12 feb. 2015

Para la Generación Z, el Ajedrez y la Informática, pueden ser benéficos o dañinos, depende…




Estudios como el publicado en La Jornada de hoy, http://www.jornada.unam.mx/2015/02/12/ciencias/a02n1cie
Nos deben alertar sobre la importancia de estudiar y promover el adecuado uso de las nuevas herramientas que aparecen todos los días para la informática. El problema es que se resiente la falta de personal capacitado para hacer la evaluación necesaria de cada método para el uso efectivo de dichas herramientas. Son tan numerosas y tan variadas, que se necesita un equipo multidisciplinario de gran calidad para dar las normas, o más bien sugerirlas. Es como las reformas educativas firmadas desde el poder, no desde la calidad técnica y moral.
Lo mismo se ven propuestas de colocar el ajedrez en escuelas pero uno se pregunta, ¿hay capacidad para evaluar propuestas? Se observa mucha ignorancia entre los que proponen y los que deciden. Da francamente miedo. Es como decían antes: “La Iglesia en manos de Lutero”. Muchos dirían, sobre todo los luteranos, “¡Que bueno!”. Pero otros clamarían que es una tragedia.
Dicen que todo en el universo era orden, pero que le dieron al ser humano el libre albedrío, y entonces va caos tras caos.
Imagínense que leyeran: “El Gobierno dará 10 millones de dólares para promover el ajedrez en el país”. Primero diría uno: ¡Que bueno!, pero luego surgiría la pregunta: ¿Quién lo va a manejar?. Pues eso ya es historia, varias veces los gobiernos de México han dado millones para el ajedrez. ¿Y que queda? Alguien los desapareció. Y pueden ver si hay billetes quemados en un río. Es más o menos mágico como desaparecieron. Un millón para el ajedrez en malas manos puede ser una tragedia. ¿Quién puede juzgar si las propuestas son buenas o malas? Si las promueve un tipo de Ultra derecha, para los que son anti neoliberales verán sólo un pretexto para robar por medio del ajedrez, si se las dan a un pro comunista, dirán que usarán el ajedrez como lo hizo Lenin en Rusia, o Castro en Cuba, para sus fines de propaganda.
¿Entonces que no den? También sería absurdo, en un país que en un desayuno para anunciar que va a ver un torneo internacional de ajedrez se gastan más que en lo que pagan a maestros de ajedrez por dar un seminario de capacitación y se van a gastar más en imprimir carteles de propaganda que el presupuesto anual para cartillas de alfabetización o para libros promotores de la lectura en el Metro.
Se supone que según la Ley, la máxima autoridad en ajedrez es la Federación Nacional de Ajedrez. ¿Entonces los millones debe manejarlos los directivos? Cada quien de su opinión sobre la capacidad técnica de sus federativos. ¿O una fundación? Las fundaciones no necesariamente tienen capacidad técnica aunque hayan comprado el nombre de Capablanca, no significa que Capablanca participe con algo más con el nombre. Como Capablanca ya no puede cobrar… Mejor le pongan Carlsen, le paguen una lana, y digan Fundación Carlsen, aunque no quiere decir que Carlsen sepa algo de entrenar escolares, el solo pone el nombre por una feria.
Entonces, esos diez millones, ¿pueden ser dañinos para el ajedrez? Tanto como el ajedrez, mal llevado, mal orientado puede dañar a la generación Z. O ser su salvación, todo depende… Si Sancho gobernó la Barataria, y Victoriano Huerta fue loado por tantos…  Cualquier cosa puede pasar.