5 mar. 2014

Evaluar métodos de entrenamiento de ajedrez. Los 300 de Gedeón.



Cuando evaluamos un sistema de entrenamiento debemos tener claro lo que esperamos de los que participen en el entrenamiento, que es:
Reaccionar de una manera positive a su experiencia de Aprendizaje (nivel 1) , aprender información crítica (nivel 2) , cambios en conducta como un resultado de lo que los jugadores han aprendido (nivel 3) ., y esperamos que los cambios de conducta produzcan mejores resultados.(nivel 4)
Reacción, Aprendizaje, Conducta y Resultados.
¿Cuáles son los resultados que se desean?
¿Qué es lo que tiene que hacerse?
¿Qué capacidades y habilidades necesitamos para lograr esos resultados?
¿cómo podemos organizar nuestra solución de tal manera de que las personas reaccionen favorablemente a ella.
Así evaluaremos el entrenamiento.
Cuando se habla de metrología, de medición, poner a prueba y evaluación, uno tiene que remontarse muy atrás para encontrar el primer procedimiento escrito sistemático de evaluación.  Hay que irse a la Biblia y el juez Gedeón.
El pueblo de Israel estaba oprimido por los madianitas y y pidió ayuda a Dios para que les librara de esta opresión. Gedeón , de la tribu de Manasés , fue el elegido por Dios para liberarlos de los  ataques madianitas y le mandó que destruyera el santuario que habían construido a Baal y levantar un altar al Dios de Israel. Los madianitas, por su parte, habían acampado para realizar un nuevo ataque. Entonces Gedeón envió mensajeros a toda su tribu para que le siguieran y hacerles frente. También las tribus de Aser, Zabulón y Neftalí acudieron a su llamada.
Pero antes de que comenzara la batalla, el Señor dijo a Gedeón : “Traes tanta gente contigo que, si hago que los israelitas derroten a los madianitas, van a alardear delante de mí creyendo que se han salvado ellos mismos. Por eso, di a la gente que cualquiera que tenga miedo puede irse a su casa”.  Dios pensó que si ponían a prueba su poder, él debía a poner a prueba su fe. Muchos israelitas se fueron, pero todavía eran demasiados. “Dios decidió que había que hacer más pruebas de selección,. Así que Dios propuso a Gedeón que los hombres bebieran agua de la corriente del río y mandara a casa a todos los que bajaran la cara para beber. Gedeón se quedó con los hombres que al beber mantuvieron la cabeza alta, vigilantes. Eran 300 hombres los que lucharían contra un ejército de 135.000 soldados. Gedeón junto a los 300 elegidos venció a los medianitas.
Así, entre tantos libros y métodos, debemos ponerlos a prueba y quedarnos solo con los mejores.
En los entrenamientos hay eso de riesgo y confianza, pues invertimos nuestro tiempo en la esperanza de que será para lograr nuestro progreso. Pero no hay garantía..
El primer sistema de evaluación de métodos de enseñanza de ajedrez lo trabajo el maestro Modell, admirador de Gedeón y quien usaba esta historia para ilustrar esa idea, incluso en los primeros tiempos del régimen soviético, cuando sus dirigentes no gustaban de usar ejemplos bíblicos. Pero es una clara muestra de un procedimiento de evaluación.

Cuando llega el momento de aplicar los cuatro niveles, se decía que el entrenamiento debería ser Práctico, Interesante y Entretenido o agradable, o sea PIE, para dar PIE al avance.
Reacción, Aprendizaje, Conducta y Resultados, con PIE.
 Los alemanes hablaban de otras partes del cuerpo sobre capacitarse, decían las tres haches:  “Haupt, Hart und Handen. Cabeza, Corazón y Manos, en español. Ganar la Cabeza, con Interesante, el Corazón  con lo entretenido y agradable, y las manos con lo práctico.
Si uno quiere evaluar su plan de entrenamiento, piense en los cuatro niveles: Reacción, Aprendizaje, Conducta y Resultados: Reaccionar de una manera positive a su experiencia de Aprendizaje (nivel 1) , aprender información crítica (nivel 2) , cambios en conducta como un resultado de lo que los jugadores han aprendido (nivel 3) ., y esperamos que los cambios de conducta produzcan mejores resultados.(nivel 4)
De acuerdo a Modell y sus colegas como Romanovsky, para diseñar los entrenamientos hay que considerar un proceso de diez pasos:
1. Determinar necesidades.
2. Establecer objetivos
3. Determinar contenidos de los temas. (currícula, bibliografía, etc.)
4. Seleccionar participantes
5. Determinar la mejor agenda, calendarización (syllabus)
6. Seleccionar las facilidades apropiadas. (ámbitos, equipos materiales)
7. Seleccionar los instructores apropiados.
8. Seleccionar y preparar los apoyos  audiovisuales.
9. Coordinar el programa
10. Evaluar el programa.
No por nada, esos pioneros de la enseñanza del ajedrez en la Unión Soviética prepararon en tres años más de 4000 instructores que darían servicio a 2 millones de escolares, para una gran pirámide educativa que derivó 20 años más tarde en un ejército de los mejores jugadores del mundo que dominaron medio siglo al ajedrez mundial y aun siguen marcando pautas actualmente.