24 ago. 2012

El Misterio de Spassky.


No sé si es un drama ya o una tragicomedia, el caso es que el GM Boris Vasilievich Spassky está viviendo una situación tan extraña como las que solía vivir su compañero de fama mundial mediatica Robert James Fischer.
Los nombres de varias mujeres lo envuelven en esta historia. Por un lado Marina, su esposa desde hace más de 30 años, Iraida Vasilievna Spasskaya, su hermana, también ilustre por brillo propio y que fuese campeona de la URSS de Damas (juego de damas, aclaro yo). En el otro bando Rimma Bilunova, quien fuese capitán de varios equipos femeniles de ajedrez de la URSS y actualmente dirige la comisión de Veteranos de la Federación de Ajedrez de la Federación Rusa (Rusia como la conocemos coloquialmente, es una Federación de varias repúblicas y su nombre oficial es Federación Rusa), y tiene una reputación de bondad y buena intención, además de aguda inteligencia, en fin es una dama que tan pronto uno la conoce le gana el corazón. Personalmente la he podido ver interactuando con varios grandes maestros de cierta edad, incluyendo Spassky, y podría decir que es una persona de gran calidad humana o la mejor actriz que merecería un Oscar. Realmente a ella le podría uno confiar cualquier cosa. Tenemos también a Valentina Alekseyevna Kuznetsova, inteligente, amable, aunque autoritaria tal vez, pero Spassky la nombró como una especie de agente representante en Rusia.  Hace unos años, allá por el 2000, manejaba Shajmatnaya Nedelya, Semana de Ajedrez, una revista de regular calidad que no llegó al nivel de “64” pero al principio estuvo bien respaldada. El caso es que de las protagonistas del drama, Kuznetzova es la que podría ser más sospechosa, pero creo que entre ella y Spassky había muy buena química y una cercanía de muchos años. Los entrenadores rusos la garantizan plenamente, no puede dar con uno que tuviese una mala opinión de Valentina Alekseyevna. De todas, la que mejor impresión causa y más sólido prestigio tiene es Bilunova.
La hermana de Spassky el 24 de agosto reafirmó su declaración de dos días antes, ya citando el nombre de Kuznetsova, que había acusado a los parientes de Spassky de no haberlo atendido bien, haciendo la observación que las declaraciones de Spassky que aparecieron tras su llegada a Moscú hace unos cinco días parecieran dictadas por Kuznetsova.
De las declaraciones que se adjudican a Spassky en esa entrevista publicada al inicio de la semana podría yo aducir dos incongruencias. Primero, no es exacto que Spassky estuviera aislado desde finales de 2010, pues personalmente hice contacto allá por agosto de 2011 con la presencia de un funcionario de la Federación, para ver la posibilidad de que Spassky estuviera presente en el Carlos Torre in Memoriam de 2012. Por la voz y la imagen, no había duda que con quien estaba comunicándome por Skype era Spassky. Otro amigo, me comentó en diciembre de 2011 que había hablado con Spassky por esas fechas y que le molestaría presentarse en Mérida, Yucatán en silla de ruedas y que apenas daba unos pasos. Lo curioso es que había algunas confusiones para mi si lo que le había dado era un ataque cardiaco o un derrame cerebral, pero ahora me queda claro que era un derrame cerebral. Pero no afectaba mucho el habla.
Iraida , la hermana, de plano acusa a Kuznetsova de que sus acciones arriesgan la vida de su hermano y de que actúa motivada por sus ambiciones y que es la que oculta a Spassky. Añade que por alguna razón Kuznetsova teme a los reporteros.
En esto una persona muy importante del gobierno ruso, digamos como el quinto en orden de poder, es secretario de la Federación de Ajedrez de la Fed. Rusa, ayudó a Spassky a que le dieran sus papeles en la Embajada rusa en París, por lo que hay cerrazón de información. ¿Spassky no tenía pasaporte, o se lo tenían escondido? El caso es que si parece haber escapado, al grado que su esposa estuvo averiguando donde andaba, como lo testifica Friedel en chessbase.com y además Iraida Spasskaya acusa a Kuznetsova de estimular la decisión arriesgada de Spassky de viajar miles de kilómetros, de París a Moscú, a pesar de su mala saludo. Si añadimos que Bilunova, la que parece la más confiable, afirmó que Spassky no recibía la atención adecuada en Francia y que le impidieron viajar a Rusia pretextando su mal estado de salud y luego dice que se tuvo que recurrir a abogados franceses con gran profesionalismo para arreglar la salida de Spassky y que Iraida está en el mismo bando que la esposa de Spassky, se puede decir que si hay una confrontación clara de Bilunova y Kuznetsova contra la hermana y esposa de Spassky.
Claro que uno se inclina a pensar que la más cercana a Spassky sería su hermana y que es natural que ella quiera comunicarse personalmente con él, pero dado que Spassky es una figura pública en Rusia y se viene la Olimpíada, etc., es de suponer que los altos jerarcas del gobierno ruso relacionados con el ajedrez investigarán el asunto a fondo, máxime que tanto Bilunova y Kuznetsova son empleadas gubernamentales y que Spassky está ingresado, según ellas, en una clínica gubernamental, (se infiere, pero no dicen el número, como acusa Iraida, quien teme que este en un departamento sin condiciones hospitalarias), creo que a cualquier reportero ruso le sería muy fácil localizarlo, como ya me afirma lo hizo un amigo mio que presume de haber visto a Spassky charlando en una sala de visitas de la clínica con Kuznetsova, muy contento, pero no ha aportado fotos o evidencias, por lo que queda como simple “rumor”
El caso es que día con día aparece una declaración nueva, pues ya van dos de Spasskaya, una de Marina, la esposa, otra de Friedel de Chessbase, una de Bilunova publicada en  dos sitios rusos de ajedrez, y en las de Iraida, en la segunda, se menciona mucho a Kuznetsova, que aun no declara, pero a la que adjudican muchas de las palabras de Spassky en su primera entrevista en diarios.
Creo la cosa seguirá así, día a día. Si Spassky no tuviera ya 75 años, pensaría que hay un grave conflicto matrimonial, pero por su edad, si se sentía muy mal, a lo mejor solo quiere morir en su país de nacimiento y por las dudas prefiere tratarse en Rusia.
Lo triste es que las dos grandes figuras del match que más hizo por popularizar al ajedrez pudiesen tener un final trágico o triste, en medio de controversias.
Ahora que se filma una película sobre Fischer, protagonizada por el mismo actor que personificó “El Hombre Araña”, uno piensa que estos dos famosos ajedrecistas cayeron en telarañas.  Y Kasparov no canta mal las rancheras…