11 sept. 2013

Rex Sinquefield, patrocinador de la Copa de Ajedrez que enfrenta a 4 Grandes Maestros.




Muchas historias se cuentan del filántropo que patrocina el fuerte torneo de Ajedrez que se desarrolla en Missouri, con la participación de los dos grandes maestros mejor ranqueados del Mundo, Magnus Carlsen y Levon Aronian y los dos mejores jugadores de los Estados Unidos en la actualidad, Gata Kamsky y Hkaru Nakamura.
Sinquefield se crió en un orfanato y llegó a ser millonario tras decidir no ser un sacerdote  católico, y estudiar una carrera de finanzas y ser el creador de una compañía dedicada a las inversiones.
Sinquefield, quien se crió  en St. Louis, ingreso a un seminario después de la  high school, pretendiendo llegar a ser un sacerdote. Pero su interés pronto cambio hacia los negocios, dejó el Seminario por la Universidad de San Luis y luego pasó a la Universidad de Chicago a los 26 años, en 1970, para estudiar una maestría en administración de negocios.  Ahí fue influenciado por uno de sus maestros, Merton Miller, quien luego ganaría el Premio Nobel de Economia en 1990.
Tras su retiro de los negocios, Sinquefield ha sido el mecenas del ajedrez en San Luis, y la copa con su nombre, en la que se repartirán $170 mil dólares en premios, es solo una de sus aportaciones, pues en su club de ajedrez han sido contratados jugadores tan importantes como los GM Nakamura y Yasser Seirawan. De hecho Nakamura es el único de los cuatro grandes maestros que compiten en la Copa que reside durante el evento en su propio departamento.
Una de las peculiaridades de esta Copa, es que los boletos para ver el evento se venden en 15 dólares e incluyen bebida y comida, como si fuera cualquier otro tipo de evento deportivo.
Los reportes no indican si ha sido un éxito de taquilla, pero como espectador “on line”, la Copa Mundial FIDE de Tromso fue mucho mejor en el manejo de la transmisión de partidas, aunque a muchos les ha agradado la manera coloquial en que los comentaristas hacen ver sus opiniones, pero creo que en Tromso el nivel fue más accesible y profesional.
Además, era más interesante, pues los del cuadrangular de la Copa Sinquefield se han enfrentado tanto unos contra otros, que sus partidas y resultados son fácilmente previsibles.