequeños manuales y guías elaboradas localmente por los grupos de entrenadores y que ven la luz en tirajes pequeños, no sólo ahora, sino también los hubo muy abundantes en los tiempos en que las ediciones de ajedrez en la Unión Soviética rompían records.
Artículos en la internet en que los entrenadores expresan sus ideas y métodos personales son miles ya en Internet. Inclusive al visitar un sitio que  se le llama Internet Archive Way Back Machine en https://archive.org/ uno puede ver artículos de hace más de 15 años de sitios ya desaparecidos con artículos muy interesantes publicados en Internet por grandes entrenadores que nunca vieron la luz en libros y se perdieron en la red, y que solo a veces pueden ser rescatados en el Way Back Machine . El caso es que en tantas propuestas, los consejos de entrenadores para decidir que vale o no vale la pena propiciar o rescatar, ha ido elaborando una metrología para poder comparar unas con otras y asignar recursos. Hay propuestas muy buenas hechas por entrenadores con poco prestigio y nivel en lo que toca a títulos y otras mediocres escritas por plumas prestigiadas y que tienen trayectorias impresionantes, por eso la metrología anterior basada en las trayectorias de los autores fue perdiendo validez y se tiene que recurrir a una más precisa. Además se da mucho el conflicto entre entrenadores que tienen una pila de alumnos sumamente exitosos y que demandan apoyo a su ya muy excelente labor.
En la metrología se va elaborando medidas para todo, desde papel de entrenadores, instructores, profesores, sus diferencias en lo que toca a ámbitps y jerarquías, pues si se ha expresado que la importancia del entrenador radicaba en organizar, planificar y crear los métodos de trabajo para lograr la eficiencia en los entrenamientos, estos pueden ser enfocados a muy diferentes niveles y pupilos, y está claro que solo de la organización y el hábito, la dosificación de el estudio y la práctica depende el éxito de los ajedrecistas.
Los responsables de asignación de roles y recursos, de tareas y funciones deben analizar las proposiciones que han hecho y que todavía hacen algunos para establecer un método de trabajo en el ajedrez y así acortar el camino hacia la maestría de los aspirantes que confían su futuro a las organizaciones de enseñanza del ajedrez. Claro que sin esta organización se podrán lograr éxitos pero no mejores ni más duraderos que los que están bien respaldados.
Pero también hay que cuidarse mucho de los que dicen que no hay recetas ni métodos. Normalmente ese argumento lo expresan los que no pueden ofrecer una guía para el entrenamiento de los pretendientes.
Esta metrología tan importante no ha terminado de ser elaborada tras más de cinco años que ante una gran necesidad de consolidar programas de estudio se decidió por elaborarla, pero los avances que se tienen pueden ser, al ser publicados ya en varios sitios, unas guías muy ilustrativas para padres y mentores.
Los entrenadores de más prestigio como Arshak Petrosian, Dvoretsky, Dohohian  y Khalifman se han mantenido ajenos al proceso, pero ya están manifestando sus observaciones, aunque el organismo que debiera poner ojo en ello como la comisión de entrenadores de la FIDE parece no hacer caso más que al asunto de que hay cientos de FIDE trainers que no pagan sus “licencias” y ponerlos como “sin título vigente”, reuniendo un grupo de muchos prestigiosos entrenadores bajo la presión que se les ocurre, mientras se siguen preparando nuevos entrenadores en cursos de 20 horas, para cobrarles su licencia 007.