19 ago. 2012

Internet, y el ser humano “un ignorante saturado de información”


Ignacio Ramonet, ex director de Le Monde Diplomatique, afirma que "La cantidad de noticias en Internet está amenazando con convertir al hombre contemporáneo en un ignorante saturado de información".
Los recursos que nos proporciona el internet son un verdadero tesoro que está ahí, como muchos otros en la vida, esperando solamente que nos conquistemos a nosotros mismos para emplearlos positivamente.
En el ajedrez las noticias se suceden unas a otras y cada vez es más difícil discriminar lo relevante de lo irrelevante, para evitar el saturarnos de información, o mejor dicho de datos.
Entiendo por información, los datos que nos hacen cambiar una conducta anterior, por que los datos que no provocan eso, se quedan en simples datos.
Por eso la frase que habla de ignorantes saturados de información me parece inadecuada, sino quiero pensar que lo correcto es ignorante saturado de datos.
Pero eso es asunto menor comparado con la intención de la expresión de Ramonet.
Hay personas que conocen muchos datos pero no por eso podemos llamarles bien informados, mucho menos cultos y años luz de ser eruditos.
Para estudiar con provecho el ajedrez, recopilar datos, no basta, se requiere tener métodos de estudio sumados al conocimiento, la experiencia bien elaborada y una intuición manejada para  desafíar al vértigo del cálculo, lograr vencer la mal llamada objetividad y alcanzar la segunda naturaleza, la subjetividad y ya podremos hablar que aprendimos a pensar en ajedrez y a sentir las posiciones para responder adecuadamente a sus demandas y así realizar la acción básica del jugar ajedrez:  realizar una toma de decisiones y elegir la jugada siguiente.
Mi iniciativa de hacer una publicación estilo “Selecciones del Reader`s Digest”, con orientaciones de lectura y de metodología para procesar datos que se puedan convertir en verdadera información, nace de la inquietud que me da observar como muchos recién llegados al ajedrez se ven envueltos de unas verdaderas cataratas de información que les amedrenta y les exprime recursos en sus primeros pasos y les inserta mitos en lo que toca al conocimiento del ajedrez y los desvía de la importancia que hay que dar a la comprensión y la imaginación que permitirán la creatividad y los disfrutes sublimes de la practica organizada del ajedrez. Ya decía el “Maestro” Alexander Koblenz, “el sentido de la vida es la creatividad”