28 feb. 2015

Del Blitz de ajedrez a la evaluación como punto de partida de la superación en ajedrez.




Así como la condición física se puede evaluar, para el bien de la salud física y como medida inicial para trabajar contra la obesidad, se tiene el Programa Ponte al Cien que tanto éxito ha tenido y un impacto benéfico significativo en la salud pública, ya se puede decir que tenemos un Ponte al Cien, mental y ajedrecísticamente.
Había un poco de problema en la selección de los test de inteligencia para evitar los prejuicios del mal uso y la mala interpretación de los test de  Binet y De Groot; y muchos mas en el de ajedrez.
El factor humano finalmente fue insoslayable, pero su intervención requiere el mínimo tiempo empleado para hacer juicios, reportes y recomendaciones.
Aún se está lejos de la precisión de los diagnósticos Ponte al Cien, pero ya es una evaluación aceptable, que al ser cargada en varios programas computacionales nos brinda un perfil del jugador y algunas recomendaciones que permiten a un entrenador completar el diagnóstico en una décima de tiempo del que normalmente ocupan estos diagnósticos antes de la intervención computacional.
Al integrar test que miden memoria, atención, concentración y procesos de razonamiento, no solo para el ajedrez, sino en general, se puede decir que se hace una evaluación integral del individuo.
También se puede abarcar los niveles emocionales y de control de stress, pero no se han querido tocar aún, se requieren más estudios.
Pero ya se puede hacer el Ponte al Cien físico, mental y ajedrecístico. Será una herramienta vital para el desarrollo de cualquier ser humano, pero especialmente para elevar el desempeño en ajedrez de todo ser humano, independientemente de la edad y nivel académico.
Lo curioso es que los dos elementos que me faltaban para establecer “un rating real del desarrollo ajedrecístico, se me ocurrieron al traducir, modificar y adaptar un libros sobre “Blitz” que escribió el maestro Chepukaitis, donde describió como realizar sus estadísticas en Blitz. Fue como cachetada en la cara, la solución ahora se me mostraba clara. Unos experimentos mas y se puede decir que ya tenemos un sistema de evaluación para ajedrecistas.
Bajará mucho en costos, pero como finalmente todo depende del trabajo de un evaluador ajedrecístico, aun se mantiene costoso, sobre 100 doláres el diagnóstico completo, aparte del costo del examen Ponte al Cien, que anda como en $350.00
Eso hace el examen muy asequible, y espero brindar así un servicio muy importante para la comunidad ajedrecística.
Además, aprovecho para anunciar que solo quedan tres tablets para niños e instructores, de 9 pulgadas.
En estos días sale el Bucanero de ajedrez 2 de 2015, marzo