21 ago. 2012

¿Recuerdan como Kasparov atacaba a Gligoric?


En abril de 2003, Goran Tomic, el ajedrecista, no el también famoso entrenador de baloncesto, escribió lo siguiente.

El Sr. Kasparov pedía el bombardeo de Yugoslavia, hace algunos años. Lamentablemente esto también fue realizado. Mi escuela fue dañada (33 ventanas fueron rotas) los niños quedaron muy afectados
El Sr. Kasparov ha mostrado su carácter cuando él atacó a nuestra leyenda del ajedrez, GM Svetozar Gligoric, quién era el árbitro en el match Karpov-Kasparov. Era el primer signo  de que algo estaba mal.
Respetos,
Goran Tomic
Zelenika, Herceg Novi, Yugoslavia
Pueden consultar todo esto en http://ajedrez_democratico.tripod.com/Lev_Hariton-Boycott-Kasparov.htm
La historia es muy interesante. Tras diez años de esto, y muchas cosas más, entender a Kasparov no es fácil. Hay que tomar en cuenta muchas facetas de este personaje por lo menos controvertido, que para variar pretenderá pronto ser presidente de la FIDE.

La prensa es algo muy delicado de manejar, como lo afirmaba en una disputa epistolar el GM Salov con  Leontxo García con una historia:

“Su santidad el pontífice romano (otro sacerdocio instituido por los romanos junto con los feciales mucho antes de la era cristiana; por lo tanto, nuestro colega) llega por primera (y última) vez a un provinciano pueblo de Irún; de repente salta delante de él un periodista-juguetón con la cabeza rapada y de aspecto pícaro y le pregunta: "¿Tiene previsto su santidad visitar unas casas de putas?", - el desprevenido y horrorizado Papa le dice: "¿Acaso hay aquí prostíbulos, hijo mío?". Al día siguiente el titular de 'El País' rezaba: "La primera pregunta del Papa al llegar a Irún: ¿Hay prostíbulos por aquí?".

Friedrich Nietzsche solía comparar la lectura de los periódicos de su tiempo a la diaria visita a la cervecería; hoy día ya parece más a la visita a un burdel.”

(sacado de http://ajedrez_democratico.tripod.com/)

El caso es que ahora se solicitan fondos para apoyar al democrático Kasparov, que públicamente pidió bombardear Iraq, Yugoslavia y no se qué más.
Como dice “Cambalache”
"Que el mundo es y será una
Porquería ya lo sé.
Vaya falta de respeto
Qué desmayo a la razón.
Cualquiera es un truhán,
Cualquiera es un señor ".
Pero escribir contra Kasparov puede ser muy peligroso, uno recuerda a Salov, cuyo entrenador me contó unas historias muy tristes sobre el jugador que pudo haber sido un gran campeón.