10 sept. 2013

Korchnoi en Rusia.




Interesante las respuestas de Korchnoi en una entrevista.
Alexandr Kruglikov:
El ajedrez ha llegado a ser un deporte cada vez más joven en cuanto a la elite. Pero en el último duelo por el título mundial se enfrentaron Vishy Anand y Boris Gelfand, ambos mayores de 40 años. Dentro de poco, el joven noruego de 23 años Magnus Carlsen, que entusiasma a mucha gente, disputará el título. ¿Qué piensa sobre cómo terminará el duelo?
Korchnoi responde:
“Verá, no tengo una estima tan alta de Carlsen. No todos son conscientes de que Anand juega muy bien contra los ordenadores. Casi no hay quien pueda competir con él en cuanto a eso. Bueno, Carlsen también es muy fuerte a ese respecto. ¿Recuerda el duelo entre Anand y Gelfand en Moscú? Gelfand era un oponente que estaba al tanto de las novedades, pero finalmente Anand pudo demostrar que es más fuerte.
Lástima que en esta ocasión no participe ningún jugador ruso en el duelo por la corona mundial. A mí me parece que Vladimir Kramnik, aunque ya ha logrado mucho, sigue evolucionando y mejorando. Hoy por hoy, encuentra continuaciones que antes no se le habrían ocurrido. Fue interesante su partida contra Ivanchuk en la Copa del Mundo. El gran maestro ucranio, según mi modo de ver, carece de energía. Y, vamos, es un bicho raro en general. Tiene muchísimo talento pero el ajedrez no tiene la máxima prioridad para él. Pero en Londres y en el Torneo de Candidatos, Kramnik perdió contra él; de otra forma incluso habría adelantado a Magnus Carlsen. El noruego tiene derecho a retar a Anand por el título mundial solo por la gran cantidad de victorias que ha conquistado. Si hubiese tenido que esperar hasta el próximo Torneo de Candidatos para clasificarse, igual habría sido de otra manera; no se sabe si hubiese triunfado.
Pero las cosas están como están. Opino que Kramnik es el que sigue jugando conforme a la antigua escuela soviética de ajedrez. Además, fíjese que desde hace unos cuantos años ya no existe la Unión Soviética, pero observe los equipos nacionales de Moscú, Nueva York y Tel Aviv. Hay gente que habla en ruso por todas partes. Si hablamos del ajedrez, si discutimos, eso se hace en ruso. La URSS sin duda ha contribuido muchísimo al desarrollo del ajedrez.”
Korchnoi a pesar de tantos años de vivir en Suiza, estaba feliz de volver a San Petersburgo, como si fuera un turista visitó las fortalezas de San Pedro y San Pablo y Fontanka, donde estaba el primer club de ajedrez. Las obras de restauración de los viejos palacios zaristas se acentúo gracias a la celebración del G 20 en la capital de Pedro el Grande. Parece que hasta al Crucero Acorazado Aurora le cambiaron los focos de iluminación, pues los mexicanos que acompañaron al Presidente a San Petersburgo comentaban las estelas de luz.
El clima estaba ideal en estos días, pero Korchnoi solo estuvo cuatro días en su amada ciudad.
Aún recuerdo lo que dijo Boris Spassky cuando vio el caos que sucedió tras la desaparición de la URSS: “Si hubiera sabido que iba a pasar esto, en lugar de tomar el exilio, me hubiese afiliado al Partido Comunista Ruso”
Pero ya los peores tiempos parecen haber pasado, tras tanto dolor y confrontación, y San Petersburgo recibe a sus viejos hijos con nueva cara.