19 sept. 2013

La Difícil Historia del Ajedrez, avanza gracias a la computación.




Revisando ejemplares en PDF de la Revista Mérida de Ajedrez, el Boletín de Ajedrez del Club Noriega de Zacatecas, la Revista Mexicana de Ajedrez publicada en el siglo XIX por Manuel Marquez Sterling, la Revista Mexicana de Ajedrez publicada entre 1933 y 1935 por mi abuelo, la revista “Ajedrez en San Luis Rio Colorado editada en los sesentas del siglo XX y más de 100 revistas de ajedrez publicadas en México, cheque algunos datos de dos libros que están dedicados a la Historia del Ajedrez en México y en uno encontré 462 errores en los datos, 23 de ellos contradictorios en el mismo libro, o sea un mismo hecho lo fecharon diferente. En una Revista llamada “Mate” editada a principios de la segunda mitad del siglo XX se publican varios artículos sobre la historia del ajedrez en México, en la totalidad de ellos se pueden juntar 47 datos falsos y 8 contradictorios.
Parece que cada quien escribe de oídas y sin evidencia documental.  Hay errores fáciles de verificar y  se nota la confusión. Pensé alguna vez en hacer una fe de erratas sobre unos libros, pero hay dos argumentos en contra, varias centenas de datos falsos y el escaso número de tiraje que tuvo el libro, que aunque de tamaño un poco voluminoso, no llegó a 700 ejemplares y quizás lo leyó un número mucho menor de lectores que su tiraje, pues no se vendió bien y quedó gran parte de la edición en cajas.
Así como van apareciendo poco a poco publicaciones antiguas del ajedrez en México gracias a los escaneadores que pasan viejos documentos a PDF, cada mes mejoran las posibilidades de aumentar el acervo de documentos sobre la historia del ajedrez en México. En 2011 tenía yo en PDF unos 400 documentos, entre libros y revistas, más otros 500 documentos escaneados a partir de columnas periodísticas publicadas en diarios nacionales, abarcando de 1870 a 1969, y creí que el primer club de ajedrez que con documentos se podía comprobar, fue fundado en 1870. Pero para diciembre de 2012, ya en PDF tenía 3000 documentos entre libros y revistas y otros 6000 a partir de recortes periodísticos escaneados; por lo que pude comprobar con documentos que el primer club databa de 1837, pero ahora ya casi se duplico la cifra de documentos y hay evidencia que el primer club de ajedrez en México ya existía en 1825 y es posible que datase de 20 años antes, pero con documentos se puede probar que en 1825 tenía miembros que aportaban cuotas y un local propio y exclusivo para las tertulias y que funcionó hasta 1836, para luego transformarse en el de 1836.
Poco a poco, se va descubriendo la historia… A pesar de algunas personas que publican datos sin evidencia. Por ejemplo, un viejo bibliotecario cubano que hoy radica en Miami me envió un email que escuetamente decía: “ Manuel Marquez Sterling Loret de Mola nunca tuvo asma, lo mandaron a Mérida para conocer a un primo suyo que era mi abuelo y que quería sumarse a la liberación de Cuba, y a Martí lo conoció en 1878, no como dice usted”. Lo cierto es que la historia del “asma” está sacada de un Diario de Yucatán donde dice “Hace una década llegó a Sisal procedente de La Habana, Carlos Manuel Marquez Sterling y fue recibido por el Dr. Carlos Loret de Mola para tratarse el asma en esta ciudad de Mérida”, por eso seguí lo del asma, además de que en muchos sitios se cita eso. Ahora bien, que Carlos Manuel Marquez Sterling Loret de Mola, fuera primo del Dr. Carlos Loret de Mola, es muy posible. 

De hecho el nombre de Manuel Marquez Sterling debería ser Manuel Marquez Loret de Mola, conservo lo de Sterling que era apellido materno del papá, pues el paterno era simplemente Marquez.  
Mientras de Miami o de La Habana se consiga alguna prueba, el asma de Don Manuel seguirá…