21 ago. 2012

Spassky y Kasparov, ¿Tragicomedias?



Hace poco me llamaba la atención que dos excampeones mundiales de ajedrez aparecieran en tantas notas periodísticas, pero parece ser que sus “dramas” estaban un poco exagerados por los medios, siempre ávidos a vender.
Hablando de Spassky, su hermana Iraida Vasilievna Spasskaya fue entrevistada ayer por Soviet Sport, y lo básico, con una traducción más o menos de la entrevista dice:
¿Cómo vió a Boris Vasilievich la última vez?
Él habló excelentemente, y yo misma vi como con la ayuda de un entrenador subió nueve peldaños de una escalera y bajo por él mismo. Quise ayudarle, pero los doctores dijeron que él tenía que hacerlo solo.
Pero él me dijo en la entrevista que fue tratado mal …
Mi hermano no podía haber dicho esto. ¡Aquellas son palabras de alguien más que han sido forzadas en él! Allí simplemente no podía haber sido un mejor lugar para él para recuperarse. Una maravillosa pequeña casa con un jardín en Meudon (un barrio residencial Parisiense), una maravillosa atmósfera, doctores, entrenadores, tres enfermeras de jornada completa. Cada uno se aseguró de que las cosas eran cómodas para Boris Vasilievich. Mi hermano estaba en un estado de ánimo excelente y dijo que realmente le gustó todo.
¿Conoce bien a su esposa Marina Shcherbacheva?
¡¿Conocerla?! La he tratado durante más de treinta años, casi desde el primer día que ella encontró a Boris. Marina es una mujer honorable, y lo que se ha dicho sobre ella es todo difamación. Ella ha hecho todo de modo de que Boris se mejorara.
¿Boris se llevaba bien con su esposa?
¡Él siempre la ponía como un modelo para mí!
El excampeón del Mundo declara que él deliberadamente huyó de París.
Mi hermano ha sido siempre una persona demasiado independiente y toma las más imprevisibles de las decisiones. En este caso, sin embargo, su enfermedad grave le ha traído a un acto de locura. 

Por lo visto, hay mucho aún por saber, ya que parece que manejan en los diarios rusos este melodrama por partes.
De Kasparov que decir. De entre todos los lugares que el super ocupado Kasparov podría estar, escogió andar de “mirón”· del asunto de las Pussy Riots.
Lo curioso es que parecía que todo mundo había estado filmando a Kasparov y uno puede ver lo que pasó durante su detención desde varios ángulos.
Si nos vamos a las leyes estrictas, podrían acusarlo de resistirse al arresto, de intentar escapar después de haber sido ingresado al transporte. Claro que lo de la mordida al policía se puede aclarar en los videos.
Arrestaron, dicen, a más de cien personas ese día, pero en las grabaciones la estrella es Kasparov, que andaba de día libre simplemente mirando. Y dicen que cobra 35 mil dólares diarios por ir a algún lugar.
Recientemente estaba leyendo de un jugador brillante que visitó México en ocasión de celebrarse el Campeonato Mundial Juvenil en nuestro país, aquel evento tradicional y realmente el más importante de todos los “sub” con los que ahora la FIDE llena el calendario estimulando a viajes masivos de niños con sus padres en una verdadera feria de ingresos por el turismo deportivo. Un evento que México ha realizado como sede y que en los últimos años ni envía representante, pues no es tan abierto y no es muy productivo promoverlo.
Pues ese GM Salov, que fuese uno de los jugadores que más respetaba Kasparov, parece ser, por muchos comentarios en Rusia de parte de conocedores del entorno de Kasparov, prácticamente quedó fuera del ajedrez de élite de los cuatro compadres de Kasparov que junto a él ganaban sueldos exuberantes en torneos que Fischer calificó siempre de farsas.
Esos torneos “Grand Slams” que con cuatro a seis elegidos se realizan con grandes bolsas son muy peligrosos de analizar, pues sus partidas a veces tienen cosas inexplicables. Resultados sorpresivos y son peligrosos porque si uno sigue las “recetas” aplicadas allí, pudieran perder pues las posiciones que eligen esos jugadores y que en ese torneo conducen a tablas, en otros torneos pueden ser perdidas.
Los jugadores de élite, la verdadera élite, como las que agrupaba Kasparov, tratan de jugar lo menos posible con grandes maestros que no sean de aquella selección aristocrática. Por eso en Estambul, la Olimpíada, donde los “grandes” tendrían que enfrentarse a la “perrada”, no verán a las estrellas. Ya Carlsen la “regó” la vez pasada y perdió más partidas en una semana que las que perdió en dos años de torneos de élite. No lo veremos en Estambul. Anand, seguro que tampoco. Kramnik viaja un poco obligado, pues en Rusia se cansaron de que gane Armenia o Ucrania. Leko, difícil, Judith Polgar, también difícil. Todo dependerá cual es el plan del Grand Slam.
¿Qué se puede opinar del arresto de Kasparov? Hay mucho teatro de parte del líder de una organización de derechos humanos rusa con sede en Estados Unidos y que son artistas de la recolección de fondos. ¿De qué en Rusia la democracia no existe? ¿En algún lado si? Ahora se creen que algo se logra con las redes sociales, pero yo reflexiono sobre lo que el gran pensador Zygmunt Bauman, creador de la “Modernidad Líquida” dice al respecto:
“Si un chico pasa tres horas diarias en Facebook tejiendo formas de comunicación alternativa, es natural que crea la ilusión de que ha construido un espacio de democracia diferente. Cuando no hay ni una sola prueba de que esta sea efectiva”.
“Cuando sucedió la revolución verde en Irán, Hillary Clinton saludó el nacimiento del nuevo Irán para felicitarse por haber presenciado de la primera revolución de Internet. Se oyeron cosas como que la gente disparó con sus Twitters en respuesta a las balas reales del poder. Luego quedó demostrado que solo unas 60 personas realmente tienen esa herramienta en Irán. Y que al final resultó una revolución de las de toda la vida, en la que la gente se involucró por las vías tradicionales, por el trato personal. Al final, nada cambió, salvo una cosa: nunca resultó tan fácil para la dictadura atrapar a los líderes de la revolución. “
“Solo tuvieron que teclear los nombres en Google. “
“Clinton celebrando la libertad de Internet es un gesto irónico, sobre todo ahora que sabemos que quieren cortarle la cabeza a Julian Assange por emplear la libertad de expresión en la Red.
“Lo que en Irán consideraba un gran paso para la democracia, en EE UU es un atentado contra la seguridad nacional. Es de locos”.
Cuando pienso en Kasparov versus Putin no dejo de pensar en lo que decía Fischer de los matches Karpov versus Karpov. “Tantas malas jugadas de jugadores supuestamente tan inteligentes, solo me inducen a pensar que están escenificando una obra de teatro barata para cobrar boletos caros”