6 feb. 2015

Spassky y la Edad en ajedrez. 3




Los objetivos que se fija un instructor de ajedrez al trabajar con sus discípulos determinarán en mucho lo que será el futuro de sus escolares.
En lo que toca a Spassky no logré tener acceso a las notas de su entrenador Vladimir Zak sobre lo que específicamente trató de hacer con Spassky, aunque si a los archivos de entrenadores de la misma ciudad en los años de 1952 a 1960, que no difieren en mucho a la que fue la época de Spassky, lo que puede orientar en algo sobre la manera que,  como escolar afecto al ajedrez, se trabajó con el futuro campeón mundial.
Las orientaciones que se le daban a los instructores y entrenadores de los centros de ajedrez en la ciudad de Leningrado (hoy y antes San Petersburgo, nombre de su fundación y a partir de 1918 se denominó Petrogrado, ya que esto significaba ciudad de Pedro, en honor de Pedro el Grande, y San Petersburgo era en honor de San Pedro, como le puso el Zar Pedro el Grande por su santo patrón, pero a la muerte de Lenin en 1924 le pusieron Leningrado y al desaparecer la URSS en 1992, decidieron quitarle lo de Leningrado y regresar a su nombre fundacional), eran las siguientes:
“El personal que da clases debe comprender que el termino de discípulos, proviene de disciplina y está debe ser mantenida de acuerdo a los valores socialistas de respeto propio y a los demás, y que solo con estas bases se pueden cumplir los planes de trabajo con los educandos. Presentación aseada de los instructores debe ser ejemplar para los estudiantes. Austeridad y seriedad.”
“Deben inculcar la conciencia de que la inteligencia es una cualidad modificable, que el uso del cerebro por lo general es mucho menor de lo que se podría usar. A mayor ejercicio y uso, se aumenta la capacidad, y que este aumento de capacidad es indeterminado y no tiene límites, pero se logra con esfuerzo constante.”
“Los logros en ajedrez, como en todo, son paso a paso, en el alumno debe fomentarse el ir construyendo poco a poco sus avances. No debe esperar ni en su desarrollo personal ni en sus partidas, grandes saltos de calidad, sino aprender a conformarse en avanzar poco a poco. Una partida se gana a base de la acumulación de pequeñas ventajas y esfuerzo continuo, esperar grandes logros gracias a que el oponente cometa errores graves, daña la capacidad moral del individuo para el trabajo, y debilita el espíritu que debe templarse para el continuo esfuerzo.”
Los educandos deben ser estimulados por su mejoramiento personal, no por los premios o privilegios. Debe desterrarse el stajanovismo y el querer  superarse para destacar y obtener así ventajas sobre sus compañeros, la satisfacción de cumplir con su sociedad debe ser el motor que impulse al esfuerzo”.
“El ajedrez no es fácil y si lo fuese perdería su principal valor que es forjar al nuevo hombre socialista que se esfuerza para el mejoramiento de su sociedad, incluso a costa de su misma comodidad”.
“Los alumnos deben demostrar cumplir diariamente con acciones meritorias, como trabajo voluntario, ejercicios de auto disciplina y conservación de la salud, así como cumplir con las marcas de GTO”. (preparados para el trabajo y la defensa, medidos por su preparación física, su fortaleza de carácter, su prestancia, su disposición a las tareas comunes).
“Los alumnos con deficiencias físicas o problemas de aprendizaje independientes a su voluntad, males congénitos o con enfermedades crónicas o en vías de remedios, tendrán trato preferente, cuidando que no retrasen el desarrollo general de su grupo”
“Los alumnos más avanzados serán canalizados a grupos con especialistas””.
El grupo general nunca debe exceder de 25 alumnos y los grupos con especialistas nunca deben exceder de 5. Los grupos generales pueden ser mixtos, los de especialistas uni generos. Los grupos especialistas de niñas y muchachas deben ser atendidos por entrenadoras mujeres, solo en casos de candidatas a maestras, maestras nacionales o con título internacional podrán ser atendidas por profesores varones, estos especialmente seleccionados por su estricto comportamiento personal”.
“El instructor o profesor debe cumplir las normas de GTO, y los exámenes de salud física y mental semanalmente y el de salud básica diariamente antes de ingresar al aula. Tres fallas en el examen básico significará deméritos, cuya acumulación se castigará según la falta con descuentos de sueldos, suspensión sin sueldo, sanciones administrativas especiales, arresto temporal, arresto semi temporal, conducción a campos de trabajo simple, y conducción a campos de trabajo forzado”. (Solo 6 instructores en la historia del ajedrez en Leningrado fueron conducidos a condenas superiores a un año en un gulag, pero sospecho que fueron más por razones políticas que por otras faltas. En el ajedrez de la URSS, en 60 años solo dos maestros de ajedrez perdieron la vida en prisión, el más notorio fue Vladimir Petrovs, de nivel gran maestro y campeón varias veces de Letonia que “desapareció” en prisión en purgas stalinistas entre 1935 y 1945).
Como todos los instructores debían tener preparación militar, 32 de los adscritos a centros de ajedrez de Leningrado pelearon en la segunda guerra mundial, fallecieron 15 en combate, y 26 fueron condecorados (10 sobrevivientes y 14 de los fallecidos).
A partir de los 15 años, Spassky fue canalizado con un entrenador especial, el famoso “coronel” Alexandr Kazimirovich Tolush (1910-1969, antes de que Spassky fuese campeón mundial ese mismo año de 1969), a quien se le consideraba el mejor entrenador de alto nivel de la ciudad, héroe nacional de la segunda guerra, con 18 medallas por diferentes acciones y méritos, a quien se le puso la tarea de que Boris Vasilievich llegase a maestro internacional antes de 5 años, lo que logró en dos años y llegó a campeón mundial juvenil. Tolush estaba obligado a trabajar 16 horas a la semana con su pupilo, hay datos que su promedio era de 40 horas a la semana, sin cobrar honorarios extras, de hecho recibía únicamente su sueldo de militar que hubiera sido el mismo si no trabaja con Spassky. Como Zak logró que se le diera una especie de sueldo como asistente a Spassky, este prácticamente mantenía a su familia gracias a lo conseguido por Zak, pero también Tolush continuamente apoyaba de diversas maneras, con despensas, libros y apoyo político a la familia Spassky.
Cuando Tolush fue invitado al torneo internacional de Bucarest 1953, con sus influencias, como militar,  logró que se invitara a su alumno Spassky, siendo la primera vez que dos soviéticos participaron en un torneo individual internacional fuera de la URSS que no fuese oficial de las eliminatorias FIDE al título mundial de ajedrez.
Pero muy famoso por su rigor militar, Tolush fue recriminado tres veces por la dirección del ajedrez en la ciudad acusado de maltrato a Spassky, aunque solo verbalmente, pues se dice que aunque coronel, Tolush tenía lenguaje de soldado cuando trataba a Spassky, a pesar de su fama de cortes y comedido con las mujeres, era sumamente rudo con los hombres.
Spassky terminó pidiendo cambiar de entrenador, lo que Tolush nunca le perdonó…
Vladimir Zak, a quien Spassky quería como un padre, siempre afirmó que el gran error de Spassky fue dejar de trabajar con Tolush, un entrenador que todo joven aspirante a jugador de elite solicitaba para ser su entrenador. El GM Sosonko, dice que Tolush entrenó a otros cuatro grandes maestros, pero les exigía fuera en secreto, pues no quería tener la pena de sufrir otro pupilo ingrato como Spassky y que “este hecho fuera público, para solaz de los envidiosos.”