14 feb. 2015

Computadoras y Tablets en ajedrez, cuando usar unas y otras.




Vivimos en la era de la tecnología. Lo que la tecnología puede hacer inmediatamente se encuentra disponible para todos.  La informática es una de sus facetas que mayor impacto han causado desde mediados del siglo XX a este momento. Se puede decir que también es uno de los aspectos en que la tecnología avanza a mayor velocidad y colabora para que los demás aspectos avancen. Como todo, tiene aspectos negativos y positivos, dependiendo de que uso les demos.
De la informática podemos mencionar que esus éxitos más importantes se encuentran en el terreno de la comunicación de ideas y de información, siendo en este campo el almacenaje de datos, su procesamiento y distribución.
Cuando la informática comenzó a aplicarse al ajedrez a finales de la década de los años 70 del siglo XX, fue causando una pequeña revolución que ha ido creciendo.  Los jugadores de ajedrez utilizaron primero  el procesamiento de datos y la obtención de la información sobre aperturas, que dio vuelo a una industria de gran mercadotecnia en que la recopilación y publicación de datos sobre teoría ajedrecística encontraba cientos de adeptos. Siempre ha habido mucha información de aperturas desde los voluminosos “manuales” de más de 1000 páginas de Von Bilguer a finales del siglo XIX. Pero no tan grandes que las computadoras no hagan fácil procesar la información y ahora tenemos bases de 6 millones de partidas y surgen libros impresos electrónicos, pasando de compendios gigantescos que van desde los informadores yugoeslavos hasta el Chess Publishing, los Chessbase Magazine.
Los libros tienen el problema de costo de impresión por hoja y como hay tanta información, procesarla e imprimirla haría que un libro completo sobre solo una apertura tendría más de 5 000 páginas. Ese libro no se vendería por costoso y no vale la pena publicarlo más que en muchas partes. Se ha hecho parcialmente así y ha sido un fracaso comercial.
La necesidad de tener una computadora para el ajedrez se ha impuesto en los últimos años y esto ha sido motivo de una brecha entre ajedrecistas que los divide por su capacidad económica.
Por eso el que las tablets puedan hacer la mayor parte de lo que hacen en ajedrez las computadoras, ayuda  a que se disminuya una brecha. Un niño o joven talentoso no necesita, como hasta hace muy poco, invertir necesariamente 3 o 4 mil pesos para comprar una computadora básica, sino con 700 u 800 pesos se hace de una tablet aceptable.
Lo que cuenta más son los programas. Hasta hace muy poco todos los programas importantes para el ajedrez en computadora estaban hechos solo para PC. Versiones “Similares” de Chessbase, lectores de PGN, lectores de PDF, que se podían conseguir con enormes bases de datos y colecciones de libros por solo unos 2 o 3 mil pesos, requerían la PC y no se podían usar para tablets. Pero en 2014 comenzaron a adaptar todos esos programas para tablets y así las colecciones que se usaban para PC, con los programas adaptados para sistemas y plataformas Android, se pueden usar en tablets.
Tiene uno así varias opciones: Tener una PC con todas las colecciones de libros y bases de datos; tener una tablet con el mismo material mencionado para PC pero adaptado para tablet, o la mejor alternativa, tener PC y Tablets.
Por supuesto que el común denominador en esas tres opciones es lo importante: Las bases de partidas y análisis en formatos PGN para ser vistos en programas estilo chessbase y los libros en PDF, revistas, etc; para verlos en las pantallas de las compus o tablets. Ejercicios para entrenar, programas para hacer análisis o presentar ejercicios para resolver en pantalla, recopilación de partidas a estudiar, son lo más importante y no necesariamente muy caro.
Si uno entra al mundo comercial “normal”, requiere unos mil dólares, pero en similares no pasa de 200 dólares, y se pueden usar en ambas plataformas, PC o tablets.  Además para un grupo de amigos, basta copiar y repartirse el costo.
Entonces supongamos que ya se tiene material de estudio, tablet o PC, ¿Qué más falta?
Aquí dicen que lo más importante ante un acervo es el “curador”. En un museo “el curador” es un experto que sugiere que es lo relevante que hay que exponer y como. Es un especialista que conoce todo el amplio material y selecciona lo que es realmente importante. Como un museo no puede adquirir todo, ni exponer todo en sus salas, el curador es muy importante. A un museo lo marca el curador. A una exposición, o a una colección particular, lo marca el curador. Si el curador es muy bueno, su selección es una garantía de calidad. En ajedrez la función de curador, de seleccionador de material de estudio a reunir y como estudiarlo, la realiza el entrenador. Si usted tiene un mal curador-entrenador, estudiara libros menos relevantes y de manera ineficaz. Consecuencia: avanzará menos y más lento. En el ajedrez competitivo quedará rezagado respecto a sus oponentes. Todo mundo, mas o menos, tiene ya acceso a la información. Ahora la diferencia esta en saber separar lo relevante de lo irrelevante, usarla bien. Esto, junto a los métodos de razonamiento y la sicología, es lo que hace la diferencia entre los jugadores; sin olvidar un aspecto fundamental y casi olvidado por los ajedrecistas, la condición física. Todos los ajedrecistas se evalúan con rating y miden así sus progresos, pero nunca se miden en rating de condición física y no pueden ver sus progresos y descensos hasta que se reflejan en el rating. Lo mismo la evaluación de la condición sicológica. Aunque influyen en el rating, nadie se las mide por separado y eso causa que no se pueda uno explicar que por mucha información que obtenga, mucho que entrene, no sube tanto de rating como esperaba. La razón es que ignora los subratings de su condición física y sicológica y no trabaja en mejorarlos.
Pero pasemos más al asunto de cuando usar tablets y cuando usar PC. Es similar a lo de cuando usar computadora de escritorio o notebook. Normalmente todo lo que hay en una PC de escritorio cuesta el doble en una notebook, excepto los programas y contenidos de que hablábamos sale como en 200 dólares en versión barata.
Muchos aceptan pagar el exceso de costo de las notebook por su portabilidad y algunos caen en el error de tener solo una notebook para trabajar, y desdeñan las de escritorio. Claro que cada descompostura o mejoramiento de una notebook sale carísimo comparando el costo de lo mismo en una PC. Lo mejor sería tener ambas, pero si tiene que tener solo una, compre la de escritorio.
Las notebook eran necesarias para viajar a torneos donde uno se podía preparar, como los internacionales a round robin. Pero con tantos torneos suizos de un día o hasta tres días, no tiene caso. No vale la pena el exceso de costo.
Ahora con las tablets, las notebook pierden su principal atractivo de fácil tranportabilidad, siempre que las tablets hagan lo mismo.
En casa hay que trabajar con PC y preparar los archivos que pondrá en un stick de 4 a 16 gigas que colocará en la tablet.
Hace diez años uno tenía una PC con dos gigas de disco duro y con eso bastaba para el ajedrez. Ahora puede cargar 8 veces más, así que puede tener 1000 libros en PDF y 3000 en PGN, para usar con la tablet. Una notebook cuesta barata 3 o 4 mil pesos, igual que una de escritorio muy superior. Hay que gastar solo en la de escritorio y cargar la tablet de 700 u 800 pesos (hay tablets hasta de 10 mil, lo que es un super exceso). Y con eso resuelve.
¿Que su niño ajedrecista quiere tener muchos libros de ajedrez? En lugar de comprarle 10 libros de 400 pesos y gastarse 4000 pesos, cómprele su tablet y unos 2000 pesos de colecciones y podrá acceder a 3000 libros por lo menos. Pero la cantidad no es lo importante. Es la calidad. Necesita “el curador”. Si se ahorra eso, corre el riesgo de perder la oportunidad de hacerse de 300 puntos de rating por los que ya pago comprando sus computadoras. Necesita selección de material de estudio y métodos para estudiarlo. ¿Capito?...